José Barreiro: “El futuro no es solo eléctrico, todas las energías serán necesarias”

jose_barreiro_n_el_futuro_no_es_solo_electrico_2C_todas_las_energias_seran_necesarias_.jpg

Entornointeligente.com / S e incorporó a Repsol en 1991 y desde entonces ha ocupado múltiples puestos comerciales y de gestión. José Barreiro (Madrid, 1966), director ejecutivo de movilidad Iberia de la compañía, defiende la neutralidad tecnológica en la transición, que todos los carburantes, fósiles y renovables serán necesarios. Este licenciado en Económicas por la Universidad Complutense hace balance del sector y augura que “el mercado de los combustibles tradicionales caerá a partir de 2025 por la electrificación y la mayor eficiencia de los motores”.

Todos los focos están sobre el transporte para reducir el CO 2 . ¿Cuál es la hoja de ruta?

A finales de 2019 anunciamos que queríamos ser cero emisiones netas de carbono en 2050. Y tenemos tres grandes retos que marcan la estrategia comercial: la transición energética, el cambio del perfil del consumidor, más informado, más digital y preocupado por el medioambiente, y la digitalización.

¿Convivirán todas las tecnologías en las estaciones de servicio o alguna va a desaparecer?

Serán estaciones multienergía, como la estrategia de la compañía, porque en esta transición todas las energías serán necesarias. Tenemos en España unas 1.300 estaciones con carburantes tradicionales, gasóleos y gasolinas, pero que, con la marca Repsol Neotech, son cada vez más avanzados, eficientes y con mayor componente bío.

De aquí a final de 2022 queremos tener un punto de recarga rápida o ultrarrápida en nuestra red cada 50 kilómetros

¿Y el gas?

Tenemos 415 estaciones con autogás (GLP), el carburante alternativo más consumido en el mundo. Avanzamos en una red de gas natural licuado vehicular. El objetivo es que conecte con Europa al gran transporte pesado y tener un punto cada 400 km, ya funcionan ocho y puede crecer en cuatro o seis puntos más en los próximos años. También está el gas natural comprimido, para el transporte comercial en grandes ciudades. Tenemos una alianza con Nortegas, sobre todo para el norte de España (País Vasco, Cantabria y Asturias). Hay un punto funcionando y abriremos tres este año.

¿Qué impacto ha tenido el incremento de los precios del gas?

A corto plazo, el negocio no se ha visto afectado. Lo que estamos viendo es una escalada importante en los precios del crudo que está llegando a niveles de casi 80 dólares y eso, evidentemente, tiene una repercusión en el precio de venta de los carburantes. Pero no olvidemos que algo más del 50% del precio que paga el consumidor son impuestos, que tiene un impacto muy importante.

Respecto a los puntos de recarga eléctrica, ¿cuál es la meta?

Tenemos una red pública dentro y fuera de las estaciones de algo más de 300 puntos de recarga. En estaciones, con 60 puntos, hablamos de recarga rápida o ultrarrápida, o la capacidad de cargar un coche en cinco minutos. Tenemos uno en Lopidana, Álava, y en Ugaldebieta, Bizkaia, que fueron los dos primeros de este tipo que se instalaron en España. A final de 2022 queremos tener uno cada 50 km, esto quiere decir que estaremos instalando más de 1.000 puntos.

No vemos el hidrógeno a corto plazo, será una solución a largo apra el transporte pesado

¿Cuándo entrará el hidrógeno?

Podrá tener su hueco en la misma estación pero no en las mismas estaciones, haremos redes dentro de la red global. Por eso insisto en que nuestra estrategia es multienergía. Es verdad que no vemos el hidrógeno a corto, tiene algunos problemas de transporte y la tecnología todavía no está. Estamos alineados con la estrategia española, somos el primer productor y consumidor en España y queremos ser líderes en hidrógeno verde. En 2025 calculamos una producción de 400 megavatios. Será parte de la solución para el transporte pesado.

La compañía ha anunciado otros proyectos, ¿puede detallarlos?

En Cartagena estamos construyendo una planta de biocombustibles avanzados, en operaciones en 2023, con una inversión de 188 millones de euros. Y en la refinería de Petronor, en Bizkaia, desarrollamos otra de producción de combustibles sintéticos por 60 millones. Es una tecnología pionera, capturamos CO 2 y lo unimos con hidrógeno renovable para producir nuevas moléculas y asegurar así carburantes cero emisiones netas.

¿Estos carburantes sustituirán a los convencionales?

En parte, porque, entre otros motivos, hay sectores que no van a poder electrificarse, como el transporte pesado de largo recorrido, el marítimo o el aéreo. Queda recorrido para todos los combustibles que recorten la huella de carbono. No olvidemos que la matriculación de vehículos eléctricos a día de hoy es del 2%.

José Barreiro, tras la entrevista, en la sede de Repsol. Pablo Monge

¿Qué previsión tiene del mercado español de combustibles fósiles?

Es de recuperación en los próximos años, venimos de un 2020 deprimido. Alcanzará su máximo en 2024-2025 y a partir de ahí empezará a bajar, la tendencia es moderada de declino, por la mayor eficiencia de los motores y la electrificación.

¿Cómo ve el ritmo de crecimiento del eléctrico en plena crisis?

A corto plazo puede influir, pero es una tendencia imparable. Todas las Administraciones (la UE, el Gobierno español, las comunidades autónomas) apuestan por ello. Probablemente, a corto plazo el híbrido enchufable se desarrolle más.

En 2035 no podrán venderse nuevos coches de combustión. ¿Es realista este objetivo?

Es un proyecto reciente que puede sufrir algún matiz en su desarrollo en el Parlamento y el Consejo europeo, pero está alineado con el camino de ser cero emisiones netas en 2050… Habla de nuevas matriculaciones, pero el parque, con una edad media de 13 años, seguirá existiendo.

Además de Nortegas, ¿qué otras alianzas mantiene en el área?

Tenemos una joint venture al 50% con Kia, la empresa de carsharing Wible, con una flota de 500 vehículos y 200.000 usuarios. También firmamos un acuerdo para que los puntos de recarga que se instalen en concesionarios y hogares de clientes Kia sean de Repsol. Otra es con Nissan, para el desarrollo de la red de puntos de recarga y ofrecemos a sus clientes una reducción del 50% en sus tarifas cuando vayan a recargar el coche. Y con el grupo Renault, para el desarrollo del autogás en determinados modelos de Renault y Dacia.

El carsharing se vio muy afectado por la pandemia; es una negocio en desarrollo, en crecimiento, aún no es rentable pero apostamos por ello

¿Qué valoración hace sobre el negocio de carsharing ?

Es un negocio nuevo, en desarrollo, en crecimiento, en el que todos estamos aprendiendo y que se vio tremendamente afectado por la pandemia. Todavía no es rentable, pero es una forma de movilidad por la que apostamos. Además, en la pandemia nos reiventamos y lanzamos Wible Más, la posibilidad de alquilar el coche por días, tres o siete; te lo llevaban a tu domicilio y al terminar el tiempo contratado, lo dejabas aparcado en cualquier sitio en Madrid, como funciona el negocio de carsharing .

Y sobre el de carburantes, ¿cómo ha afectado el Covid?

Si lo comparamos con 2019, caemos entre el 10% y el 15%. Llegó a desplomarse un 95%, cuando la movilidad estaba absolutamente restringida por el estado de alarma. Pero hay sectores, como el de aviación, que sigue con caídas del 60%.

¿Cuánto factura Repsol en movilidad y cuánto invierte al año?

En 2020, en España ascendió a 11.500 millones y en Iberia, a 13.000 millones e invertimos unos 100 millones anuales.

¿Cuánto aspira a captar de los fondos europeos?

Tenemos siete proyectos centrados en movilidad eléctrica y redes inteligentes por valor de 400 millones. Pero hay dos barreras para el desarrollo de las infraestructuras, una económica y otra administrativa. Obtener licencias para un punto de recarga es, muchas veces, complejo. De nada sirven planes ambiciosos y subvenciones si luego no podemos ejecutar los proyectos. Hay que avanzar en una ventanilla única o en declaraciones responsables para agilizar el despliegue.

¿Qué pide Repsol para avanzar en el desarrollo de la movilidad?

Demandamos neutralidad tecnológica. ¿El futuro es eléctrico? Sí, en parte. ¿El futuro es solo eléctrico? No.

“Las estaciones serán multiservicios” José Barreiro, en la sede de la compañía. Pablo Monge El cliente es un foco importante para la compañía, ¿cuál es la estrategia?

Queremos darle al cliente, en cada contacto, en las estaciones de servicio, en el punto de venta…, la mejor experiencia posible. Es un reto del que se habla menos, pero es también muy relevante. Es importante que la experiencia sea homogénea y, además, que sea superior. Esto que se dice de una manera muy sencilla hay que trabajarlo mucho. Y nosotros estamos trabajando desde hace mucho tiempo en un doble sentido: estamos recabando información de manera continua de los clientes que vienen a nuestras estaciones y de la competencia. Tenemos unas 50.000 valoraciones al año y eso nos permite saber en qué punto estamos y establecer planes de mejora. Desde hace unos años un grupo de entrenadores va continuamente a nuestras estaciones a entrenar al personal que está en el punto de venta porque, al final, son embajadores de nuestra marca. Es importante saber lo que piensan nuestros clientes, entrenar al personal para satisfacer esas necesidades de los usuarios. También recabamos información de nuestros empleados, que son nuestros clientes especiales, a través del programa EnergíaCliente, lanzado hace un mes, y donde nos cuentan sus experiencias positivas, negativas y nos proponen soluciones . Esto ha tenido una acogida muy buena y en muy poco tiempo hemos generado por encima de las 3.000 ideas de mejora.

¿Cómo se están adaptando las estaciones a este cambio de perfil del consumidor?

El consumidor en un consumidor informado, exigente, digital, con preocupación por el medio ambiente, que sabe lo que quiere y lo quiere ya. En ese sentido, hemos transformado el punto de venta en uno multiservicios, y lo hemos hecho en alianza con empresas líderes en el sector. Por ejemplo, lanzamos en 2018 la alianza con El Corte Inglés, para el desarrollo de tiendas dentro de las estaciones de servicio con la marca Supercor Stop&Go. Estamos en 2021 y para final de año estaremos en torno a las 500 con este servicio. Otro ejemplo de adaptación es la alianza que tenemos con Amazon, para la instalación de buzones de recogida de paquetes en nuestras estaciones. Tenemos algo más de 400 estaciones con este servicio y es algo que está creciendo. Si lo miramos en términos de paquetes repartidos, este año estaremos por encima de los tres millones. Otras relevantes son con marcas prémium de café, como Nespresso y Starbucks. Tenemos más de 800 estaciones que están sirviendo café Nespresso y por encima de las 50, de Starbucks. También con la marca de gafas Sun Planet. Todos los años lanzamos una campaña de gafas de moda a buen precio. Y para darte un dato, vendemos más o menos todos lo años el 10% del mercado español de gafas de sol. Son una serie de ejemplos de cómo se están transformado las estaciones de servicio en estaciones de servicios para dar respuesta a las necesidades de nuestro clientes.

¿Cuál es la apuesta en digitalización?

Cuando hablamos de digitalización, fundamentalmente estamos hablando de datos, de los clientes y de los equipos que operan en las estaciones y en las plantas. Si hablamos de los datos de los clientes, nuestra gran apuesta es Waylet, una app de fidelización y de pago líder en movilidad, que cuenta ya con 2,5 millones de usuarios, y nuestra previsión es que esté por encima de los tres millones a final de año. En el plan estratégico hemos anunciado que queremos tener en ocho millones de clientes digitales en 2025. Esta aplicación también permite a los usuarios compensar su huella de carbono del repostaje que hace en el momento o de su consumo recurrente; Repsol paga el 50% del coste y el otro 50% lo asume el usuario. Y si hablamos de los equipos, el tren de lavado, los aparatos surtideros y los eléctricos: neveras, congeladores, y la iluminación emiten datos. El poder tratarlos de una manera inteligente nos permite ahorrar, ser más eficiente en consumo de energía, hacer un mantenimiento predictivo y mejorar así la satisfacción de nuestros clientes. Durante la pandemia lanzamos, además, Call & Collect, los usuarios llaman, compran lo que necesitan y lo recogen en la estación. Pero este servicio ha evolucionado y ahora el pedido se puede hacer por el móvil a través de Waylet e indicar si quieres recogerlo o prefieres que te lo lleven a casa.

LINK ORIGINAL: Cinco Dias

Entornointeligente.com

Smart Reputation
Boxeo Plus
Boxeo Plus

Smart Reputation