UGT hace suya la causa de Codere para proteger los derechos de la plantilla - EntornoInteligente

Cinco Dias / Salvar a la empresa es salvar a los trabajadores.Esta idea es la que ha llevado a UGT a interponer una demanda contra los fondos GSO yCanyon, los mismos que en junio de 2013 compraron la deuda de Codere y cuyas condiciones ahora están poniendo contra las cuerdas el futuro, ya de por sí complicado, de una empresa que desde el pasado 2 de enero se encuentra en preconcurso.

La forma de actuar de los hedge funds es la razón que está detrás de la decisión adoptada por el sindicato.Según UGT, y de acuerdo a experiencias pasadas, los fondos buitre aprovechan la delicada situación de empresas como Codere para tomar posición en su deuda con el objetivo de cobrar el nominal y en la mayor parte de los casos hacerse con el capital. Una vez que imponen sus nuevas condiciones de financiación, que suelen ser inasumibles y acaban abocando a la compañía al concurso de acreedores, los fondos, convertidos ahora en los nuevos dueños de la compañía, explotan su situación de privilegio y ponen a la venta todo lo que aún conserva parte de valor, explican en la central. Con esta operación, recuperan parte de la inversión.

A continuación, el siguiente paso a seguir es la presentación y puesta en marcha de un ERE. Pero los recortes laborales no quedan ahí. Junto a los despidos, los hedge funds reducen el salario y parte de los derechos sociales. “Su fin es puramente financiero”, indican desde el sindicato que califican estas prácticas de ilegales. “Los fondos que invierten en estas compañías no conocen cómo funciona la empresa ni les interesa”, señalan. La prueba que mejor evidencia esta actitud es que una vez que han obtenido los retornos deseados deciden vender la empresa.

Para evitar que Codere y en especial sus más de 20.000 trabajadores (más de un millar en España) se enfrenten a esta situación, el sindicato ha decidido actuar.Se trata de la primera demanda de este tipo que UGT interpone contra el capital riesgo.El objetivo es erradicar estas prácticas y ponerlas bajo control.El desembarco de los fondos buitre en las empresas españolas con dificultades ha puesto de manifiesto el agujero legal que existe en España ante estas praxis. UGT al igual que muchas otras voces como la propia Codere exigen que se abran investigaciones con el fin de crear un marco regulatorio que impida estas prácticas.

La empresa, que entró en impago el 15 de enero, continúa en negociaciones con los bonistas con los que a día de hoy mantiene una deuda de 1.000 millones de euros. A esto había que sumarle los 250 millones en concepto de crédito.