Ingris Gomes: Me dijeron que fue mi culpa casi morir a manos de mi agresor

ingris_gomes_me_dijeron_que_fue_mi_culpa_casi_morir_a_manos_de_mi_agresor.jpg

Entornointeligente.com / La joven venezolana Ingris Gomes, quien en diciembre del año pasado casi muere a manos de su expareja, José Luis Camara Da Silva, habló en exclusiva para Caraota Digital , ofreciendo detalles sobre cómo va su juicio.

“Yo seguiré luchando por los derechos de las mujeres. No estamos solas, hay autoridades. El proceso es largo, difícil y las autoridades deben estar con las víctimas”, dijo Ingris.

LEA TAMBIÉN: HOMBRE FUE DETENIDO POR ABUSAR SEXUALMENTE DE SUS DOS HIJAS

Indicó que a pesar de todas sus lesiones, ya se encuentra recuperada. “Poco a poco he recuperado mi movilidad, todo lo que venía haciendo anteriormente”, dijo Ingris Gomes, quien hace unos días reveló unas supuestas irregularidades en el juicio contra su exnovio.

“Yo creo que sí se puede conseguir justicia”, aclaró la joven, a quien aún se le notan las heridas que le dejó Da Silva, cuando le cortó el cuello con una botella de vidrio y le propinó varios golpes contundentes.

View this post on Instagram

A post shared by Ingrid Gomes♥ (@soyingrisgomes)

El pasado viernes, durante la audiencia en el Palacio de Justicia, el juez encargado del caso desestimó las pruebas que evidenciaban la violencia a la que fue sometida Ingris Gomes, sin tomar en cuenta los informes médico-legales.

Incluso, Ingris llegó a escuchar en los pasillos del Palacio de Justicia que era su culpa lo que le había sucedido. Es decir, casi morir a manos de su agresor era su responsabilidad.

“Me han echado la culpa de haberme lanzado del vehículo. Gracias a que me arrojé, salvé mi vida. Salí de las manos de mi agresor; él me tenía en su poder, me lastimaba, me golpeaba. Nada justifica que alguien te ponga las manos encima”, comentó Ingris.

Sin embargo, Ingris Gomes sigue confiando en la justicia venezolana, para que su agresor enfrente y cumpla la condena que a su juicio le corresponde, tomando en cuenta que casi le quita la vida.

EL CRIMEN La noche del domingo 13 de diciembre, su expareja, José Luis Da Silva, la acompañó a bordo de su camioneta a una farmacia de renombre en el país. En el camino, se generó una acalorada discusión. Él le recriminaba a ella la forma en la que terminaron su relación, hace dos meses, justo por un episodio violento del hoy imputado.

Cuando llegó el hombre al carro, cargaba una botella de agua destapada. Ella, confiando en la buena fe del que hace tan solo dos meses era su compañero sentimental, tomó un sorbo de esa bebida. Allí comenzó la tragedia, cuando cayó inconsciente en el asiento del vehículo.

A los minutos recobró el conocimiento. Desorientada, pudo darse cuenta que estaba subiendo por el Km. 9 de El Junquito, cerca de la casa del agresor. Le comenzó a recriminar que la había drogado, pero él mantenía una actitud violenta. La insultaba y de una vez le espetó la amenaza que estuvo a punto de cumplir: “Nos vamos a matar los dos”.

LA SALVARON FUNCIONARIOS DE LA GUARDIA NACIONAL “Cuando íbamos por El Junquito, él me decía que si yo no era de él, no sería de más nadie. Que solo podía estar a su lado”, comentó Ingris Gomes ante nuestras cámaras. Con su voz ronca por los gritos y las heridas que recibió en su cuello, siguió relatando lo sucedido.

Cuando Ingris Gomes recuperó algo de fuerza, intentó saltar del vehículo. Ella comentó que recordaba que más adelante estaba un módulo de la Guardia Nacional, a quien pensaba pedirle auxilio.

Ingris Gomes señaló que el agresor, que estaba furioso, se dio cuenta que ella pensaba escapar de él. La tomó por el cabello y decidió arrastrarla, con el carro en marcha, por el pavimento. La cabeza de su exnovia impactó en el suelo y el golpe la desmayó.

El sujeto tomó una botella de vidrio y se la pasó por el cuello, causándole una grave herida, por la que casi muere desangrada. Funcionarios de la Guardia Nacional auxiliaron a la joven y detuvieron al agresor. De hecho, este, en su momento de furia, también lastimó a un uniformado.

Mientras Ingris sufría en una camilla del Pérez Carreño, Da Silva fue trasladado al módulo de la GN. Allí estuvo detenido por tres días, hasta que fue llevado a la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc). Allí estuvo hasta que fue presentado ante el juzgado de Control del AMC, en el Palacio de Justicia.

El sábado, mientras Ingris aún estaba en el hospital, presentaron a su agresor ante el Tribunal 6 de Control de Caracas. La fiscalía lo imputó por la presunta comisión del delito de femicidio agravado en grado de frustración y violencia sexual; todos estos delitos están previstos en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

LINK ORIGINAL: Caraota Digital

Entornointeligente.com

Smart Reputation

Boxeo Plus
Boxeo Plus

Smart Reputation

Más en EntornoInteligente.com