Ocho formas de organización agroproductiva dan vida a moneda comunal y el trueque
Publicado por La Nación el Miercoles, 30 de Septiembre del 2008
Esta noticia ha sido leída 112 veces
La implementación de la moneda comunal, el trueque como modalidad para el intercambio de bienes materiales y ocho formas de organización agroproductiva son algunas de las novedades de la Ley para el Fomento y Desarrollo de la Economía Popular, que según el artículo 1, tiene por objeto establecer los principios, normas y procedimientos que rigen el modelo socio productivo comunitario, para el fomento y desarrollo de la economía popular. Se basa en los proyectos impulsados por las propias comunidades organizadas, en cualquiera de sus formas y el intercambio de saberes, bienes y servicios para la reinversión social del excedente, dirigidos a satisfacer las necesidades sociales de las comunidades. Para lograr esta meta, el Ejecutivo Nacional plantea "incentivar en la comunidad, valores sociales basados en la igualdad, solidaridad, corresponsabilidad y justicia social; promover las formas de organización comunal dirigidas a satisfacer las necesidades sociales de la comunidad, respetando las características y particularidades locales, mediante mecanismos financieros, económicos, educativos, sociales y culturales". El Gobierno nacional busca fomentar un modelo socio productivo comunitario y sus formas de organización comunal en todo el territorio nacional y aportar las herramientas necesarias para el fortalecimiento de las potencialidades económicas de las comunidades. Plantea fundar las organizaciones socio productivas comunitarias, o grupos de intercambio solidario, grupos de trueque comunitario y de los espacios de intercambio solidario en el territorio nacional. Igualmente, crea un sistema alternativo de intercambio solidario para que las comunidades puedan satisfacer sus necesidades a través del intercambio de saberes, bienes y servicios, sin utilizar la moneda de curso legal y sin incurrir en prácticas especulativas. Son 31 artículos, donde se resume la normativa que regula la actividad de la economía popular destacando principios de corresponsabilidad, cooperación, sustentabilidad, libertad, justicia social, solidaridad, equidad, transparencia, honestidad, igualdad, eficiencia y eficacia, contraloría social, rendición de cuentas, asociación abierta y voluntaria, gestión y participación democrática, formación y educación, planificación, respeto y fomento de las tradiciones, la diversidad cultural. Definiciones de interés La ley define el modelo socio productivo comunitario como el Sistema de producción, transformación, distribución e intercambio socialmente justo de saberes, bienes y servicios de las distintas formas organizativas surgidas en el seno de la comunidad. Se entiende por trabajo colectivo la actividad organizada y desarrollada por los miembros de las distintas formas organizativas, basada en relaciones de producción no alienada, propia y auténtica, con una planificación participativa y protagónica. Nacen las Brigadas de producción, distribución y consumo que son un grupo de personas que desarrollan una actividad y que apoyan recíprocamente a otros semejantes, garantizando el equilibrio justo de las actividades socio productivas para el desarrollo y fomento de la economía popular. Incorpora la palabra prosumidoras o prosumidores, como las personas que producen, distribuyen y consumen bienes o servicios, y participan voluntariamente en los sistemas alternativos de intercambio solidario, con espíritu social, para satisfacer sus necesidades y las de otras personas de su comunidad. Se establece en la ley la modalidad del trueque, directo, indirecto y comunitario. En relación al trueque comunitario directo, el gobierno lo define como la modalidad de intercambio directo de saberes, bienes y servicios con valores mutuamente equivalentes, sin necesidad de un sistema de compensación o mediación. El trueque comunitario indirecto es la modalidad de intercambio de saberes, bienes y servicios con valores distintos que no son mutuamente equivalentes, y que requieren de un sistema de compensación o de mediación, a fin de establecer de manera explícita, relaciones de equivalencias entre dichos valores diferentes. La modalidad de mercados de trueque comunitario son espacios locales destinados periódicamente al intercambio justo y solidario de saberes, bienes y servicios. Formas de organizaciones socio productivas Para efectos de dar cumplimiento a la ley, se establece en el artículo 9, ocho formas de organizaciones socio productivas: 1. Empresa de Propiedad Social Directa o Comunal: Unidad productiva ejercida en un ámbito territorial demarcado en una o varias comunidades, a una o varias comunas, que beneficie al colectivo, donde los medios de producción son propiedad de la colectividad. 2. Empresa de Propiedad Social Indirecta: Unidad productiva cuya propiedad es ejercida por el Estado a nombre de la comunidad. El Estado progresivamente podrá transferirla propiedad a una o varias comunidades, a una o varias comunas, en beneficio del colectivo. 3. Empresa de Producción Social: Unidad de trabajo colectivo destinada a la producción de bienes o servicios para satisfacer necesidades sociales y materiales a través de la reinversión social de sus excedentes, con igualdad sustantiva entre sus integrantes. 4. Empresa de Distribución Social: Unidad de trabajo colectivo destinada a la distribución de bienes o servicios para satisfacer necesidades sociales y materiales a través de la reinversión social de sus excedentes, con igualdad sustantiva entre sus integrantes. 5. Empresa de Autogestión: Unidad de trabajo colectivo que participan directamente en la gestión de la empresa, con sus propios recursos, dirigidas a satisfacer las necesidades básicas de sus miembros y de la comunidad. 6. Unidad Productiva Familiar: Es una organización integrada por miembros de una familia que desarrollen proyectos socio productivos dirigidos a satisfacer las necesidades básicas de sus miembros y de la comunidad. 7. Grupos de Intercambio Solidario: Conjunto de prosumidoras y prosumidores organizados de conformidad con lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, con la finalidad de participar en alguna de las modalidades de los sistemas alternativos de intercambio solidario. 8. Grupos de Trueque Comunitario: Conjunto de prosumidoras y prosumidores organizados, que utilizan las modalidades del sistema alternativo de intercambio solidario. Estas organizaciones socio productivas comunitarias deberán, en primer lugar, diseñar y ejecutar planes, programas y proyectos socio productivos dirigidos a consolidar el desarrollo integral de la colectividad en general. Igualmente, tienen que promover y practicar la democracia participativa y protagónica en el desarrollo de las actividades socio productivas surgidas del seno de la comunidad, con la inclusión de las Brigadas de producción, distribución y consumo, a través de las diferentes organizaciones, empresas comunitarias y demás formas asociativas guiadas por los valores de la mutua cooperación y la solidaridad, entre otras. De la moneda comunal Plantea la ley la creación de la moneda comunal como el instrumento que permite y facilita el intercambio de saberes, bienes y servicios en los espacios del sistema de intercambio solidario, y corresponde al Banco Central de Venezuela regular todo lo relativo a ésta. Cada grupo de intercambio solidario escogerá el nombre de su Moneda Comunal, que responderá a una característica ancestral, histórica, cultural, social, patrimonial u otra, que resalte la memoria e identidad del pueblo. Será administrada y sólo tendrá valor dentro del ámbito territorial de su localidad, por los grupos de intercambio solidario debidamente registrados, y distribuida equitativamente entre las prosumidoras o prosumidores, la cual no tiene curso legal, ni circulará en el territorio de la República. Su valor será determinado por equivalencia con la moneda de curso legal en el territorio nacional, a través de la asamblea del grupo de intercambio solidario, previa autorización del órgano rector.