Camiones JAC conquistan el mercado venezolano
Publicado por La Voce de Italia el Viernes, 03 de Julio del 2008
Esta noticia ha sido leída 1121 veces
JAC, una de las principales marcas chinas de automóviles ya está en el mercado venezolano de la mano del grupo empresarial AutoCom de Venezuela, C.A, para ofrecer al exigente público comercial, su línea de camiones, con miras a ampliar su gama a otros segmentos. Carlos Novoa, Director General de AutoCom de Venezuela, C.A, explicó que JAC proviene de una prestigiosa empresa china dedicada a la fabricación y exportación de vehículos, con una capacidad de producción de 500 mil unidades anuales Mundialmente, las operaciones de JAC comprenden una ensambladora de camiones ligeros; una planta para la manufactura de chasis de autobuses; una avanzada ensambladora de vehículos multipropósito y una planta de motores. Adicionalmente cuenta con un centro de negocios e institutos de diseño e ingeniería donde trabajan cerca de mil técnicos y especialistas en las áreas de investigación, desarrollo y diseño de producción. Además de sus ensambladoras en China, desde el 2005, JAC cuenta también con un centro de diseño de automóviles ubicado en Torino, Italia; en 2007 inauguró otro en Tokio, Japón. Por su parte, Antonio Roa, Gerente General de Auto− Com de Venezuela, C.A, indicó que JAC ofrece una nueva alternativa en términos de calidad y precio para responder a las necesidades del transporte comercial, industrial y del sector público. Los objetivos definidos a mediano plazo son alcanzar una participación de mercado del 15% en el segmento de camiones livianos Diesel y 9% en el segmento de vehículos comerciales. Estos resultados se alcanzarán con la participación de JAC en el segmento de livianos con el HFC1061 que ya está en el mercado y con 2 nuevos productos que participarán en los segmentos mediano, (finales del 2008) y pesado (2009). Acorde con los lineamientos de la nueva política automotriz en relación al fomento de la industria nacional, AutoCom de Venezuela, C.A anunció el establecimiento de una planta en el estado Yaracuy, para el ensamblaje de camiones JAC, incorporando autopartes de fabricación nacional, con miras al fortalecimiento de sus operaciones en Venezuela y por ende, su proyección en la región. Entre otros planes futuros, AutoCom de Venezuela, C.A, está evaluando los demás productos de JAC, específicamente vans y vehículos utilitarios para introducirlos en el mercado venezolano. De igual manera, AutoCom hace un esfuerzo por proveer a todo su personal, de un extenso programa de entrenamiento y capacitación administrativa y de servicio, centrado en la satisfacción del cliente. El plan de negocios de AutoCom de Venezuela es amplio y agresivo. Para ponerlo en práctica, la empresa cuenta con el compromiso de una red de 6 concesionarios ubicados en puntos estratégicos de Venezuela: Caracas, Maracaibo, Maturín, Valencia, La Encrucijada y El Tigre. Adicionalmente, está en el proceso para abrir concesionarios en Puerto La Cruz, Barinas, Barquisimeto y Puerto Ordaz. El producto, el personal capacitado y la red de concesionarios de JAC forman parte del plan que tiene la marca para consolidar la mayor y más robusta importadora de camiones en nuestro país. Camión 1061K El 1061K es un camión dotado con tiene motor diesel turboalimentado con intercooler, 4 cilindros en línea, 8 válvulas y una potencia máxima de 120 HP con 3.600 rpm; caja manual con 6 velocidades más reversa y un sistema de inyección directa que lo hace muy económico en consumo de combustible; además, cuenta con embrague monodisco hidráulico, frenos de aire y neumáticos radiales. Sus ventajas se traducen en factor de conveniencia para los transportistas que aspiran operar eficientemente dentro y fuera de la ciudad. Además, su cabina king otorga gran flexibilidad y confort al usuario en un cómodo habitáculo, con ventilación forzada y aire acondicionado (opcional); dispone de cinturones de seguridad de 2 y 3 puntos. Sus ventajas se traducen en factor de conveniencia para los transportistas que aspiran operar eficientemente dentro y fuera de la ciudad