Las llamadas de Larrañaga a Díaz en la madrugada y en vínculo de dos “obsesivos” por el trabajo

las_llamadas_de_larranaga_a_diaz_en_la_madrugada_y_en_vinculo_de_dos_obsesivos_por_el_trabajo.jpg

Entornointeligente.com / Una de las últimas comunicaciones que tuvo el fiscal de Corte, Jorge Díaz, con el ministro del Interior Jorge Larrañaga, fallecido de un paro cardíaco este sábado , ocurrió a la 1.30 de la mañana. Así era Larrañaga, no tenía horarios. No importaba si eran las 2 o las 5 de la mañana. Cuando pasaba algo importante agarraba el teléfono y llamaba. O atendía las llamadas que le cayeran a cualquier hora de la noche. Esa madrugada había surgido un problema con un operativo vinculado a drogas que era importante y no dudó en llamar a su tocayo Díaz.

También lo llamó de madrugada cuando ocurrió el triple homicidio a los infantes de Marina en el Cerro en junio de 2020. La policía encontró asesinados a Juan Manuel Escobar, Alex Guillenea y Alan Rodríguez en su puesto de la fortaleza del Cerro, se lo comunicó al ministro y Larrañaga llamó a Díaz.

Luego ”se puso el caso al hombro, trabajamos coordinadamente y a los pocos días se aclaró”, recordó ahora Díaz en diálogo con El Observador  y muy impactado por la noticia.

Camilo dos Santos

“Peleamos acollarados contra la delincuencia”, escribió Díaz

“Con ese grado de obsesión que tenemos los dos trabajábamos”, dijo en recuerdo del ministro con quién mantenía una buena y vieja relación que se remonta al año 2002 o 2003 cuando Díaz era juez letrado de Paysandú y él ya había sido intendente por dos períodos seguidos. En la capital sanducera conoció también a Jorge Larrañaga padre, un abogado jubilado que vestía traje de punta en blanco y recalaba todas las tardes en el Bar El Pajarito “para tomarse una”, contó.

Díaz también rememoró que Larrañaga fue uno de los interlocutores del Partido Nacional, junto con el senador Gustavo Penadés, que participó de las negociaciones que le permitieron ser designado como fiscal de Corte en 2012 con el voto unánime del sistema político.

Pero nunca habían trabajado tan codo con codo como ahora, cuando el otro Jorge asumió la conducción de la cartera del Interior.  “La suerte de uno estaba acollarada con la del otro. Si a él le iba bien a mí me iba a bien y viceversa”, dijo Díaz. Al enterarse de la muerte de Larrañaga tuiteó algo similar este sábado.

Falleció Jorge Larrañaga.

Compartimos encuentros y desencuentros, éxitos y fracasos. Siempre frontalmente.

En último tiempo peleamos “acollarados” contra la delincuencia.

Una gran pérdida.

A su familia, sus amigos y sus correligionarios mi pésame.

Descansa en paz

— Jorge Diaz (@jdiazalmeida) May 22, 2021 Incluso el trabajo comenzó antes de que Larrañaga llegara a la sede de Mercedes y Julio Herrea. Desde antes de que asumiera comenzaron a trabajar en un tema que desvelaba al ministro: la extradición del narco mexicano Gerardo González Valencia. Díaz contó que trabajaron para acelerar el proceso que venía demorado. Ante versiones de inteligencia que indicaban que podía ser rescatado de la cárcel se montó un operativo para trasladarlo en un helicóptero de las Fuerzas Armadas. El ministro, que había ido a la Torre Ejecutiva para informar al presidente Luis Lacalle Pou en persona, monitoreó desde el aeropuerto el procedimiento hasta que el narcotraficante fue entregado en la madrugada del 14 de mayo de 2020 a las autoridades de Estados Unidos.  

Díaz recordó que también actuó rápido cuando se detectó que se había borrado la copia de un archivo digital que contenía información sobre uno de los celulares de la principal víctima de Operación Océano. “Enseguida me llamó para que fuera al ministerio y coordinamos una investigación”, afirmó.

Leé también

Velarán a Jorge Larrañaga en el Palacio Legislativo y será enterrado en Paysandú La ausencia de ese archivo fue detectada en las entregas de las evidencias de la Fiscalía a los abogados defensores de la causa. “Cuando supo que la responsabilidad estaba en el Ministerio del Interior no dudó en iniciar una investigación administrativa para llegar a saber quiénes eran los responsables”, dijo el fiscal de Corte.

Pero no todo era color de rosas en el vínculo Ministerio del Interior-Fiscalía de Corte. “Era muy frontal para decirte lo que no estaba de acuerdo”, aseguró Díaz. 

Más de una vez tuvieron encontronazos y diferencias pero esas diferencias se arreglaban después ”comiendo un churrasco o unas empanadas”, remató el fiscal de Corte.

 

LINK ORIGINAL: El Observador

Entornointeligente.com

Boxeo Plus
Boxeo Plus

Smart Reputation