Zidane, entre las miserias y el derbi - EntornoInteligente

El Mundo / El francés dice que el Madrid no hará el pasillo al Barça si ya es campeón en el clásico. Vallejo, baja de última hora

Simeone espera la actitud de siempre

Días después de que Cristiano fuera aplaudido por el público de un equipo contrario, la Juventus, Zidane niega el aplauso de los suyos a un futurible campeón, el Barcelona. Feo . Impropio de un club que cuando “pierde da la mano, sin evidias ni rencores”, dice un himno del Madrid que ha pasado a ser secundario, como tantas otras costumbres. Son nuevos tiempos, ‘neomadridismo’. La Juve, en su derrota, tuvo grandeza. Un futbolista que pasó por sus filas, al menos esta vez, no le ha correspondido, como tampoco se corresponde a sí mismo o a la historia del club al que representa, por muy popular que resulte su anuncio en el vestuario o en un sector de la afición. El odio nos hace pequeños. El Madrid no lo es.

El no a un hipotético pasillo al Barça si es campeón cuando el Madrid acuda al Camp Nou, el 6 de mayo, devoró la actualidad de un derbi en el que no hay título en juego, pero que no por ello se debe menospreciar. Zidane dijo con mucha claridad que la decisión era suya, tanta como para sospechar que responda a un clima determinado, aunque en el entorno del club se insistía en lo primero. La razón que esgrimió es que el Barcelona no se lo hizo al club blanco después de ganar el Mundalito . “Y tú más”, vino a decir. Precisamente, la grandeza se demuestra por la capacidad de estar por encima de las miserias ajenas . Zidane y el Madrid han perdido la oportunidad de hacerlo. Le sucedió en su momento al Barcelona bajo el pretexto de no era una competición que disputara el club azulgrana.

La realidad es que no existe una norma escrita acerca del pasillo al campeón. Se trata de un homenaje espontáneo entre deportistas , una costumbre, una buena costumbre en tiempos difíciles, de radicalismos, y en los que vuelven a aflorar episodios de violencia en los estadios . En ese contexto, los gestos de los actores son de enorme valor. El de Zidane no fue un beau geste .

La segunda plaza, en juego Mejor estuvo el técnico cuando habló del Atlético, del que dijo que es segundo en la tabla por méritos propios. Se trata del objetivo que el francés se ha marcado en una Liga decantada, aunque para el Madrid sea un plato menor. Es inevitable: quien nace para conquistar no sabe vivir en la tierra de nadie.

Al derbi (16.15 h.-BeIN) del Bernabéu llegan los dos equipos inmersos en las competiciones que, hoy, son su prioridad, Champions y Europa League, aunque ambos, especialmente el Madrid, con suficiente margen en la ida de cuartos como para no plantearse ahorrar energías.

Si hay cambios, serán por obligación o por el reparto de minutos y serán, mayoritariamente, en el Madrid. Bale, Asensio, Lucas Vázquez y Kovacic, dada la lesión de última hora de Vallejo y las molestias de Varane , tienen opciones de entrar en el once. Casemiro podría, asimismo, jugar como central. Simeone dispone de menos fichas, dada la baja prolongada de Filipe Luis, por lo que el once rojiblanco podría variar únicamente por las necesidades de descansar para algunos. Por ejemplo, Gabi. El Atlético ha tenido dos días menos de descanso.

Simeone se refirió a los derbis como partidos con vida propia. Para los equipos supuestamente inferiores son como un pequeño título. “Se juegan con una actitud altísima. No me imagino de otra forma el partido”, dijo el argentino, que calificó a la plantilla del Madrid como la mejor del mundo, por encima de PSG, City o Barcelona. Zidane emplazó a los suyos a prolongar las “buenas sensaciones” con una victoria más. Sería la primera blanca en un derbi en el Bernabéu desde 2012 . Un largo tiempo que ha consolidado al derbi de Madrid como uno de los mejores partidos del fútbol actual. Lo demás son miserias.

Zidane, entre las miserias y el derbi

Con Información de El Mundo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi