Sobre la vida, la muerte y el amor - EntornoInteligente

Pagina 12 / Es posible que no se haya visto, de un tiempo a esta parte, un espectáculo teatral tan cargado de imágenes como el que la mítica compañía española La Zaranda presenta por estos días (hasta el domingo) en el Teatro Nacional Cervantes. En El grito en el cielo, última creación del grupo, todas las escenas tienen la potencia visual de una buena foto, sólo que en movimiento, con sonido y con palabra. Y es cierto que no es nuevo –hace cuatro décadas que la compañía investiga y perfecciona herramientas de experimentación– pero aún sigue asombrando que el gran teatro del mundo encuentre formas modernas de contar los únicos tres temas milenarios que alguna vez le importaron a todo el teatro universal: la vida, la muerte y el amor.

Interpretada con gran maestría por Celia Bermejo, Iosune Onraita, Gaspar Campuzano, Enrique Bustos y Francisco Sánchez, la obra pone en escena el derrotero de cuatro adultos mayores que pasan sus últimos días en una “residencia geriátrica” tratando de escapar de los tratamientos, las sesiones de rehabilitación y las terapias que les proporciona una enfermera algo más joven. Pese a su rutina complejamente mecanicista, los personajes ansían hasta el último momento de sus vidas la libertad, retratada en la obra como algo inherente al hombre e imposible de callar. Así, se organizan y planean escapar quién sabe a dónde de todo aquello que les diga que no son capaces, que ya no pueden, que ya no deben querer.

Claro que hilando fino la obra escrita por Eusebio Calonge y dirigida por Paco de la Zaranda va más allá de aquellos tres grandes tópicos y habla de la deshumanización y la trascendencia en un sentido mucho más terrenal: justamente el de la vejez. Y eso también sorprende (o no), porque desde hace algo más de un año también en la cartelera local se está poniendo el acento en la tercera edad, ya sea porque las piezas están interpretadas por actores mayores o porque tocan temas relativos a la ancianidad. Con este trabajo, La Zaranda confirma que el teatro se ha interesado nuevamente por esa etapa de la vida, algo que no es nuevo (en la Argentina ya había tenido un momento interesante en la obra de los dramaturgos de la generación Teatro Abierto) pero que indudablemente había perdido protagonismo frente a tanto drama centrado en un sujeto joven-adulto y clasemediero en su angustiosa pregunta por el ser.

Por eso –entre otras cosas– es una lástima que en este tipo de propuestas que se venden como grandilocuentes (porque lo son, pero en un sentido profundamente corrosivo) el público sea siempre tan adulto, tan mayor, y que los espectadores más jóvenes no estén mezclados con aquellos otros para ver esta función. Porque por más espectacularidad que posea, La Zaranda demuestra que hay distintas formas de aproximarse a esos grandes temas y que mientras algunas optan por formas más “viejas” de representación, con características de drama moderno y quizás sí más lejanas a un consumidor más joven, otras (ésta) lo hacen con una profunda actualización de procedimientos y una búsqueda de lenguaje audaz y contemporáneo.

Quizás sea esa conformación etaria del público lo que explique porqué en la platea hay momentos de silencio mortal y otros de profundo alivio, directamente proporcionales a las posibilidades de “escape” de los personajes. Cuando la enfermera atrapa a los adultos mayores del escenario, aquellos otros de la platean callan. Porque se dan cuenta de que ahí arriba se juega lo mismo que abajo, y que es próximo. Y porque eso siempre duele.

9 -EL GRITO EN EL CIELO

De Eusebio Calonge.

Intérpretes : Celia Bermejo, Iosune Onraita, Gaspar Campuzano, Enrique Bustos y Francisco Sánchez

Espacio escénico : Paco de la Zaranda

Iluminación : Eusebio Colange

Vestuario : Elisa Sanz

Dirección : Paco de la Zaranda

Funciones : hasta el sábado a las 21 y el domingo a las 20 en el Teatro Nacional Cervantes, Libertad 815.

Sobre la vida, la muerte y el amor

Con Información de Pagina 12

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *