VENEZUELA: Sidor es un huracán - EntornoInteligente

Tal Cual / Casi cinco años con el contrato colectivo vencido tiene la estatal Sidor, violando la Constitución y la Ley del Trabajo, algo que jamás había ocurrido en 50 años de existencia de la siderúrgica. Además han sido dos infructuosos años de lentas discusiones que no llegan a nada, lo que finalmente causó el estallido de una protesta de calle que se manifestó en una “tranca” de toda Ciudad Guayana durante unas 40 horas.

Creando un caos que rechazó la población, aunque obligó al Gobierno a afrontar el caso y no seguir “dando largas”. Una oferta gubernamental desde la vicepresidencia, de que al día siguiente, miércoles 23, llegaría una comisión de alto nivel para negociar y llegar a un acuerdo llevó a los dirigentes de Sutiss a levantar la protesta.

No obstante, los ministros de Industria, de Educación Superior, del Trabajo, acompañados del gobernador Rangel y del alcalde López, de los generales Vladimir Padrino (Ceofanb), Tomás Schwab (Sidor) y Justo Noguera (CVG), junto a tres diputados pesuvistas de la región e incluso el presidente de la Central Nacional Bolivariana de Trabajadores, Wills Rangel, no trajeron ninguna propuesta en cuanto al contrato colectivo y mucho menos en cuanto a inversiones para “levantar” la capacidad productiva de la empresa tras 6 años de estatismo salvaje destructor.

Nada para negociar ni para solucionar el conflicto. Nada para tratar de llegar a acuerdos. De hecho, ninguno de ellos habló, salvo Wills Rangel, para condenar la protesta. Todos se limitaron a sentarse junto al diputado Diosdado Cabello en silencio y aplaudirlo mientras éste lanzaba un discurso que fue calificado como “agraviante y cínico” por los dirigentes sindicales y por una masiva asamblea de trabajadores efectuada al día siguiente.

El rechazo que generó el discurso fue tan hondo, que pese al boicot de la empresa al impedir que la flota de autobuses de transporte de personal hiciera su recorrido normal, la asamblea llegó a ser la más multitudinaria, unitaria y emotiva en mucho tiempo.

Y lo mas significativo: logró unir estrechamente a un Sutiss que ha estado muy dividido y enfrentado en los últimos años e incluso todas las fracciones político-sindicales, incluyendo las tres oficialistas, muy rivales entre sí, las que se identifican con sectores de la oposición democrática, el “movimiento de trabajadores de base” y las independientes sepultaron sus habituales divergencias para hacer causa común en el repudio a lo que consideraron “amenazas y ofensas” y trazar estrategias compartidas. Si el gobierno esperaba amedrentar a los sidoristas o al menos a los suyos, sin dudas se equivocó.

Algunos trabajadores ­eso dijeron en las asambleas­ creen que más que eso, era provocar una reacción de violencia que justifica intervenir empresa y sindicato, para reducirlo y “crear condiciones para entregar Sidor a los chinos, pero en la forma como funcionan las empresas en aquel país, es decir, sin sindicatos ni contratos”.

De hecho, dos de los más importantes dirigentes sindicales pesuvistas de Sutiss afirman en reiteradas declaraciones a los medios, que ese es el plan, aunque nunca han explicado si se trata de “un pitazo” que recibieron de alguien en el gobierno o son solo conjeturas.

El presidente de la AN nunca explicó en condición de qué era el encargado de transmitir el mensaje del gobierno, dado que no es funcionario del Ejecutivo, pero en todo caso se centró en acusar de todos los males de Sidor a lo que llamó “mafias sindicales”, obviando que el control mayoritario del sindicato lo tienen sus “camaradas” del PSUV, de modo que tales “mafias” serían de “su gente”.

Enfatizó que la empresa no tiene condiciones para pagar ese contrato colectivo, dada su crítica situación de improductividad, crisis financiera y de caja pero nunca admitió la responsabilidad del gobierno, que el que ha manejado estos años tras la reestatización.

Señaló que las protestas laborales so las causantes de la baja productiva de acero, sin referirse a que la mitad de los hornos de las acerías tienen mas de dos años dañados, lo que también ocurre con varias “máquinas de colada continua” y otros equipos que constantemente se paralizan y detienen la producción por falta de insumos, repuestos, piezas y/o equipos de seguridad. Algo que también es consecuencia de las enormes deudas acumuladas con proveedores.

Acusó a “las mafias sindicales” de tener “mas de dos mil trabajadores en comisión de servicio”, es decir, cobrando sin trabajar, pero obvió que esa grave irregularidad ha sido reiteradamente denunciada por años desde dentro y fuera de Sidor, chocando siempre con el silencio gubernamental ya que son justamente los grupos de su partido los que controlan esas “comisiones de servicio”, usando a sus militantes para campañas partidistas y electorales y que en todo caso, esos “tiempos completos” los autoriza la empresa, su directiva, la alta gerencia y la presidencia, todas “rojas rojitas”.

También denunció que “en el proceso de incorporar a los tercerizados entraron los que son y los que no son”, obviando nuevamente que los ingresos fueron decididos por las autoridades gubernamentales de Sidor en medio de promesas populistas del alto gobierno.

Finalmente, Cabello advirtió que “no permitiremos trancas ni guarimbas. Que cada quien asuma su responsabilidad. Aplicaremos todo el peso de la Ley a los que tranquen calles”. Y anunció acusaciones penales por la alteración del orden público, rechazando que hubiera “ningún motivo que justifique las protestas” pese a los largos años de vencimiento del contrato colectivo. Ni los ministros, ni Cabello, el gobernador, los generales ni el alcalde fueron a Sidor ni hablaron con los trabajadores.

La reunión, en forma de rueda de prensa, sin presencia del sindicato, se hizo en las instalaciones de la hidroeléctrica Macagua, en zona de resguardo exclusivo a donde solo se entra con permisos especiales y transponiendo alcabalas militares. Tres días después el ministro del Trabajo convocó a una reunión de “negociación” del contrato colectivo que deberá efectuarse hoy lunes en la tarde.

MANIFESTACIÓN VS MILITARIZACIÓN Quizás por su larga experiencia en luchas sindicales, el movimiento de trabajadores siderúrgicos no respondió en forma inmediata con otra impopular “tranca” de la ciudad como la anterior, que incluso ocasionó una aguda escasez de gasolina al no poder entrar a Ciudad Guayana las gandolas del combustible.

Una asamblea muy nutrida la mañana del viernes, así como reuniones y asambleas posteriores, concluyeron en convocar para la mañana de hoy lunes a una marcha que saldría del portón 3 de Sidor en ruta hacia el edificio sede de CVG en Altavista.

No obstante, durante todo el fin de semana la GNB estuvo haciendo demostraciones de fuerza con tanquetas y efectivos militares dentro de Sidor, así como en declaraciones del general Padrino López del Ceofanb y mediante la cuenta twitter @gnbcore8 en las que hicieron advertencias contra protestas y manifestaciones, incluso sin ahorrar menciones directamente políticas.

–“Cmdte Gral @GNBoficial No vamos a permitir trancas de puentes, calles y peajes, respetemos a la sociedad Guayana” –“Cmdte Gral [email protected] orienta al personal de @GNBCORE8 en materia de orden público, no permitiremos cierre de vías” –“El buen trabajador de Sidor no guarimbea para torturar a su pueblo, el mafioso sindical si”.

–“Los verdaderos revolucionarios no atacan o ahogan a su pueblo” (con foto de los rostros de dos de los directivos de Sutiss).

El general Padrino López dijo que “no somos represores, pero los que se ponen al margen de la Ley se reprimen a sí mismos”. No fue específico si impedirán la anunciada marcha de hoy lunes pero habló en contra de “manifestaciones violentas” y anunció la llegada de 120 efectivos de la PNB para reforzar a la GNB y a la PEB.

El presidente de Sutiss, José Luís Hernández dijo que marcharán “con o sin permiso” y agregó que “la protesta es un derecho cuando el patrono viola la Ley”.

LA SOLIDARIDAD Otro elemento novedoso fue la masiva presencia solidaria de muchos otros sindicatos, que según varios dirigentes “habría que agradecer a Cabello” por haberla despertado. Ya el día anterior se habían hecho presentes dirigentes como Francisco Alarcón de Suteeb (Corpoelec), pero en la asamblea posdiscurso del presidente de la AN estuvieron los sindicatos de Ferrominera (Rubén González con un discurso muy aplaudido), Sidetur (“si ustedes se dejan doblegar, perderemos todos” dijo Alejandro Álvarez), Carbonorca, Alcasa, algunos de Venalum, dirigentes del Movimiento de Sindicatos de Base (Mosbase) y se leyeron mensajes de dirigentes sindicales de varios lugares de Venezuela que anunciaron protestas en sus ciudades, de la exoficialista Unete. Luego se manifestaron otros dirigentes sindicales como Henry Arias (Sintraalcasa).

RUINA DEL “ESTATISMO SALVAJE” xSidor produjo apenas 1 millón 522 mil toneladas de acero líquido en 2013, 180 mil toneladas de cabillas y para 2014 va por peor camino. Ya en 2012 había producido 1 millón 700 mil toneladas de acero, aunque no ocurrió ninguna huelga o paro mas allá de las protestas de tercerizados para exigir el cumplimiento de promesas gubernamentales de ingreso.

Esa descomunal caída productiva es un retroceso de más de 30 años, cuando la antigua Sidor estatal aún no tenía lista la ampliación a las modernas acerías eléctricas. El contraste es mayor si se observa que Sidor produjo en 2007, último año antes de la reestatización roja rojita, 4 millones 300 mil toneladas de acero líquido, 370 mil toneladas de cabillas y 65 mil toneladas de tubos petroleros en Tavsa.

El “estatismo salvaje” significó abandono de las inversiones y del mantenimiento, desaparición de insumos y repuestos debido a enormes deudas con los proveedores. El uso de la empresa para fines partidistas. La designación de presidentes y directivos ajenos a la industria.

En seis años van siete presidentes y uno solo era sidorista. Los demás llegaron sin saber nada de siderurgia ni del complejo accionar de una empresa como Sidor. Además, negocios irregulares, como la orden dada de paralizar la producción de tubos en Tavsa (el mismo primer mes de la reestatización) para favorecer un “negocio” de importación de tubos desde China para Pdvsa.También “célebres” casos de corrupción, como “la mafia de las cabillas”, que el propio gobierno debió desmantelar en 2012 aunque no castigó.

En 2012, Sidor perdió 961 millones de dólares, en contraste con las ganancias de 704 millones de dólares de 2007. Nadie en el gobierno da la cara ni asume responsabilidad por ese desastre, sino que ahora pretenden que sean los trabajadores quienes paguen “los platos rotos”.   El martes se había efectuado una gran asamblea de “trabajadores de base” de Sidor, en la sede de Sintraferrominera, un movimiento que marcha en paralelo al sindicato Sutiss y que fue muy activo y decisivo en las protestas de finales del año pasado, cuando al final el sindicato se plegó y ocasionó una “cadena” de Maduro acusando a los trabajadores y dirigentes sindicales de Sidor de ser “anarcosindicalistas” y “pagados por la embajada de EEUU”.

CABELLO FUE DIRECTIVO Un detalle curioso en éste caso es que en septiembre de 2009 el entonces presidente Chávez designó (y está en Gaceta Oficial) una nueva Junta Directiva para la ya estatizada Sidor en la que incluyó al entonces ministro Diosdado Cabello y otros cuatro ministros como Jesse Chacón y Erika Farías. Esa directiva se mantuvo vigente hasta los primeros meses de 2011 cuando fue cambiada.

El detalle es que no hay registro de que Cabello haya asistido a ninguna reunión de aquella Junta Directiva (que por lo demás se reunió muy pocas veces) ni a las Juntas Extraordinarias de Accionistas efectuadas. Tampoco lo habría hecho Chacón.

Tampoco hay dirigentes sindicales que recuerden que haya pisado nunca Sidor o que haya reclamado por asuntos como las “comisiones de servicio” o el supuesto ingreso irregular de tercerizados. Tampoco se sabe de gestiones suyas como directivo gubernamental de Sidor en favor de inversiones para recuperar la producción de la planta.

Con Información de Tal Cual