Ninguna vacuna contra el coronavirus tiene “luciferasa” ni componentes luminiscentes

ninguna_vacuna_contra_el_coronavirus_tiene_luciferasa_ni_componentes_luminiscentes.jpg

Entornointeligente.com / Una mujer que dice llamarse “Carrie Madej” a través de un video asegura que las vacunas contra el coronavirus tienen un componente llamado “luciferasa”, que según indica,  está formado por “nanocristales bioluminiscentes”  que generan un código de barras para controlar la vida y las actividades de las personas. Este dato que se muestra como una “alerta” en las redes sociales, está fuera de la realidad, la luciferasa no es dañina y tampoco se encuentra en las vacunas. Es una cadena con contenido falso.  

Según su cuenta de Instagram, Madej es osteópata en medicina interna y asegura defender “la libertad”.

El mensaje de esta mujer se difunde a través de una grabación de 02:21 minutos en distintos grupos de WhatsApp en las ciudades de El Alto, La Paz, Santa Cruz y Cochabamba, donde expresa lo siguiente:

“Ellos planean usar un identificador muy especial en la vacuna, usarán luciferasa, son nanocristales bioluminiscentes, (…) cuando te lo pongas no lo podrás ver, ni sentir en tu piel, pero con una aplicación especial podrá ser escaneada y dará información si fuiste vacunado o no. (…) te pondrán un código de barras. (…) pueden poner biosensores dentro de nuestros cuerpos para recolectar información de cómo estás respirando, tus niveles de azúcar, de oxígeno, tus hábitos como dormir, tus patrones sexuales, si tomas drogas ilícitas (…) nunca más tendrás privacidad en tu vida”.

¿Qué es la luciferasa?

Es una enzima que junto a la proteína luciferina, al oxígeno y otros procesos químicos produce bioluminiscencia; es decir, que genera luz y comienza a brillar.

Esta acción se da en algunos organismos vivos como las luciérnagas, crustáceos y moluscos entre otros, según explica el Instituto de Ecología de México.

La Gaceta de la Universidad Nacional Autónoma de México indica que colaboradores de su Instituto de Biotecnología emplearon la bioluminiscencia en tumores para evaluar su crecimiento. Mientras más grande se vuelva el tumor, más se extenderá la luminiscencia y también permite ubicar sus raíces. También posibilita probar fármacos que detengan a las células cancerosas, si es efectivo, la luminiscencia disminuye.

La bioluminiscencia también se empleó en estudios relacionados a la COVID-19, la Rama Médica de la Universidad de Texas en Galveston -Estados Unidos indica que gracias a dicho componente se puede saber cuántos anticuerpos generan ciertos fármacos en el organismo humano para hacerle frente al virus. Es decir, que se emplea como un marcador, pero no es dañino, ni tóxico.

No existe ningún estudio que indique que la bioluminiscencia generada por la luciferasa, la luciferina y otros componentes sean capaces de generar códigos de barras en el cuerpo de las personas o que recolecten información sobre sus hábitos y costumbres.

¿La luciferasa está presente en las vacunas contra el coronavirus?

Para nada, revisamos los componentes de las fórmulas de Sinovac, Sinopharm, Pfizer, Moderna,  AstraZeneca, Janssen, Sputnik V y comprobamos que ninguna de ellas contiene luciferasa, ni ningún componente bioluminiscente. 

Ninguna de las vacunas contiene componentes dañinos, cancerígenos, abortivos, ni grafeno. Al contrario, los inmunizantes evitan que una persona desarrolle síntomas graves de la COVID-19, su hospitalización y posible muerte.

La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud aseguran que los inmunizantes avalados fueron rigurosamente probados, que son confiables y seguros para la población.

En Bolivia están circulando una serie de versiones en contra de las campañas de vacunación, aunque como el citado, se basan en mitos, supersticiones, teorías conspirativas sin sustento científico. 

LINK ORIGINAL: Los Tiempos

Entornointeligente.com

Smart Reputation

Boxeo Plus
Boxeo Plus

Smart Reputation

Más en EntornoInteligente.com