Volcanes Monogenéticos - EntornoInteligente

Globedia Venezuela / Los volcanes son una de las manifestaciones de la naturaleza más grandes, poderosas y magnificas de todas. Vivimos en un mundo de volcanes donde constantemente nos vemos expuestos a estos gigantes de la naturaleza, quienes aunque se vean tranquilos e impasibles pueden llegar a causar grandes estragos de un momento para otro, y a pesar de ello mucha gente ignora su verdadero poder. Alrededor del mundo existen diferentes tipos de volcanes, cada uno capaz de hacer erupción de distintas maneras y de distintas magnitudes, pero del tipo de volcanes que se hablara son de los volcanes monogenéticos, que son volcanes que solo hacen erupción una única vez a lo largo de su vida. En México hay al menos 43 volcanes registrados pero se estima que en todo el territorio existen al menos tres mil volcanes monogenéticos a través de la Faja Volcánica Transmexicana, así México es considerado como un territorio atípico en vulcanismo.

¿Qué es un volcán monogenético?

 

A diferencia de los llamados volcanes poligenéticos como el Popocatépetl (que tienen varias erupciones y una vida larga y, además, forman grandes edificios volcánicos), los volcanes monogenéticos tienen una sola erupción y una vida corta y, por lo regular, son pequeños. También otra característica que hace diferente a los campos volcánicos monogenéticos de los volcanes poligenéticos es que sus manifestaciones volcánicas posteriores se dan generalmente en sitios distintos al anterior. Ejemplos de otros campos volcánicos en el mundo se pueden apreciar en Coso, California, E.U.A.; Eiffel en Alemania; y en nuestro país en la cuenca Serdán-Oriental en el estado de Puebla y el campo volcánico de Michoacán-Guanajuato, entre otros (Delgado-Granados y Villalpando-Cortés, 2008). En los últimos 250 años, México ha sido testigo del surgimiento de dos volcanes monogenéticos en el campo volcánico de Michoacán-Guanajuato: el volcán Jorullo (1759 – 1774) y el volcán Paricutín, que ha sido la más larga (1943 – 1952).

 

Debido a que la composición magmática de los campos volcánicos monogenéticos es mayoritariamente basáltica, sus erupciones no resultan ser tan catastróficas y/o explosivas como las de los estratovolcanes; sin embargo, el impacto que estos flujos de lava pudieran tener sobre las grandes ciudades como la Ciudad de México, podrían causar un gran desorden en la vida social, política y económica de todo el país.

 

“El 20 de Febrero de 1943, el campesino Dionisio Pulido se preparaba para quemar zacate cuando oyó algo parecido a un trueno, miró como los árboles temblaron y sintió el desconcierto que deja la incertidumbre cuando notó que su campo de cultivo ‘se hinchaba’. Así lo contó después a periodistas y escritores que viajaron a Michoacán para reportar el nacimiento de un nuevo volcán en México. 

México es uno de los países más volcánicos del mundo pero sobre todo tiene uno de los tipos de volcanes más inusuales: los volcanes monogenéticos

Lo bautizaron como Paricutín, el mismo nombre del pueblo cuyos habitantes tuvieron que emigrar cuando sus casas, sus tierras y sus vidas se llenaron de lava y ceniza; cuando recordaron lo que es vivir entre volcanes. La misma historia había sucedido 184 años atrás. A 75 kilómetros de ahí, durante el otoño de 1759, nació el Jorullo. Y así se espera que algún día, tal vez en una década, en 50 años o mucho, mucho tiempo después, nazca un nuevo volcán en esta región.” – revista Quo, Nº 195, Enero 2014.

 

Faja Volcánica Transmexicana.

 

La Faja Volcánica Transmexicana (FVTM) es el arco volcánico que se desarrolla sobre la margen sudoccidental de la Placa de Norteamérica como resultado de la subducción de las Placas Rivera y Cocos a lo largo de la trinchera de Acapulco y constituye uno de los arcos volcánicos más complejos y variados de la región circum-Pacífica. Esta faja cubre la ciudad de México, el estado de Tlaxcala (D.F) y parte de los estados de Veracruz, Jalisco, Michoacán, Colima, Querétaro, Hidalgo, Nayarit, Estado de México (la mayor parte), Morelos y Guanajuato.

 

Esta cubre la ciudad de México, el estado de Tlaxcala (D.F) y parte de los estados de Veracruz, Jalisco, Michoacán, Colima, Querétaro, Hidalgo, Nayarit, Estado de México Morelos y Guanajuato. Y suele dividirse en tres sectores: occidental, central y oriental que presentan diferencias significativas en lo que respecta al tipo de vulcanismo y su composición química.

 

En el sector occidental, limitado al este por el rift de Colima, el arco volcánico se sobrepone a la parte norte del bloque Jalisco (BJ) y al límite meridional de la Sierra Madre Occidental (SMO). El volcanismo emplazado en el límite sur de la SMO es claramente bimodal, formado tanto por estratovolcanes y complejos de domos dacítico-riolíticos como por centros monogenéticos basálticos. En cambio, el volcanismo emplazado dentro del BJ composición basáltico-andesitica.  

En el sector central, entre el rift de Colima y el sistema de fallas Taxco-Querétaro, se desarrolla el campo volcánico Michoacán-Guanajuato, formado por centros monogenéticos y pequeños volcanes escudo de composición basáltica o basáltico-andesitica. Los estratovolcanes están completamente ausentes, si se exceptúa el caso del Garra Tancítaro.  

En el sector oriental, al oriente del sistema Taxco-Querétaro, la mayor parte del volcanismo está emplazado en grandes estratovolcanes, calderas y complejos de domos de composición de andesítica a riolítica alineados a lo largo de estructuras corticales, mientras que los volcanes monogenéticos de composición basáltica representan sólo una pequeña fracción del volumen de magma emplazado. En este sector el arco volcánico se emplaza sobre una corteza de edad precámbrica presumiblemente de tipo cratónico.  

 

Mucha gente ignora el poder de la naturaleza, ignora lo que significa o conlleva el vivir en un país volcánico como lo es México, por lo cual se deberían hacer más investigaciones al respecto y tener en consideración las precauciones que se deberían llevar a cabo en el caso de que algún volcán volviese a surgir de la manera en que lo hizo el Paricutín, para que así la gente sepa a lo que se podría enfrentar o lo que podría llegar a vivir en un futuro.

Volcanes Monogenéticos

Con Información de Globedia Venezuela

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *