POEMAS DEL ADIÓS

poemas_del_adios.jpg

Entornointeligente.com / Fallece el Profesor Vasco Franco, distinguido poeta y dibujante coclesano

El pasado 6 de junio en horas de la madrugada fallece el Profesor Vasco Franco, hijo meritorio de la provincia de Coclé, gestor cultural, poeta, cuentista, escritor, dibujante, fundador del Festival Internacional de Poesía Penonomé en Abril, Rector de la Universidad de los Llanos del Pacífico, extraordinario hijo, hermano, tío y amigo.

La provincia de Coclé en especial el pueblo penonomeño se siente consternado por la pérdida irreparable y repentina de Vasco Franco, forjador de la educación y la cultura. Nos unimos al dolor de sus familiares y amigos con este pequeño homenaje de despidida.

‘CULTIVÉ Y COSECHÉ’

Muchos dicen que en este paso de la vida no nos llevamos nada.

Pues no se lleva nada quien no vivió.

No tengo que mirar atrás

Para ver que estoy dejando,

Porque en esta nueva aventura

Todo lo estoy llevando.

Me llevo la satisfacción

De cada momento vivido,

Del amor de mi familia, de mis amigos,

El engalanado reconocimiento

Del pueblo que me vio nacer.

Construí castillos educando,

Creí en mi cultura y en mi ser.

Cultivé y coseché.

Cultivé cada amor de mi gente,

La alegría de lo anhelado,

Disfruté del aroma del vino en el ocaso,

De los diciembres que olían a bacalado,

Del detalle de una flor,

De la música y del repicar del tambor,

De las magias de las pinturas,

De los cuentos de antaño,

De mis libros creados,

De las reuniones con mis hermanos,

De las risas mofosas con mis amigos,

De los cánticos de las aves,

Del estremecer del agua en el río,

De la fragancia de la brisa,

Del cariño de mis mascotas,

Del susurro de la noche,

De aconsejar hasta al desconocido.

Que fallezca todo en esta vida

Menos la esperanza y mi legado,

El siguiente cultivo está en tus manos. Por: Jackie Levy C.

‘¿Y SI ME DICES?’

Y si dibujas en el cielo

¿cómo es el universo?,

¿cómo fue tu bienvenida en la gloria,

En lo eterno?

¿Cómo versas tus poemas al Altísimo,

Al Dios sempiterno?

¿qué dicen los ángeles de tus cuentos?

El cosmos se enorgullece por tener con ellos,

Reúne Dios allí a sus escritores y guerreros.

¿Cómo son los canticos de los serafines?,

¿ya sabes que le dice la luna cuando el sol se oculta?,

¿sus calles son de oro o tiene perlas en el suelo?,

¿paseaste en sus carruajes?

¿es invierno o verano?

¿cómo son sus paisajes?

¿hay orquídeas, amapolas o tulipanes?

Como el brillar de una estrella

En el firmamento,

Así será perpetuo tu recuerdo

Tu paso no será fugaz

En este mundo tan complejo,

Hasta que nos volvamos a encontrar este es un hasta luego.

Por: Jackie Levy C.

‘HASTA LUEGO’

SÍ, ha muerto mi amigo, mi hermano,

En horas de la madrugada.

Tres golpes en el pecho

Y no pudo más.

Sí, se fue apurado, no quería perder su cita

Con el destino, con lo infinito.

Tenía que estar presente

Para organizar los poemas

Que disfrutan los dioses del olimpo.

Quería ver la corona de mirtos y olivos

Y el agitar de palmas que, lanzando vítores,

Le darían la bienvenida.

Sí, ha muerto Vasco Franco,

El hijo meritorio de este pueblo

Y de esta tierra coclesana.

Ha muerto el bardo de las musas zaratinas,

El eterno cantor de la palabra,

De la palabra inspirada y culta.

Sí, se ha ido en silencio,

El sembrador de escuelas,

El eterno preocupado por los que nada tienen.

SÍ, ha partido el amigo de todos,

Hacia otros estadios siderales,

A llenarse de estrellas

Luminosas.

A saciarse de lo celeste,

Necesarios para mantener viva

La llama de la ilusión.

Sí, se ha marchado Vasco Franco, nuestro amigo,

Dejándonos roto el corazón.

Por: Leonardo Pirón Conte

‘EL DÍA EN QUE ME VAYA’

Y si me muero,

¿le tendré temor a la muerte?

Tal vez pensaría…

¿me estará esperando con

Los brazos abiertos?

¿temblaré de angustias,

Al abrazar sus huesos?

¿entonces la muerte

Tendría huesos?

Eso me espanta,

Me duele y me confunde.

No quiero que me bese

Con esa baba de muerte.

Su guadaña me asusta,

¿cortará mi cabeza?

Y si le grito, ¿se alejará de mí?

¿o me tapará la boca para que no lo haga?

¡Que angustia!,

Que angustia en mi agonía.

¿Será malo dejar de respirar

En la transición de vida

A muerte?

¿o me moriré dormido sin

Darme cuenta de su llegada?

¿Pero el pasar por esta

Vida no habrá servido de nada?

¿habrá sombras o luces al

Final de mis días?

Seguro, que no lo sabré hasta que llegue el momento.

¿Será cierta esta, mi verdad?

Por: Leonardo Pirón Conte

LINK ORIGINAL: ElSiglo

Entornointeligente.com

Boxeo Plus
Boxeo Plus

Smart Reputation