«Nuestros diseños sostenibles han llegado a las listas de las mejor vestidas»: las mujeres detrás de la ‘alfombra roja verde’ de los Oscar

lnuestros_disenos_sostenibles_han_llegado_a_las_listas_de_las_mejor_vestidasr_las_mujeres_detras_de_la_a_C2_80_C2_98alfombra_roja_verdea_C2_80_C2_99_de_los_oscar.jpg

Entornointeligente.com / Cuando hace más de diez años la actriz y modelo Suzy Amis Cameron se puso a buscar vestido para acudir al estreno de Avatar, película dirigida por su marido, James Cameron, se dio cuenta de que no era fácil encontrar una pieza acorde a sus valores. Comprometida con el medioambiente, quería llevar un diseño que hubiera sido creado generando el mínimo impacto posible para el planeta. Pero era 2009 y la palabra sostenibilidad no solo no monopolizaba aún la conversación en la industria de la moda, sino que se asociaba a prendas de dudoso gusto estético ajenas a las tendencias y, por supuesto, a las alfombras rojas. Fue entonces cuando decidió lanzar Red Carpet Green Dress , una iniciativa que promueve el uso y la visibilización de moda responsable en los grandes eventos.

Una década después, el proyecto ha logrado vestir en los Oscar a actrices de la talla de Sophie Turner, Emma Roberts, Camila Alves, Laura Harrier, Léa Seydoux o Kaitlyn Dever, entre otras muchas. Las dos últimas acudieron el año pasado luciendo sendos vestidos firmados por Louis Vuitton y confeccionados a base de filamentos trenzados de tencel, material derivado de la madera. De cara a esta particular edición de 2021 planean vestir a otras tantas invitadas y nominadas a la ansiada estatuilla, aunque por el momento se resisten a desvelar los nombres. “Al principio costaba que las actrices confiaran en lucir diseños sostenibles porque existía una visión muy limitada de lo que podía hacerse”, cuenta a S Moda Samata Pattinson , diseñadora y CEO del proyecto. “Sin duda Red Carpet Green Dress (RCGD) ha ayudado mucho a cambiar la percepción sobre la moda con conciencia demostrando lo hermosa, innovadora, emocionante y, lo más importante, deseable, que puede ser. Nuestros diseños han llegado a las listas de las mejor vestidas y han dado mucho que hablar en las alfombras rojas creando entusiasmo e interés por un concepto que es importante para toda la industria”.

Suzy Amis Cameron, fundadora del proyecto, en una de las pruebas del vestido que diseñó Jillian Granz, primera diseñadora en ganar el certamen en 2010.  Foto: Cortesía de Red Carpet Green Dress

Desde los inicios, la iniciativa ha premiado a diversos talentos emergentes que después han tenido la oportunidad de ver su creación en la alfombra roja más importante del año. Samata, una diseñadora británica de origen ghanés, fue la ganadora del certamen en su segunda edición y a día de hoy es consejera delegada del proyecto. Pero, además de dar la oportunidad a creadores jóvenes de hacerse un nombre potenciando la moda con valores, diseñadores tan conocidos como Vivienne Westwood –que creó un vestido con plástico de botellas recicladas para Lily Cole en 2016–, Elie Saab, Christian Siriano o Louis Vuitton se han ido sumando a la causa. Algunos diseñando desde cero y otros, como Armani, prestando creaciones vintage como la que lució Emma Roberts en 2017. «Al principio buscábamos materiales y tintes que contaran con certificados de sostenibilidad, pero el concepto se ha ampliado para dar cabida a una conversación más profunda: restauración y reutilización de piezas antiguas, circularidad y, por supuesto, el componente social. Siempre fue importante cómo tratamos a las personas que fabrican nuestra ropa, pero cada vez lo es más», explica Samata.

Emma Roberts con un diseño ‘vintage’ de Armani en los Oscar de 2017.  Foto: Cortesía de Red Carpet Green Dress

Aunque la preocupación por una producción y consumo responsable es cada vez más latente y visible en toda la industria, desde Red Carpet Green Dress consideran la alfombra roja como una oportunidad única para que un diseño sostenible tenga millones de impactos en medios de todo el mundo. También para que diseñadores de distintas partes del globo cuenten con un escaparate global para su marca. Tanto las estrellas a las que han vestido como los creadores detrás de esa aparición dan testimonio de diversidad en términos de etnia, talla o edad. Hasta la fecha han colaborado con actrices y actores de trece nacionalidades distintas y con diseñadores procedentes de once países diferentes, entre ellos Líbano, China, Ghana o Camboya. «Recuerdo que cuando trabajamos con el diseñador ghanés Michael Badger fueron muchos los creadores africanos que se pusieron en contacto con nosotros. Igual que vestir a la actriz india Priyanka Bos abrió las puertas a un diálogo fascinante sobre la comunidad de diseño en India. No hay duda de que la alfombra roja es un espacio muy influyente. Marca tendencia y brinda a algunos de los talentos más prolíficos del mundo la oportunidad de dar voz a nuestra campaña. Así llega a nuevas audiencias y se inician conversaciones en los espacios en los que se necesitan», opina la CEO del proyecto.

Samata, diseñadora y actual CEO de RCGD, vistiendo a la modelo Aine Rose Campbell.  Foto: Cortesía de Red Carpet Green Dress

Este año, varias de las asistentes a los Oscar (desde el inicio de RCGD han vestido para la ocasión a diecisiete mujeres frente a cuatro hombres) repetirán el éxito de la colaboración del año pasado con la empresa austriaca Lenzing, productora de Tencel , luciendo creaciones de grandes firmas elaboradas a partir de esta fibra sostenible de origen vegetal. La empresa ha diseñado una gana de materiales de ecocostura (TENCEL ™ Luxe) pensados específicamente para los vestidos de fiesta, algo que no siempre es fácil encontrar en el mercado. Estos filamentos se combinan con sedas o cachemiras para crear tejidos especiales y biodegradables. «Tardan de tres meses a cinco años (en el caso de la mezcla con cashmere) en descomponerse. Teniendo en cuenta que unas mallas de nailon aún estarán en nuestro planeta los próximos mil años, el cambio es importante», sostiene Samata. La próxima madrugada del lunes sabremos si las mejor vestidas de la edición son también las más responsables con el planeta.

Léa Seydoux con el vestido de tencel diseñado por Louis Vuitton que llevó a los Oscar el año pasado.  Foto: Cortesía de Red Carpet Green Dress

LINK ORIGINAL: S Moda

Entornointeligente.com

Smart Reputation

Boxeo Plus
Boxeo Plus

Smart Reputation

Más en EntornoInteligente.com