VENEZUELA: La Tercera Ronda: un éxito extraordinario. - EntornoInteligente

Analitica / Qué pasó aquí? El “tremendo” éxito de la Apertura (o sea, las diez áreas no exploradas que se licitaron el año pasado) ha quedado disminuido por los resultados de la Tercera Ronda. El país cosechó dos millardos de dólares en una licitación que barrió con todas las expectativas.

En un artículo reciente, felicitamos al Ministerio de Energía y Minas y a Pdvsa por la iniciativa de exigir la participación de operadores venezolanos en los campos de categoría 1 a fin de promocionar la creación de empresas petroleras venezolanas. Nos pareció que el proceso de calificación fue manejado de una manera profesional y transparente. Como la corporación que presido resultó calificada como empresa operadora con rating financiero D, se pudiera interpretar dicho apoyo como la reacción natural de una persona favorecida. Sin embargo, no fuimos exitosos la semana pasada en nuestro esfuerzo por ganarnos un campo. A pesar de esto, ratificamos nuestro apoyo a todo el proceso y felicitamos a las personas responsables por un extraordinario éxito que el país debe reconocer. La licitación fue transparente y los procedimientos innovadores. Le deseamos la mejor suerte a las empresas ganadoras y, muy particularmente, esperamos que las empresas operadoras venezolanas que fueron adjudicadas áreas de la categoría 1 logren desarrollarse en macroempresas petroleras.

Tomemos un momento para poner en perspectiva el significado de lo acontecido. Dónde estábamos en junio de 1994? La transformación que ha experimentado el país es evidente. No se trata sólo de una bonanza petrolera ni que estamos “regalando” nuestros campos. Por ejemplo, el Oil and Gas Journal publicó recientemente un estudio comparativo de países productores y Venezuela resultó ser el país que tiene las condiciones más exigentes. La investigación tomó en cuenta: la tasa de retorno sobre la inversión, el valor presente del barril petrolero, riesgo geológico, retorno sobre la inversión incremental en exploración y desarrollo, participación fiscal del gobierno, probabilidad de hallazgos de importancia y pagos iniciales de bonos, etc.. Venezuela quedó al final de la lista con 343 puntos versus 6 para Irlanda (cuanto más puntos, más difíciles las condiciones). Por ejemplo, Irlanda es la más atractiva fiscalmente ya que el gobierno se queda con sólo 25% de las ganancias. En Venezuela, el gobierno recibe 95% de las -ganancias! Otras comparaciones: Argentina incluye participación fiscal de 40%, Perú 50%, Trinidad y Tobago 68%, Colombia 90% Es correcto que la Tercera Ronda está amparada por condiciones fiscales especiales pero el operador no es dueño del petróleo producido (Pdvsa le paga por barril entregado a su custodia) y los bonos por FDV (Factor de Valoración) fueron sobresalientes. En conclusión, un justificado aplauso para los responsables de organizar la Tercera Ronda y nuestros deseos de éxito para las empresas favorecidas.

Por lo general, nadie se esperaba un resultado tan extraordinario. Sólo con las empresas que ofertaron FDV para las áreas de categoría uno, licitadas el lunes 2 de junio, se percibió una suma casi igual a la ofertada por la Apertura (o sea los diez bloques licitados en 1996). Por qué? Nuestra empresa dedicó muchas horas-hombre para analizar las condiciones geológicas y operacionales con la ventaja de personal calificado que gozaba de conocimientos profundos justamente en estas áreas. Nuestros expertos quizás fueron excesivamente cautelosos en sus sugerencias de ofrecer un máximo de 5 millones de dólares por la mejor área de categoría uno. Sin embargo, los ganadores cotizaron FDVs que, sinceramente, no entendemos.

Existen varias teorías sobre las razones por las cuales se ofrecieron montos tan altos. Un experto en la materia me comentaba que las empresas ganadoras podrían utilizar artificios contables para poner las reservas de los campos adjudicados en sus balances. De tal manera, mostrarán la adquisición de nuevas reservas a precios por barril extraordinariamente bajos (-en algunos casos, por debajo de 0,50 dólares por barril!). En el esquema contemplado para “La Tercera Ronda” la empresa favorecida firma un contrato de operación y Pdvsa le paga por barril producido: El petróleo es entregado a la IPN. La empresa no puede negociar el producto con terceros y, todavía menos, considerarse dueño de las reservas. El éxito dependerá de su habilidad de aumentar la producción y operar a un costo bajo. Sin embargo, es posible que un esquema contable de esta naturaleza haya sido un factor en la oferta del Factor de Valoración (FDV) para empresas cuyas acciones se negocian públicamente en las bolsas internacionales.

Otro punto de vista, apoya la tesis que el FDV podrá ser descontado fiscalmente en su país de origen por las empresas favorecidas mediante créditos fiscales, etc.. Efectivamente, las ganancias inesperadas de las empresas petroleras en el año 1996, como resultado de un repunte en el precio de los hidrocarburos, incrementan sus incentivos por buscar salidas fiscales. La extraordinaria liquidez de algunas empresas del sector es otro motivo por buscar donde invertir su dinero. El costo del dinero para financiar proyectos es subsidiado, en algunos casos, lo que repercute en una tasa de descuento inferior. Pueden existir otras sinergias especiales para algunas empresas que trascienden cualquier estudio técnico. Por ejemplo, su interés por posicionarse en el mercado venezolano a fin de formar parte de la expansión petrolera del país.

Dejando de lado las especulaciones, consideramos lo importante: Venezuela salió favorecida. Con la Apertura, salimos de la crisis. Con la Tercera Ronda, entramos en una segunda etapa de consolidación y expansión de nuestra economía bajo el impulso de nuestra industria petrolera. En el medio de la euforia y del optimismo, reflexionemos: -Ya estuvimos donde estamos y todos sabemos donde terminamos!. La causa de nuestros males nunca fue la falta de ingresos. Ahora vienen los verdaderos retos: -Cómo hacemos para seguir con los cambios y la reestructuración requerida a pesar de esta bonanza! Si estos ingresos, nos hacen bajar la guardia y seguir con más de lo mismo, es lo peor que nos puede haber pasado.

Pensemos también en cómo vamos a ejecutar el ambicioso plan que nos hemos trazado. El país está desarrollando simultáneamente 8 áreas no exploradas (Apertura), 6 asociaciones estratégicas (crudos pesados, etc., entre otros proyectos macros y sin contar los que se negocian en este momento), la apertura del mercado interno, un ambicioso programa de “Outsourcing” y, finalmente los contratos operativos. Esta semana los medios de comunicación resaltaron que la Tercera Ronda producirá 40.000 mil empleos. Venezuela no tiene los recursos humanos ni la infraestructura para absorber tanto en tan poco tiempo.

“Piano, piano andiamo lontano” dicen algunos. -No vayamos a terminar con una tremenda indigestión! Una vez más felicitaciones a los hombres que planificaron este éxito: Erwin Arrieta, Luis Giusti, Juan Szabo y el resto del equipo. -Ahora, la ejecución!

 

El Nacional 15 de Junio de 1997

Con Información de Analitica