Adiós a Óscar Chávez, máximo referente de la trova en México  - EntornoInteligente

Adiós a Óscar Chávez, máximo referente de la trova en México 

adios_a_oscar_chavez_2C_maximo_referente_de_la_trova_en_mexicon.jpg
Entornointeligente.com /

Fotos: (Susana Montes de Oca y Daniel Luna) 

–> Fotos: (Susana Montes de Oca y Daniel Luna) 

“Hay que verlo como es. Así es la vida: naces, creces, te reproduces (si puedes) y mueres”, dijo Óscar Chávez, en una entrevista hace un par de años en la que habló de la vejez: “Es dramático ver tanta gente desesperada que busca que no se le note la edad, que no se le note la vejez, y que quiere verse joven eternamente. Es una puerilidad humana. Es un hecho natural del ser humano, de todo ser vivo, morir”, dijo entonces. 

La tarde de este jueves 30 de abril, el cantautor mexicano falleció, un día después de haber sido internado con síntomas de Covid-19. Considerado el mayor exponente mexicano de trova con clásicos como “Por ti” y “Macondo”, fue ingresado en la tarde del miércoles con “fiebre, dolor de cuerpo y algunas dificultades para respirar”. 

Por la tarde de este jueves, se publicó un mensaje en el que aún no se tenían los resultados de su diagnóstico por coronavirus: “El Mtro. Chávez sigue estable y muy bien atendido por el personal hospitalario. La prueba para COVID-19 aún está en proceso. Agradecemos nuevamente todas las muestras de afecto y apoyo que han tenido con él”, dice la publicación. 

Sin embargo, a las 16:40 de este día, Alejandra Frausto, Secretaria de Cultura del Gobierno de México, confirmó el deceso del artista: “Una voz de lucha nunca se apaga, gracias Oscar Chavez, tu vida fue un viaje digno de ti. Mi más sentido pésame a sus familiares, amigos y compañeros de lucha y canción. ¡Viva Óscar Chávez!”, escribió. 

“Por fortuna he hecho lo que he querido, hablando de mi actividad siempre hago lo que quiero, tengo la suerte hasta este momento de haber cantado y grabado lo que he querido (…) Nunca pienso en lo que me falta por hacer, creo que lo más importante en mi vida es estar activo en mi oficio”, dijo el artista mexicano en una entrevista con Crónica, realizada en el marco de la celebración del medio siglo de trayectoria. 

Viaje por su historia. El mayor exponente de trova en México nació el 20 de marzo de 1935, en la colonia Portales, de la Ciudad de México, aunque la mayor parte de su niñez y adolescencia la vivió en la colonia Santa María la Ribera. Siempre mantuvo un cariño profundo a su lugar de origen, de hecho, muchas de sus vivencias en los barrios inspiraron sus temas musicales: 

Ahí creció escuchando la trova yucateca, la vieja trova cubana y la canción tradicional mexicana, entre otros géneros, influenciado por su padre, lo que marcó su rumbo: “Yo canto cosas de la colonia, cosas en contra de los virreyes, de los famosos versos del negrito poeta, hay sátiras y críticas, sigues una vertiente de opinar a través de las canciones”, compartió el músico en otra entrevista con este medio. 

Realizó sus estudios en la Escuela Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ha participado en documentales de la historia de México como narrador y en la grabación de programas de radio-drama para Radio Universidad (UNAM). 

Sin embargo, Chávez logró reconocimiento artístico por su incursión en el cine nacional con Los Caifanes (1966), a través del personaje El Estilos, al lado de Julia Isabel de Llano, mejor conocida como Julissa y Enrique Álvarez Félix, hijo de la reconocida actriz María Félix, bajo la dirección de Juan Ibáñez: “Tengo muy buenos recuerdos de ese trabajo, siempre me acompaña, recuerdo que fue en 1966 casi en Navidad”, nos compartió. 

“Mi carrera de actor dejó de suceder, no fue algo planeado, no fue una decisión que yo haya tomado, si hay oportunidades de actuar lo haces, si no, pues continúas, me he enfocado más en la canción, en la música”, añadió el intérprete, quien tiene en su historial más de una decena de filmes en los que ha participado. 

La película que fue polémica en su tiempo, tuvo música inolvidable y momentos audaces, originalmente se iba a llamar Fuera del Mundo, tema que compuso Óscar Chávez a lo que el cantautor platicó a Crónica, “fue una película muy afortunada, a mi vida cayó de sorpresa, en realidad el cine llegó a mí por casualidad, pero sí creo que sigue siendo una cinta entrañable, ya que muestra una Ciudad de México que ya no existe”. 

Fue en Los Caifanes en el que el público escuchó en este filme, estrenado en 1967 en el cine Roble, canciones como “La niña de Guatemala”, “El pájaro y el chanate” y “Fuera del mundo”, que marcaron la trayectoria musical de Chávez, a las que después se sumaron “Macondo”, “Perdón”, “Por ti”, “La casita” y “Hasta siempre”, entre otras. 

“Es una película irrepetible, alguna vez me dijeron que si la volvieran hacer yo qué opinaría, y solo guarde silencio, fueron talentos jóvenes que les resultó el experimento, tanto que en mis presentaciones siempre me piden ‘Fuera del mundo’”, aseguró en aquella charla con este medio. 

Por esos años, antes del movimiento estudiantil Oscar Chávez ya se manifestaba con sus canciones en las facultades de Ciudad Universitaria; temas como “Carabina 30-30” ya sonaban en la Plaza Roja de Zacatenco, la música era también un medio de desahogo desde entonces. 

Los años sesenta se caracterizaron porque las generaciones de ese entonces pedían un cambio ideológico y los artistas y los poetas, y los músicos tomaron sus pinceles, plumas y guitarras, como su defensa contra la opresión. En América Latina la expresión más clara de este contacto en la música es la Nueva Canción. 

En este género destacaron Facundo Cabral, Mercedes Sosa y Víctor Heredia en Argentina; Chico Buarque, Gilberto Gil, Milton Nascimento y Caetano Veloso en Brasil; Víctor Jara, Ángel Parra, José Larralde; Pablo Milanés, Amaury Pérez y Silvio Rodríguez en Cuba; y en México, Amparo Ochoa, así como el propio Óscar Chávez. 

Su producción discográfica se compone de más de 20 títulos, entre los que se encuentra la serie Voz viva de México, en el que recita poemas de Sor Juana Inés de la Cruz, Gilberto Owen y Amado Nervo; varios volúmenes dedicados a la música tradicional mexicana, latinoamericana y parodias políticas y diversos títulos vinculados con movimientos sociales como México 68, Canciones de la Guerra Civil y resistencia española. 

“No hay recetas para componer, nunca sabes si lo que se te ocurre es bueno, malo o regular, hasta que lo enfrentas con el público y ves cómo lo reciben, ya que son el mejor juez. El que grite la gente en mis conciertos es una gran satisfacción, el que a veces responda positivamente a tu manera de pensar, a tu manera de proponer, eso es muy bonito”, nos dijo. 

Sobre sus canciones, el intérprete aseguró: “Debo tener como 200 composiciones, la verdad ya he decidido no contarlas”. Lo que sí es que es conocido por sus canciones de protesta dirigidas principalmente contra el gobierno y la derecha, entre las que destaca “La casita”. Regularmente se acompañaba en el escenario del Trío Los Morales. 

Su historia ofrece momentos memorables en la historia de la canción mexicana como recitales en el Festival de la OTI, el Polyforum Cultural Siqueiros y el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México; en el Festival de la Canción de Protesta, el Festival de Varadero y el Palacio de Bellas Artes de Cuba y en la Plaza Colón de Madrid, España, entre otros. 

Pero, eso sí, siempre contestatario como en uno de sus últimos mensajes: “Es muy doloroso ver que lo último que les importa a los gobiernos en realidad es la cultura. Por lo cual, la música de cada estado o pueblo se va perdiendo, se va perdiendo nuestra identidad y muchos valores en general.  Quiero ser optimista: la música a pesar de todo se defiende, se defiende sola, aunque no la tomen en cuenta las televisoras, las radiodifusoras y las disqueras”, dijo. Descanse en paz.

LINK ORIGINAL: Cronica

Entornointeligente.com

Ir a Smart Reputation

Publicidad en Entorno

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins

Smart Reputation