Voz de “Puerto Limón” llega a 75 años de vida

voz_de_puerto_limon_llega_a_75_anos_de_vida.jpg

Entornointeligente.com /  

 

 

Dueño de temas que nos ponen la piel de gallina como “Puerto Limón”, “Yo me voy y tú vas”, “Chao cariño chao” y “Quédate”, entre muchas más, el popular cantautor argentino radicado en Costa Rica y Estados Unidos hace años, Víctor Kapusta, es noticia pues llega a 75 años de edad mañana domingo, pero hoy lo celebra a lo grande, esta noche en Vino Mundo Ciudad Colón, con aforo de 100 personas únicamente. Por eso, el artista de temas tan queridos como románticos visitó DIARIO EXTRA esta semana para dar gracias por tanto cariño. ¿Cuántos años en la música? – Profesionalmente, desde 1968. Creo que son 53 años en la música profesional. Mucha gente no sabe que usted es argentino… – (Risas). Me dicen “argentico”. Claro que soy argentino. Vengo de un matrimonio que terminó en divorcio. Yo y mi hermano paramos en un colegio pupilo mientras se dirimían quién se quedaba, ya sea papá o mamá, con los hijos. Viví de cinco a seis años en esas condiciones. Como una cárcel. Fue una primera etapa feíta de mi vida, ya pasados los diez años, viviendo con mi padre allá en Buenos Aires, fue una linda vida. Buena educación y buena juventud. Nada ostentosa, bien y nada más. A los 10 años, empecé a tocar guitarra, incluso estudié un año. Me fue tan bien que pensé que yo no necesitaba más estudiar. ¿Eso fue un error? – Garrafal, terrible. Uno puede tener talento para algo, pero debe ser respaldado con el conocimiento. No seguí estudiando, llegué hasta donde llegué. Me acuerdo que era guitarra clásica y luego a la eléctrica. ¿Qué empezó tocando? – Fue bastante tiempo con la guitarra clásica y así conocí a Orlando Bertarioni, además mi hermano y Manolo tocaban guitarra. Me acuerdo que empezamos tocando folclor argentino, samba chacarera, algún tango. Ya para 1965, aparecen en Argentina los famosos flequilludos o mejor dicho Los Beatles. Nos meten ese bicho, fue como el coronavirus de 1965 el rock. Creo yo que no eran tan roqueros, que para eso estaban los Rolling Stones. The Beatles eran diferentes. ¿Cómo conoció a Orlando? – En el barrio, íbamos juntos al colegio. ¿Cómo se llamaba ese grupo? – El primero que hicimos se llamaba “Un viejo grupo beat”. Cuando un productor nos escucha y ve que hay algo, nos dijo: “lo que no va es el nombre chicos, busquemos otro”. Buscando uno, sale Abracadabra. Fue el productor que le pone Abracadabra. Se llamaba Fernando Falcone. Eso fue en Argentina allá en 1965 más o menos. ¿Cómo llegan a Costa Rica? – En esas épocas la discografía garantizaba las audiencias y ser popular. RCA, Víctor conecta con la gente de Radio 1000 en esos tiempos. Ellos habían ido a Argentina y se trajeron un par de discos y los programaron en Costa Rica. Eso fue allá por 1970 o 1971, porque nosotros venimos oficialmente hasta 1972. Nosotros venimos porque acá nuestra música pegó y hubo buena venta. ¿Qué sonó más? – “Yo me voy y tú te vas”, con ese tema rompimos Centroamérica. Pero en ese long play venían varias canciones como “Una mujer”, “Quisiera ser” y otras que fueron de la mano pegando. El disco se hizo apetecible no solo por una canción. Luego viene otra parte creativa mía donde compongo temas como “Chao cariño chao”, “Ayúdame a olvidar”, “Son tantas noches” y “Quédate”. Eso fue un boom en Costa Rica. ¿Por qué se queda en Costa Rica? ¿Hubo mucha plata? – (Risas). No fue mucha plata, pero si una plata razonable. Si hubiera sido más inteligente, hubiera guardado y tendría más, pero bueno, éramos muy pobres, no teníamos la cultura del ahorro. Ni idea de la inversión, haber invertido en las playas en los setentas hubiera sido muy bueno. Eran 10 mil dólares comprarse cinco hectáreas en la playa. En 1972, venimos a Costa Rica y Centroamérica, todo un éxito, regresamos en 1973 y nos reciben con un especial de Vía Libre que recién se hacía. En esos tiempos solo estaba Paco Navarrete y una serie de Orquestas de diez para arriba. 1974 volvemos a venir y en ese año nos quedamos y pusimos un programa de televisión. En Canal 7. Estaba Canal 4 y no me acuerdo de si estaba Canal 6. El programa se llamaba el show de Abracadabra. Teníamos invitados como Serrat, incluso Juan Bau. Aparte hacíamos una sección de sketch sin ser los más creativos. Mi hermano imitaba a Walter Mercado que ya estaba. Fue un éxito. ¿Cuántas veces se casó? – Una vez y sigo casado con ella. Se llama Eugenia Mena Jiménez, tenemos 30 años de casados y tenemos un hijo de 29 años, Iván Kapusta. ¿Kapusta es vasco, polaco o judío? – Polaco y judío. ¿Cristiano? – Por herencia es judío. No soy cristiano, no creo en dioses. ¿Cómo recibe estos 75 años? – (Risas). Muy controvertido. ¿Borraría algo? – (Risas) Tal vez sí, algunas cosas, por supuesto. Todo lo que he hecho no ha sido perfecto, hemos cometidos errores. Es controvertida. Haré un show para celebrarlo con música, pero cumplo 75 años. Antes, cuando uno era joven y conocía a una persona de 75 años, era ver un viejo. Pero en mi caso tengo ahora 75 años, pero no me siento de 75 años, me siento bien, aunque es razonable que estoy más cerca de no estarlo. ¿Cómo se siente? – Se siento bien, pero estoy ya en mi última etapa. Estoy más cerca de que se acabe. Me digo que debo superarlo, vamos al día a día. Siempre feliz proyectando lo que hago. ¿Hizo plata? – No, no hice plata. Tengo que reconocer que tengo una jubilación gringa. Viví un rato en los Estados Unidos. No tenía un empleo propiamente dicho, pero estaba inscrito en la empresa de mi esposa. Aportaba los impuestos correspondientes, eso me dio el derecho de apostar por una jubilación baja; sin embargo, si no canto no podría tener la calidad de vida de la que he gozado en los últimos años. ¿Si no canta, no come al menos bistec? – (Risas) Sí como, pero no como bistec. Pago impuestos, claro, y vivo un poco en Costa Rica y un poco en los Estados Unidos. Casa propia allá y casa propia acá y algunos carros, buenos pero viejitos. ¿Este sábado cómo será el show? ¿Qué le dice a la gente que lo va ir a ver? – Son poquitas personas, por tema de aforo, vamos a estar en Vino Mundo en Ciudad Colón, con aforo de 100 personas nada más (para entradas llamar al 7118-2294). Les digo que vayan, que sé que los he ayudado con mi música en alguna parte de sus vidas. Todo de buena manera.  La gente que estará ahí es una extensión de la familia. La gente va porque lo que hago lo sigo haciendo bien y mi imagen es aceptable aún. ¿Cuántas canciones va a cantar en su cumpleaños?    – Serán de 20 a 22 canciones, no podrán faltar “Chao cariño chao” y mucho mucho, mucho “Puerto Limón”. ¿”Puerto Limón” es la canción más importante en Costa Rica? – En Costa Rica sí lo es, claro. En Guatemala, también. ¿Cómo se inspiró a crear “Puerto Limón”? – (Risas). Fue una creación de Orlando, El Flaco y mía. Donde, para ser franco, queríamos hacer algo que identificara nuestro paso por Costa Rica. ¿Cuántas veces fueron a Limón? – No tantas, y creo que ninguno tuvo un romance en Puerto Limón. No se vive siempre lo que se escribe. Yo, por lo general, escribo lo que vivo; sin embargo, Puerto Limón fue producto de la imaginación. Manuel Chamorro falleció hace poco y se le conoció como la voz de “Luna Liberiana”, en su caso, cuando no esté, qué diría esa nota tras su partida, “¿fallece la voz de Puerto Limón?”. – (Risas). La tristeza de haber fallecido, pero la alegría de haber dejado huella. ¿Qué pasó entre usted y Orlando? ¿Están peleados? – No pudo canalizar de buena manera que yo me separara y decidiera ser solista. Eso es lo que pasó. Se enojó y no me habla nunca más. Lo he llamado para saludarlo y no me responde. ¿Cuál enfermedad tiene Orlando?, creo que cáncer. – No sé si es cáncer, pero sí tenía una enfermedad que le fallaba la garganta. Todo esto tiene un lado significativo. ¿Por fumar? – (Risas). Siempre fumó, pero él nunca fue la voz de Abracadabra. Solo hacía el coro. Las exigencias de un cantante son muy diferentes a una persona que solo hace coros, él no puede cantar hora y media solo. ¿Recibe regalías de Abracadabra? – Claro que recibimos, pero Orlando tiene pocas de su etapa de Abracadabra. Gana muchas regalías de “Si te vas”, que canta Gerardo Ramírez. Y de otras que hizo solo. ¿Usted recibe regalías por muchas más? – “Chao cariño chao”, “Puerto Limón”, “Ayúdame a olvidar”, eso fue un gran boom en México, no solo por mí, sino por varios mexicanos. Las regalías de México son razonables. ¿Hasta cuándo dejará de cantar? – Hasta que la música me deje a mí. Nunca dejaré el canto, hasta que ya no pueda, sea un anciano con bastón. ¿Todavía puede? – (Risas). Claro, con alguna ayuda, todavía puedo. ¿Se cree un genio de la música? – Jamás, jamás. Cuando me dicen genio, más bien me choca. Voy a cualquier lado y me dicen maestro, maestro. ¿Qué piensa del reguetón? ¿Un asco? – No creo que sea 100% un asco, creo que cuando empezó gente como Calle 13 aportaba, tenía una lírica. Luego se desvirtuó. ¿Lo impactó la pandemia? – Claro, creo que la ciencia aún no ha descubierto qué es esta cosa, ya me vacuné, sí, en Estados Unidos. No quería, pero esta inyección no creo que sea la cura. A mucha gente se le pegó y falleció pues el cuerpo no les dio. ¿A los limonenses? – Merecen un desarrollo como Guanacaste y me gusta su música, pese que no hago nada afín. La música es parte de la vida de los limonenses.

 

 

 

PERIODISTA: Ariel Chaves González

CRÉDITOS: Foto: Francisco Herrera

EMAIL: [email protected]

Sábado 23 Octubre, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA
LINK ORIGINAL: Diario Extra

Entornointeligente.com

Smart Reputation

Boxeo Plus
Boxeo Plus

Smart Reputation

Más en EntornoInteligente.com