URUGUAY: Mayor control para instituciones religiosas - EntornoInteligente

Caras y Caretas / El Lavado de Activos (LA) y la Financiación del Terrorismo (FT) son delitos que se configuran a partir del ocultamiento, la administración o la conversión del dinero o bienes provenientes de una actividad delictiva: tráfico ilícito de drogas, corrupción, contrabando, etc. cunado se busca introducirlos y hacerlos circular en el sistema económico-financiero.

El FT constituye una preocupación de la comunidad internacional, en la medida que su realización atenta contra la paz, la seguridad y la tranquilidad de todas las naciones a lo largo y ancho del globo.

En la década de los 90, Naciones Unidas reconoció que el financiamiento de las actividades terroristas había adquirido una importancia significativa y por tanto ameritaba un tratamiento pormenorizado. Es así que la Asamblea General aprobó en el año 1999, el Convenio Internacional para Represión de la Financiación del Terrorismo.

Por definición el FT supone la realización de una serie de actividades orientadas a alimentar, directa o indirectamente, el terrorismo en cualquier parte del planeta. Lo que implica técnicamente, la colecta y el suministro de fondos para la realización de actos terroristas, provengan estos fondos de actividades ilícitas propias del vínculo que mantiene el crimen organizado con ciertos grupos terroristas.

Después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas dictó la resolución 1373, por la cual instó a todos los estados miembros a criminalizar, prevenir y reprimir el FT. Congelando los bienes que tengan por destino actividades de FT y asegurarse que sus ciudadanos no contribuyan a financiar organizaciones terroristas, entre otras medidas tendientes al combate de este delito.

En Uruguay el delito de FT ha seguido la evolución de ordenamiento jurídico internacional.

Uruguay aprobó el Convenio sobre Represión de la Financiación del Terrorismo en 2003, a través de la Ley 17.704 de fecha 27 de octubre de 2003. Y los delitos relacionados con organizaciones terroristas se encuentran tipificados en los Arts. 14 a 16 de la Ley 17.835 en la redacción dada por la Ley 18.494.

En Uruguay la Secretaría nacional de Antilavado de Activos fue creada en el año 2009 para constituirse en el órgano encargado de implementar las políticas contra el LA y el FT, articulando la coordinación interinstitucional. Su Secretario General integra y la representación los organismos internacionales de combate a estos delitos.

Entrevistado por El Tiempo No Para , el director de la Secretaria Nacional Antilavado, Carlos Díaz, dijo que “Uruguay debe propender a evitar que las instituciones religiosas se conviertan en financistas o financiadoras de acciones terroristas”.

En Uruguay la entidades religiosas están exoneradas del pago de impuestos y por tanto pueden ser pasibles de otro tipo de controles. Son unas 15 mil las instituciones que actualmente cumplen actividades religiosas en el país.

El titular de la Secretaría Antilavado informó que se buscan mecanismos, para generar un mayor control a las organizaciones que funcionan en todo el territorio, entre ellas las religiosas.

Según dijo Díaz a la mañana de La 30 que “hay aristas que deben de ser controladas por la Dirección General de Impositiva, pero antilavado tiene que tener la potestad de realizar un contralor, para determinar que todos los dineros que les ingresan provienen de las donaciones de los seguidores” concluyó el jerarca.

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ http://www.carasycaretas.com.uy/wp-content/uploads/2014/03/CARLOS-DIAZ-26.03.14.mp3

Con Información de Caras y Caretas