Tras el fuego, torrente de barro - EntornoInteligente

El País / Durante más de dos semanas, el mes pasado, Josie Gower, vivió en dormitorios y sofás en casas de amigos, debido a que su vivienda en Montecito, California, estaba en la zona evacuada a causa de los devastadores incendios que destruyeron esa zona de Estados Unidos.

El lunes pasado, por la noche, le dijo a sus hijos que estaba agradecida por haber podido volver y dormir en su casa de dos plantas. Pero, poco antes de las 3:00 horas de la madrugada, Gower, de 69 años, y su pareja escucharon lo que pareció una explosión y se dirigieron a la planta baja. Cuando Gower abrió la puerta de atrás de la vivienda, fue arrastrada por una masa de lodo. Su novio, Norm Borgatello, también resultó arrastrado pero logró quedar atascado entre una roca y el cerco perimetral. Durante más de seis horas luchó para mantenerse con vida. “¡Josie, Josie!”, gritó una y otra vez. Pero, nunca más volvió a escuchar la voz de ella en respuesta.

Los bomberos encontraron el cuerpo de Josie a un lilómetro y medio de la casa, en la tarde del martes. La única manera de identificarla fue por sus huellas dactilares. “No tiene sentido. Pensé que lo peor sería unos pocos milímetros de lluvia”, comentó su hijo, Hayden Gower. “No paro de pensar qué pudimos hacer diferente. ¿Por qué ella fue a la planta baja en ese momento? ¿Qué pudo impedir su muerte de esta manera? Es demasiado doloroso como para imaginarlo”.

Los deslaves en Montecito ya suman 18 muertos al haber hallado los bomberos, el viernes, el cuerpo sin vida de un anciano. “Me entristece informar que localizamos otra víctima”, dijo el sheriff del Condado de Santa Bárbara, Bill Brown. El cuerpo es de un hombre de 87 años hallado en el interior de su residencia.

Las operaciones de búsqueda continuarán en la región arrasada por los aludes registrados durante una tormenta en la madrugada del lunes pasado, que destrozaron 65 casas y dañaron otras 462. Brown precisó que seis personas -incluida una niña de dos años- están desaparecidas.

En Montecito, se produjo un deslave con toneladas de barro que arrasaron viviendas y provocaron la muerte de 18 personas. Foto: AFP Los deslizamientos fueron el legado de los feroces incendios de hace apenas un mes, que arrasaron árboles y la vegetación, creando las condiciones para la nueva tragedia.

El pronóstico para los próximos días no prevé precipitaciones en esta regiión, que es hogar de gente rica y famosa como las estrellas de la televisión Oprah Winfrey y Ellen Degeneres y el actor Jeff Bridges.

California todavía no ha logrado recuperarse de la devastación y tragedia provocados por los 9.000 incendios que estallaron en diciembre, que causaron la muerte de 46 personas, arrasaron 480.000 hectáreas, y destruyeron 10.800 viviendas.

Cuando se produjeron las lluvias, el lunes, todavía salía humo de las colinas como consecuencia de los incendios.

Tras el fuego, torrente de barro

Con Información de El País

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.