Servicio de copias e impresión en crisis - EntornoInteligente

La Prensa de Lara / A blanco y negro están los centros de copiado. Los precios elevados de las resmas de papel, los toners y la escasez de efectivo han extinguido las copias e impresiones de documentos a color en los comercios especiali­zados. Los dueños de es­tos negocios intentan so­brevivir.

“Estamos bajo la provi­dencia de Dios”, expresó Yenni Guaidó desde el mostrador de su negocio ubicado cerca de la Torre David de Barquisimeto. Aunque en esa zona asis­te muchas personas para tramitar documentos, su negocio está vacío por­que las copias que tiene disponible cuestan Bs. 3 mil que además no se pueden pagar con punto de venta porque se quedó sin línea.

Guaidó explica que in­tentan mantener un pre­cio accesible de las copias en comparación con otros locales donde los precios varían según el tamaño de la hoja, pero que la crisis actual les ha afectado de forma consi­derable.

Las de oficios seubican en Bs. 4 mil mientras que la extraofi­cio llega a los Bs. 7 mil. Las más grandes son las más solicitadas porque se utilizan para los docu­mentos como partida de nacimientos, actas de di­vorcio y títulos de propie­dad.

Víctor Ocanto comenta que pasa las caín al tener que sacar copias a varios documentos porque no tienen suficiente efecti­vo . “No podemos ni para pagarlas con transferen­cias porque no tenemos teléfonos inteligentes” , añadió.

Más de uno sufre por no poder sacar las copias y más aún porque ya se les hace imposible man­dar a redactar un docu­mento o solicitar que les impriman páginas con imágenes a color.

Son pocos los cyber donde aún ofrecen el ser­vicio a color porque en la mayoría se han quedado sin tinta o son muy aho­rrativos. Lo cobran entre Bs. 4 mil y 10 mil depen­diendo de la cantidad de tinta que requiera la ima­gen.

Aseguran que el precio de un toner varía entre 1 millón 500 y 12 millones 530 dependien­do de su marca y capaci­dad . “No vale la pena traba­jar con impresión”, con­tó Paula Gómez, quien trabaja desde hace dos años en un cyber.

Recor­dó que los clientes a ve­ces mandan a modificar las páginas y eso amerita pérdida de papel y tinta que después la gente no está dispuesta a pagar.

Otros productos como marcadores, tirros, so­bres, clips y grapas poco se venden. La gente ya ni los mira porque están ca­ros. “Un lápicero no baja de 8 mil bolívares y las carpetas ya están en 6 mil” , recordó Freddy Álvarez. desde su local.

Servicio de copias e impresión en crisis

Con Información de La Prensa de Lara

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com