REPÚBLICA DOMINICANA: "Yo nací en el PRD y la política la llevo en la sangre" - EntornoInteligente

El Caribe / Joel Rafael Díaz Ureña, de 31 años, quien fue recientemente electo como presidente de la Juventud Revolucionaria Dominicana (JRD) del PRD, hace gala de que la política la lleva en la sangre, pero al mismo tiempo resalta la importancia de hacer vida política convencido de que desde ese campo de acción se pueden impulsar los grandes cambios sociales. Igualmente, resalta su proyecto para relanzar la juventud del PRD y su visión de los cambios que necesita la política de juventud del país. Se declaró católico y como fiel creyente de que la familia es lo más importante en la vida del ser humano. El joven oriundo del Distrito Nacional, con apenas 31 años de edad, es abogado de profesión, pero se dedica a la administración de empresas, cuenta con una maestría en alta gerencia y otra en ciencias políticas y actualmente cursa un master en comunicación política. Contrajo matrimonio por la iglesia y es el padre de dos hijos de seis y un año. Resaltó que lleva cuatro años como vicepresidente nacional de la JRD y que recorrió durante dos años todo el país en busca del apoyo de los jóvenes de su partido para ser presidente de la JRD. ¿Cuáles son tus planes como presidente de la JRD del PRD? Nosotros tenemos como primer plan realizar plenos convencionales porque el gran escollo que ha tenido la juventud es que los presidentes de la juventud del PRD, a lo local y lo nacional, han sido colocados por el dedo o por acuerdos y porque el presidente diga quién debe o no ser. Lo que buscamos es renovar la juventud del PRD porque en el recorrido que hemos hecho a nivel nacional nos hemos dado cuenta de que la juventud del PRD se ha puesto vieja. Por mencionar un solo caso, el presidente de la JRD en el Distrito Nacional tiene 41 años y el tope para ser joven es 35 y por eso es que tenemos que renovarnos para poder incentivar jóvenes de otro sector de la sociedad. La renovación se hará en las 32 provincias y los 156 municipios del país. ¿Qué es lo que más te preocupa de la juventud dominicana? La falta de oportunidades, tanto para trabajar como para estudiar, pero es peor aún cuando los jóvenes salen de los liceos y las universidades y se les exige el mal llamado requisito de la experiencia laboral que se les pide a jóvenes de 17 y 18 años y de 23 y 24 años y a esa edad no se puede tener experiencia laboral. Como juventud entendemos que debemos propiciar que haya un proyecto de ley que garantice el primer empleo para los jóvenes porque eso garantiza dos grandes temas. Primero, te permite incentivar los jóvenes al estudio y segundo, cuando terminas de estudiar tienes una plaza laboral disponible. Tenemos otro gran problema con carreras como Derecho, Medicina, Ingeniería y Mercadeo donde el mercado está sobrepoblado y por eso la juventud del PRD es partidaria de un gran acuerdo entre el sector público y privado, del sector educativo y empresarial, a fin de identificar las áreas que requieran profesionales. ¿El Ministerio de la Juventud cumple con su papel? El Ministerio hay que reenfocarlo porque debe convertirse en un asesor de la juventud en todo el sentido de la palabra y aquí se ha perdido mucho la visión de qué debe ser ese ministerio y entendemos que debe jugar un rol de asesor y facilitador porque hay un sin número de cosas que no se hacen por falta de orientación. Debemos mirar hacia los deberes, los derechos y los espacios de capacitación de la juventud, pero también debe ser un canal para canalizar empleo. Ese ministerio no está cumpliendo con su función y debe reenfocarse hacia una institución de servicios, por ejemplo, yo nunca he visto ni escuchado que el Ministerio de la Juventud vaya a ningún lugar a dar charlas sobre ningún tema y es necesario capacitar a la juventud porque es el presente y el futuro de la nación. Cada vez hay más y más jóvenes delinquiendo en las calles por falta de oportunidad y de orientación. Los partidos políticos tienen mucho descrédito en la sociedad ¿porqué te gusta la política? La política se lleva en la sangre y yo llevo la política en la sangre y soy de los que entienden que el pleito se debe echar dentro porque no se puede pretender cambiar el país y resolver los problemas de la nación sin participación política y es necesario aportar un granito de arena desde donde se cocinan las políticas públicas y por eso he decidido pertenecer activamente a un partido político. La política es el espacio desde donde se pueden lograr las reivindicaciones sociales, en especial desde nuestro sector que es la juventud, y los cambios no se hacen desde fuera, se hacen desde dentro. Y no solo me gusta la política porque la llevo en la sangre, me gusta porque estoy convencido de que las reivindicaciones positivas que necesita la juventud y la sociedad, en sentido general, solo las podemos lograr con la participación política. No importa desde qué partido sea, es importante que la juventud interactúe en la política y haga vida partidaria. ¿Qué lugar ocupa la familia en tu vida? En mi caso, la familia es lo más importante. Yo creo en la familia y por eso tengo dos hijos que son una bendición de Dios, que junto con mi esposa son el mayor regalo de la vida. La familia es el lugar número uno para mí y la mejor educación es la que se recibe en el seno del hogar y eso nos permitirá fomentar una mejor sociedad. Soy partidario de que se hagan campañas en pro de la familia y hoy en día hay algo que me preocupa porque la sociedad de hoy y el pluriempleo, lamentablemente, le quita mucho tiempo a la familia y por eso abogo por la calidad en el tiempo que dedicamos a nuestros hijos. Entendemos que se debe fomentar la convivencia familiar que al final es lo más importante. ¿La juventud puede creer en un partido como el PRD? Claro que sí, la juventud puede tener confianza en el PRD. En este momento lo más importante es hacer de la juventud del PRD un escenario acorde a los nuevos tiempos y así convertirnos en el brazo derecho de nuestro partido de cara a las elecciones del 2016. Si podemos articular un proyecto creíble, decente e incluyente podremos articular un proyecto que concentre una gran cantidad del 56% de la juventud que compone la población dominicana. El PRD ha sido el único partido de América Latina que incluyó una cuota de participación para la juventud en los cargos electivos y por eso hoy cuenta con seis diputados, seis alcaldes, todos jóvenes que compitieron y ganaron por su trabajo. En los tres altos organismos del PRD, los jóvenes tienen una alta representación, cuenta con ocho vicepresidentes, de 250 miembros de la Comisión Política, la juventud tiene 63 y de 2 mil 500 miembros del Comité Ejecutivo Nacional, la juventud tiene 603. En el PRD hay apertura y seguirá la apertura para la juventud y nosotros sí tenemos calidad moral para hablar de política juvenil porque fuimos quienes creamos la Secretaría Nacional de la Juventud.

Familia La mejor educación es la que se recibe en el seno del hogar y eso nos permitirá fomentar una mejor sociedad basada en valores”.

Oportunidades Como juventud entendemos que debemos propiciar porque haya un proyecto de ley que garantice el primer empleo”.

Con Información de El Caribe