VENEZUELA: Crudo venezolano se cotiza por debajo de los 40 dólares - EntornoInteligente

El Universal / La cesta venezolana de crudo y derivados rompió la barrera de los 40 dólares y marcó un nuevo mínimo desde abril de 2009, al cerrar la semana en 39,19 dólares por barril (dpb), golpeada por la perspectiva de una caída en la demanda global, dijo el Ministerio de Petróleo y Minería.

Entre el 12 y el 16 de enero el petróleo venezolano perdió 3,25 dólares, en línea con el retroceso de los precios a nivel global, reseñó Reuters.

“Durante la presente semana los precios de los crudos continuaron bajando presionados por las perspectivas de una desaceleración de la demanda global y señales de abundante oferta de crudo en los principales centros consumidores”, dijo el organismo en su reporte semanal.

La curva de descenso del petróleo venezolano comenzó el pasado 12 de septiembre, cuando el crudo se cotizó a 90,19 dólares y desde entonces ha venido retrocediendo, sumando una pérdida de 51 dólares.

En el presupuesto nacional de 2015 el barril de petróleo fue calculado a un valor de 60 dólares por barril.

En lo que va de año la cotización del crudo nacional promedia un valor de 41,33 dólares por barril, mientras que en 2014 el promedio fue de 88,42 dólares y en 2013 de 98,08 dólares por barril.

Alivio al cierre

Entre el 12 y el 16 de enero el precio de la cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la que Venezuela es miembro fundador, sufrió una pérdida de 4,6 dólares y cerró en 43,01 dólares por barril, mientras que el Brent también retrocedió, al terminar en 48,10 frente a los 52,55 dólares registrados en el lapso anterior.

Asimismo, el Petróleo Intermedio de Texas (WTI) en Estados Unidos cayó, al pasar de 49,62 dólares a 47,01, en el mismo lapso. En el caso del Brent en Londres su valor disminuyó 4,45 dólares en la semana al pasar de 52,55 dólares a 48,10 dólares por barril.

En el día de ayer se registró un alivio en el mercado petrolero, y los principales crudos mostraron una subida de 5%.

El petróleo de Texas (WTI) rebotó un 5,27 % y cerró en 48,69 dólares el barril, terminando la semana con un alza del 0,68%, la primera subida tras siete semanas de retroceso.

Al término de la sesión de ayer en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos a futuro del WTI para entrega en febrero próximo, que se toman como referencia, subieron 2,44 dólares respecto al cierre del jueves.

Tras varios días de fuerte volatilidad, el petróleo de referencia en Estados Unidos cerró la semana con un alza de 33 centavos, lo que le sirvió para romper la tendencia negativa que arrastraba.

Pese a la mejoría registrada, el precio del WTI continúa en niveles muy bajos como consecuencia de las caídas que viene acumulando desde el pasado septiembre por un exceso de oferta, reseñó Efe.

La subida de ayer se produce en un día en el que se difundieron datos provisionales que aseguran que la confianza del consumidor en Estados Unidos subió en diciembre a su mayor nivel en once años, apoyada precisamente en los bajos precios del combustible y en la evolución del mercado laboral.

La subida del petróleo de Texas llegó en paralelo a la del barril de Brent, de referencia en Europa, que hoy avanzó un 5,24% y cerró en 50,17 dólares.

Entre otros factores, afectó a la evolución durante la jornada un mensaje de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que indicó que hay señales de que los bajos precios del crudo están empezando a frenar la producción en algunas zonas, entre ellas América del Norte.

La AIE indicó en su informe que “nadie sabe con certeza cuán bajo será el piso del mercado. Pero la ola de ventas está teniendo un impacto”. “Una recuperación de los precios -excluyendo alguna alteración importante- podría no ser inminente, pero están aumentando las señales de que se invertirá la tendencia”.

Por el lado de la demanda, la AIE afirmó que “con unas pocas excepciones notables, como Estados Unidos, los precios más bajos no parecen estar estimulando a la demanda todavía”.

Eso se debe a que los beneficios usuales de precios más bajos -mayores ingresos disponibles en los hogares y menores costos de insumos en la industria- han sido contrarrestados en buena medida por débiles condiciones económicas subyacentes. El resultado de ello es que la acumulación de inventarios continuaría durante la primera mitad del año y que podría haber algún reequilibrio en el segundo semestre.

Con Información de El Universal

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *