Tal Cual - EntornoInteligente

ESPEJO. La serie de Netflix El Mecanismo generó nueva audiencia desde que Lula anunció que la iba a demandar. En Panamá hay algunos tratando de identificarse en la serie. Calma, que aún no se han emitido esos capítulos, pero no es mala idea seguir viendo la serie para saber cómo funcionarios y contratistas brasileños fueron parte del mecanismo de la coima. Si algunos de nuestros políticos están pensando en demandar a Netflix, es mejor que lo hagan tan pronto se vean, porque será difícil -como seguramente le pasa a Lula- demandar desde la cárcel.

IMPUNIDAD. La generosidad del Ministerio Público en sus negociaciones por las delaciones se está pasando de la raya. Si bien debe haber un margen de negociación, lo justo es que las empresas devuelvan la coima pagada –porque sale de las obras estatales que les han adjudicado– y segundo, si no cárcel, al menos deberían pagar una multa ejemplar o que pierdan temporalmente el derecho a participar en licitaciones. Si no lo hacen, estas empresas se sabrán inmunes y continuarán su esquema corruptivo. Tal es el caso de MECO que pagó coimas en el gobierno pasado. ¿Y acaso hay razones para creer que en este no lo hizo? Como van la cosas, la próxima serie de Netflix será: ¡ME COimearon!

BALA. Desde Perú, en el marco de su participación en la Cumbre de las Américas, el presidente Varela dijo que el tren que Panamá “evalúa” con China podría conectar con Costa Rica. Si se queda cinco años más en el cargo, sale con el cuento de que el tren llegará también a China.

EDÉN. En ese mismo marco de cumbres, Varela se reunió con el presidente de República Dominicana para abordar temas de turismo, luego de que ambos países firmaron en 2015 un acuerdo de cooperación técnica en ese campo. Pero han debido abordar también el “turismo de corrupción”, porque a sus playas concurren nuestros políticos con tal frecuencia que uno empieza a preguntarse si no es “turismo residencial” o “turismo en fuga”. Hasta “nupcias turísticas” se han celebrado en sus arenas blancas, aunque el final del cuento no fue tan feliz ni maravilloso como al novio le habría gustado.

HÍGADO. Hace un año, el nombre del diputado de CD Vidal García apareció entre los beneficiados de la partida discrecional de la Presidencia, con un desembolso de casi $77 mil. A este exrepresentante de Chilibre la fortuna le ha sonreído más que su salud, porque entonces dijo que la plata que recibió de Varela era apenas un aporte para hacerse una operación mucho más costosa –un trasplante hepático–, haciendo ver que esa cantidad no era la gran cosa. Ahora –según el diputado– los $80 mil en efectivo que le robaron en su residencia el pasado viernes eran una donación de sus colegas para una operación que se hará el próximo mes. ¿Cuándo dejará de recaudar plata? ¿Acaso es un niño símbolo?