Seis intendencias apoyan plan de vivienda de Unidad Popular - EntornoInteligente

El País / Compartir esta noticia SEGUIR VALERIA GIL Introduzca el texto aquí Viviendas están dirigidas a núcleos familiares que perciban hasta 75.000. Foto: Archivo Todo habitante de la República tiene derecho a gozar de vivienda decorosa”, señala el artículo 45 de la Constitución. Con la intención de darle cumplimiento, Unidad Popular presentó un proyecto de ley de vivienda que cuenta con el aval de seis intendencias del interior del país.

La iniciativa —aprobada en Comisión de Vivienda por mayoría— deberá ser sometida a votación en el Plenario de la Cámara de Diputados en los próximos meses. Va dirigida al universo de familias que ganan hasta $ 75.000. Para acceder no es necesario contar con ahorro previo y se puede estar en el clearing, subrayó en diálogo con El País el diputado Eduardo Rubio de Unidad Popular.

La cuota por la vivienda se fija en el 10% del ingreso familiar durante 25 años. Para la construcción se plantea utilizar tierras del Estado y expropiar otras abandonadas. El Estado se debe encargar de licitar las obras y priorizar la mano de obra local, en especial de las cooperativas de trabajo.

Rubio consiguió el visto bueno de seis intendencias: Treinta y Tres, Lavalleja, Flores, Tacuarembó, Colonia y Florida. Además, se está discutiendo en Cerro Largo, en San José y en Río Negro “con serias chances de ser aprobado”. De todas las intendencias, la única del Frente Amplio es la de Río Negro. “En algunos departamentos se respalda directamente esta ley y en otros se respalda todo proyecto que resuelva el tema de la vivienda incluyendo este”, explicó Rubio.

Desde el año pasado el diputado de Unidad Popular se viene reuniendo con los intendentes, y a partir del 19 realizará una gira por Artigas, Rivera, Salto, Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres buscando más apoyo. La idea es conseguir los mayores respaldos posibles, pero la “prueba de fuego” es que se vote en la Cámara de Diputados.

En Comisión de Vivienda el proyecto fue aprobado gracias al voto del diputado Darío Pérez de la Liga Federal, quien se comprometió con Rubio a hacer lo mismo en sala. Sin embargo el Frente Amplio no comparte esta iniciativa.

Se objeta la falta de financiamiento de la ley, que según Rubio debe ser costeada con recursos del Ministerio de Vivienda. “Vamos a pelear para que existan más recursos para la vivienda, para este proyecto que es innovador, porque se enfoca en una parte de la población que hoy no está cubierta en la política de vivienda”, aseguró.

Rubio solicitó el año pasado una audiencia con el presidente Tabaré Vázquez para presentarle la iniciativa, pero este no le concedió la entrevista aún.

En crecimiento. Además del proyecto de ley de vivienda popular, Unidad Popular —grupo político que se fundó en 2013 y nuclea a varios sectores— consiguió la aprobación de la investigadora sobre la gestión de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

Según Rubio se constataron “irregularidades, ilegalidades y corrupción” referidas al Hospital de Bella Unión y ahora se analiza la situación del Hospital de Rivera. “Seguramente el tema tendrá consecuencias jurídicas y políticas”, afirmó.

Más allá de lo parlamentario, Unidad Popular viene ganando apoyo a nivel de la militancia. “Estamos creciendo en todos lados, crecemos a nivel de la intelectualidad, de la cultura. Crecemos con los productores rurales y obviamente nuestra mayor base social está en los trabajadores”, señaló el diputado Rubio.

Integran Unidad Popular: el Movimiento 26 de Marzo, el Partido Comunista Revolucionario, el Partido Humanista, el Movimiento de Defensa de los Jubilados, el Movimiento Avanzar, Intransigencia Socialista, el Partido Obrero y Campesino del Uruguay, la Agrupación Prounir, Cabildo Abierto Artiguista y Compromiso Socialista. Todos los lunes se reúne el Coordinador Nacional, organismo que está compuesto por cada uno de los sectores que compone Unidad Popular. Además está integrado por Gonzalo Abella y Gustavo López en su carácter de independientes y de excandidatos y posibles presidenciables para el 2019.

Unidad Popular tiene dirigentes en todo el país. Hay nuevas incorporaciones producto de “desprendimientos del Frente Amplio”, aseguró Rubio. A diferencia de otros partidos, para militar en Unidad Popular no se requiere afiliación y tampoco el pago de una cuota específica. Según Rubio, el partido se financia con lo que ingresa por el sueldo del legislador y los aportes que se realizan voluntariamente. “Hay compañeros que tienen la disciplina de aportar todos los meses. Hay profesionales que aportan todos los meses, trabajadores que aportan todos los meses y compañeros que no aportan o lo hacen cada dos meses”, contó.

Desencantados. Unidad Popular aparece como una opción para los desencantados con el FA. “No es que nos presentemos, somos así, pero nuestra propuesta va dirigida a todo el país y tenemos un programa muy definido”, aseguró Rubio.

Según dijo, el Frente Amplio “no representa una política de izquierda (…) El eje que tenemos es la recuperación de la soberanía nacional arrancando por una reforma agraria, por nacionalizar los aspectos centrales del sistema financiero, por terminar con las privatizaciones y la defensa de los recursos naturales”, explicó.

A nivel internacional, Unidad Popular reclama una política “de absoluta independencia”, “terminando con el sometimiento al Fondo Monetario y a los organismos internacionales”. Plantean eliminar el Sistema Nacional Integrado de Salud y transformarlo en un sistema estatal y público. También son partidarios de “terminar con las AFAP”. En el plano ideológico se definen como una fuerza democrática, antiimperialista y popular.

Rubio, el diputado que vive con $ 35.000 en la mano. El sueldo de los parlamentarios es de $ 221.188, incluidos los gastos de representación. Pero el diputado Eduardo Rubio vive con media canasta familiar o $ 35.000 en la mano, ya que parte de su sueldo se usa para financiar Unidad Popular. “Vivo como viven los trabajadores en el Uruguay”, señaló a El País. Cuando realiza giras por el interior del país recibe dinero extra para los pasajes, el alquiler de un auto y viáticos para la comida.

Al Parlamento va a trabajar en el auto de su esposa o en su defecto en ómnibus. Desde los 16 años está en la política y antes de ser diputado fue funcionario de Unidad Popular. Integra el Movimiento 26 de Marzo, que formaba parte del Frente Amplio hasta la ruptura en el año 2008. Antes, fue militante del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN-T) y estuvo preso durante seis años en la dictadura militar.

Hace tres años, Rubio desembarcó en el Parlamento donde mantiene un trato respetuoso con los otros partidos. “He firmado proyectos de ley con diputados del Frente Amplio, del Partido Nacional, del Partido Colorado y del Partido Independiente”, indicó.

Seis intendencias apoyan plan de vivienda de Unidad Popular

Con Información de El País

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *