VENEZUELA: Precios exorbitantes del uniforme escolar - EntornoInteligente

Diario La Nacion / Los uniformes se consiguen a diferentes precios, dependiendo de la calidad y la marca. (Foto/Gustavo Delgado) Entre 70 y 120 mil bolívares se debe invertir en el uniforme escolar, específicamente el pantalón de gabardina y la camisa, sin contar los zapatos, el uniforme para educación física, la ropa interior, franelilla y medias.

Los precios son exorbitantes, tomando en cuenta el sueldo mínimo mensual de un trabajador de 97 mil 500 bolívares. No obstante, los fabricantes y vendedores defienden que se todo debe a la inflación y que la mayoría de la materia prima es importada porque en el país no hay producción.

A menos de un mes del inicio del año escolar 2017-2018, los padres iniciaron la peregrinación por los establecimientos en Barrio Obrero y el centro de San Cristóbal en busca de un sitio dónde consigan los uniformes más baratos.

Teresa Suárez llegaba al casco capitalino procedente de Barrio Obrero con la misma meta: buscar la economía, “porque todo está muy caro, es una grosería, no se va a poder comprar, el año pasado mi hijo utilizó el uniforme del año anterior, vamos a ver cómo hago este año; imagínese, un pantalón está en 150 y 170 mil bolívares”.

María Ortiz, ama de casa de Palmira, estaba preguntando por una correa para niño; y ante el precio, comenzó a hablar del alto costo del uniforme escolar: “Bueno, el año pasado les compré la tela para mandar a hacer el pantaloncito y la camisa, porque tengo una amiga que me los hace más económicos; si uno va a un sastre, le sale más caro, pero le bajé la bota a los pantalones que usaron durante el año anterior, las planché, los mandé a soltar porque la amiga mía le deja bastante tela, y los arregló y le sirvieron para este año, el año pasado solamente estrenaron camisa porque las que tenían les quedaban cortas”.

Precios variados

Algunos padres de familia hacen sacrificios para lograr que su hijo tenga un nuevo uniforme y lo compran con el sistema de apartado. (Foto/Gustavo Delgado) Y es que también hay que decir que de acuerdo con el establecimiento los precios varían, eso sí, aseguran en los almacenes que dependen de la calidad y la marca, porque por ejemplo, también se consiguen pantalones de gabardina para niños de primero a sexto grado a 40 mil bolívares -depende de la talla porque hay niños muy grandes, dicen en las tiendas-, los que según vendedores y compradores, el año pasado costaban alrededor de 8 mil 500 bolívares.

Las tallas más grandes, como para adolescentes de educación media, cuestan 48 mil bolívares y el año pasado costaban 14 mil, y ya de adultos están a 60 mil, cuando esos pantalones hace un año tenían un precio de 36 mil bolívares aproximadamente.

Las camisas colegiales están entre 30 y 50 mil bolívares tanto las de color blanco como las azules y las beige, cuando el año pasado recuerdan que costaban entre 7 mil 500 y 10 mil bolívares.

En el caso de las franelas chemise, están entre 40 y 80 mil bolívares según la talla y si son bordadas (en 2016 por esta época dicen que costaban entre 10 y 12 mil bolívares. Los jumper para las niñas se venden a 40 mil bolívares y el año pasado las compraban a 6 mil 500 bolívares.

En cuanto al uniforme de educación física, el mono se puede conseguir entre 50 mil bolívares, para los niños de Preescolar, 60 mil y 75 y 80 mil bolívares, dependiendo del bordado, por cuanto el uniforme debe tener la identificación; la franela entre 20 y 50 mil bolívares, cuando el año pasado costaba 8 mil 500 bolívares con el bordado. De allí que como dijo la señora María, “tiene uno que salirse de los gustos de uno, porque lo que uno quiere no se pude comprar”.

Uniforme de otro año y apartado De allí que ante el dilema de que sus hijos no puedan estrenar, a unos padres de familia no les queda más remedio que aceptar que su hijo repita uniforme el venidero año escolar, o guardarlo para cuando le toque al otro hijo menor que también está estudiando, pues según algunas madres de familia, el uniforme del primero le sirve o le tiene que servir así sea arreglándolo, para los que le siguen.

Los otros padres recurren al sistema de apartado en algunas tiene que dicen, se les “parte el corazón cuando las madres les dicen que no tienen cómo comprarlo”. Así es que no todos tienen abierto este sistema pero a algunos comprados al parecer les da resultado en favor del estreno escolar para sus hijos.

Un adolescente del Liceo Simón Bolívar, llegó a un negocio a preguntar por el uniforme de educación física, mono y franela, ambas piezas les salía en 140 mil bolívares. Como los responsables de la tienda -dijeron- están conscientes de que hoy en día es difícil tener los 140 mil bolívares a mano, entonces le propusieron que abonara una parte en ese momento y tenían un mes para ir cancelando el restante.

Al parecer, iba preparado y aceptó. También en la tienda le informaron que al terminar de pagar lo deben hacer con el precio actualizado de las prendas, pues de una semana para otra suben los precios.

La inflación: el problema

Sobre los precios, una comerciante señaló: “Todavía son precios baratos según la relación del dólar, que costaban menos de mil bolívares y ahora vale entre 15 y 20 mil bolívares, porque todos los productos son traídos además con dólar libre; y en la medida que sube el dólar, suben las telas, por eso han subido mucho”.

—Hay personas que lloran, pero más nosotros, a uno le parte el alma ver la gente que viene a comprar y no puede, dígame los que tienen tres muchachos. Y todo es porque Venezuela dejó de producir, no produce ni una motica de algodón— aseguró una comerciante de una tienda del centro de la ciudad.

En minutos, ella resumió que hacer una pieza de ropa cuesta: “Porque por ejemplo, la tela Seúl peruano para hacer los monos, que se compraba a 2 mil 800 bolívares el año pasado, hoy vale 22 mil bolívares el metro y creo que volvió a subir; la gabardina costaba 3 mil 500 bolívares y está costando 20 mil el metro; el cono de hilaza grande costaba como 200 bolívares y ahora vale 22 mil”.

Recordó que se suman los costos de otros materiales: el cono de hilo costaba 300 mil bolívares y ahora 12 mil, sin contar los botones, los cierres, la tela para los bolsillos de los pantalones, la mano de obra, el pago de los servicios y el alquiler.

De allí que la empresaria indicó que en algunos casos varían los precios, porque los precios de las telas suben de un día para otro, pero insistió en que el problema “es la inflación, suben los precios de un día para otro, y Venezuela no produce nada”.

Marina Sandoval Villamizar

VENEZUELA: Precios exorbitantes del uniforme escolar

Con Información de Diario La Nacion

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.