Stephen Hawking, el hombre infinito - EntornoInteligente

La Republica / El físico teórico británico Stephen William Hawking , fallecido ayer a los 76 años en su casa de Cambridge , es autor de buena parte de los descubrimientos de la astrofísica moderna , como las nueva teoría del espacio-tiempo y la radiación de los agujeros negros.

Nacido en una familia de intelectuales en Oxford , Gran Bretaña, el 8 de enero de 1942, en 1959 inició sus estudios universitarios en la Universidad de Oxford. Después se doctoró en Física Teórica y Cosmología en Cambridge.

PUEDES VER   Eddie Redmayne: “Hawking fue el hombre más divertido que conocí”

En 1963 le diagnosticaron un tipo de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neurodegenerativa progresiva que con el paso del tiempo llegó a impedirle moverse y hablar y le llevó a utilizar un sofisticado método electrónico para poder comunicarse con los demás.

Tras obtener su doctorado, se dedicó a la investigación y a la enseñanza en los colegios mayores de Gonville y Caius.

En 1980 accedió a la titularidad de la cátedra Lucasiana de Matemáticas Aplicadas y Física Teórica , la más importante de Cambridge , que ocupó Isaac Newton en 1663.

En 1985 contrajo una grave neumonía en Suiza y los médicos aconsejaron retirarle la máquina que le mantenía con vida. Trasladado urgentemente al Reino Unido , fue sometido a una traqueotomía que le salvó la vida pero le dejó sin voz.

Desde 2005 solo pudo comunicarse moviendo un músculo bajo su ojo con el que accionaba un sintetizador de voz.

Hawking trabajó durante toda su vida en desentrañar las leyes que gobiernan el universo y, junto a su colega Roger Penrose, mostró que la teoría de la relatividad de Albert Einstein implica que el espacio y el tiempo han de tener un principio, que denominó “big bang”, y un final dentro de los agujeros negros.

A mediados de la década de 1970 descubrió también que la combinación de las leyes de la mecánica cuántica y de la relatividad general desmentían incluso que los agujeros negros fuesen completamente negros, pues emitían una radiación, conocida desde entonces como “radiación Hawking”.

Los agujeros negros El físico y traductor al castellano de algunos de los libros del Hawking, David Jou , explicó a Efe la importancia de su teoría sobre los agujeros negros, pero también su contribución indispensable para abrir la relación entre física cuántica y cosmología (cuya base es la Teoría de la Relatividad General ).

Ambas áreas de la física todavía no se han podido armonizar, pero Hawking obtuvo “los primeros resultados concretos –muy elegantes matemáticamente–”, con los que logró que se “aproximaran como no se había logrado nunca antes”.

Aún no se ha logrado que Relatividad General y física cuántica se fundan en una sola teoría con “total coherencia”, pero el trabajo del Hawking “abrió ese camino”, indicó el catedrático de Física de la Materia Condensada David en la Universidad Autónoma de Barcelona. El científico dedicó buen parte de su saber al estudio de los agujeros negros, campo en el que “su resultado más espectacular” fue la formulación de la llamada “radiación de Hawking”.

El eco global Políticos, artistas, científicos y religiosos aparcaron hoy sus diferencias sobre la creación del Universo para ensalzar al astrofísico británico .

“Mis recuerdos sobre él estarían en dos frentes: primero en nuestro trabajo juntos como científicos y, segundo, como ser humano, cuya historia es de triunfo ante la adversidad”, resumió su colega James Hartle.

La Universidad británica de Cambridge , donde trabajó Hawking, definió su carácter como “una fuente de inspiración para millones de personas” y sus descubrimientos –la radiación de los agujeros negros, entre otros– como un “legado imborrable”.

“A los cuatro papas que le recibieron les dijo que quería avanzar en la relación entre fe y razón científica”, señaló la Pontificia Academia de las Ciencias en Twitter.

Incluso la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) tuvo palabras de recuerdo hacia el astrofísico, a quien describió como “una persona excepcionalmente valiente” a la que se echará de menos “a nivel global”.

“Inspiró a generaciones a mirar más allá de nuestro planeta azul”, resumió el astronauta Tim Peake.

Ni más ni menos, Stephen Hawking se hizo hombre infinito. 

FRASES “Sería aburrido ser Dios, sin nada más por descubrir”(…) la raza humana necesita siempre un desafío”.

“Sin imperfección, ni tú ni yo existiríamos”.

Su enfermedad: “Mis expectativas se vieron reducidas a cero cuando tenía 21 años. Todo desde entonces ha sido un beneficio”.

“Las leyes de la ciencia que explican el funcionamiento del Universo “no dejan mucho espacio para milagros o para Dios” (…) La ciencia está contestando cada vez más preguntas que solían ser dominio de la religión”.

Te puede interesar Stephen Hawking, el hombre infinito

Con Información de La Republica

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *