Santa Fe: las fuertes lluvias reviven el fantasma de las inundaciones del Río Salado - EntornoInteligente

La Nacion / SANTA FE.- El “fantasma” de aquel río Salado completamente desbordado, que inundó un tercio de esta capital en 2003, que ocasionó 120 mil evacuados, pérdidas económicas por más de $ 3.200 millones, volvió a asomar ayer, cuando por el incremento del cauce, generado por lluvias que en sólo 10 días superaron los 500 milímetros promedio en el centro-norte santafecino.

Unas 25 familias, que residen en viviendas precarias por fuera de los nuevos terraplenes de contención, frente al ex frigorífico municipal y en terrenos bajos cercanos al ingreso a la autopista Santa Fe-Rosario, debieron ser reubicadas en zonas más altas.

El pico de la crecida del Salado está previsto para fin de mes. “Son lluvias similares a las que hubo en 2003, sin embargo la ciudad ahora está mucho más preparada”, dijo el Intendente, el radical José Corral. “Hoy está concluida la defensa y además está reforzada y en muy buenas condiciones”, resaltó.

Ayer, el nivel del río Salado en Santo Tomé (su desembocadura) fue de 4,02 metros. A fin de semana podría superar los 5 metros, se admitió. En 2003 alcanzó un registro de 8,50 metros, aunque el agua ingresó a la ciudad capital por un tramo incompleto del terraplén oeste. Hoy, el panorama es totalmente diferente. Se construyó una avenida de circunvalación sobreelevada, que actúa a modo de contención, que bordea la totalidad de los barrios de esa zona, pero que además se extiende hasta la localidad de Candiotti, 32 kilómetros al norte de esta capital.

DOS AHOGADOS Dos arrieros murieron en los últimos días cuando desafiaron la crecida de arroyos y bañados de la zona aledaña al Salado. Ayer, cuando dos hombres arriaban, a caballo, vacas en cercanías del hoy torrentoso arroyo Cululú, jurisdicción de Progreso, departamento Las Colonias, 73 kms al norte de esta capital, cayeron al agua. Uno se salvó al tomarse de una rama; el otro, identificado como Enrique Bertone, de 64 años, murió ahogado.

El otro caso de un fallecido por la inundación ocurrió el lunes pasado, en una zona inundada ubicada a 18 kilómetros de Videla, departamento San Justo, 90 kilómetros al norte de esta capital. Imprevistamente, Jonatan Ortiz, de 18 años, arriero, perdió la estabilidad cuando montaba un caballo, cayendo al agua sin que sus tres compañeros pudieran lograr salvarle la vida. .

Con Información de La Nacion

Entornointeligente.com