Remordimientos de fin de año - EntornoInteligente

El Tiempo / Ad portas de un nuevo enero, al final de un agitado año en el cual se ha hablado tanto de paz y de reconciliación, decidí dejar de lado el manido y pormenorizado balance anual –que aparte de inútil resulta poco original– para hacer una pausa decembrina y echar una mirada serena a este 2016, en el cual todos tuvimos aciertos y también cometimos errores. Por eso, luego de revisar las cosas con tranquilidad y desprendido de todo apasionamiento, tengo que admitir que fueron muchas las equivocaciones en que incurrí este año, por causa de conclusiones apresuradas que me llevaron a hacer juicios a todas luces erróneos. Y aunque mis pifias afectaron a muchas personas de a pie, quiero detenerme en aquellos dirigentes y colegas, respetados por buena parte de la opinión pública, con quienes tuve enfrentamientos o que fueron blanco de mis comentarios desobligantes. Soy consciente, por ejemplo, de que en el fervor de los debates y las discusiones alrededor del plebiscito por la paz me dejé llevar por la rabia y asumí como ciertas las versiones de que la campaña del No estaba plagada de mentiras. La verdad es que no verifiqué debidamente las afirmaciones del mitómano exsenador Juan Carlos Vélez Uribe, quien dio unas irresponsables declaraciones a La República, las cuales se prestaron para toda clase de tergiversaciones. Por fortuna, ya se aclaró que el señor Vélez Uribe estaba fuera de sí cuando le dio la entrevista a ese diario y que los del No actuaron con absoluta honorabilidad y transparencia, siguiendo las directrices y el buen ejemplo del senador Álvaro Uribe. Hoy tengo que agachar la cabeza y ofrecerle mis sinceras disculpas al líder del Centro Democrático. Por otra parte, sé que también me excedí al acusar a Ernesto Samper Pizano de ser un títere del presidente Nicolás Maduro. Nada más distante de la realidad. Si ha habido alguien independiente, sincero, eficaz y preocupado en la resolución de la crisis venezolana es el Secretario General de Unasur, dirigente cuyas actuaciones el Gobierno de la hermana república respeta y acata. También fui injusto con el canal RCN, al insinuar que en su noticiero han sido muy sesgados al referirse a la inconveniencia, las irregularidades y los sapos que nos vamos a tener que tragar con el proceso de paz con las Farc. Aunque no siempre estemos de acuerdo, debo admitir que cumplen una abnegada labor periodística y que gracias a sus análisis balanceados e imparciales, los colombianos estamos hoy mejor informados. Otro con el que tengo que disculparme este año es el periodista y concejal progresista Hollman Morris. Admito que no he valorado en su real magnitud la titánica labor que ha desarrollado este querido y respetado colega, tanto en Canal Capital como en el Concejo de Bogotá, para mejorar la situación de miles, si no millones, de bogotanos que tienen en él a un defensor incansable de los derechos de los más débiles y desprotegidos. Para terminar, tengo que hacer un acto de contrición con Enrique Peñalosa, cuya gestión frente a los destinos de la capital he subestimado. Era imposible que en apenas doce meses lograra desfacer todos los entuertos que heredó de tres alcaldes que prácticamente dejaron la ciudad en ruinas. Y no voy a escudarme en el vértigo de la realidad de este país, ni en la velocidad con que se precipitan los acontecimientos en las redes sociales, para tratar de justificar mis metidas de pata ni para minimizar mi responsabilidad. No. En estos casos, reconozco mis culpas sin rodeos… Pásenla, por inocentes.

* * *

Colofón. De cada uno de nosotros depende que esta pausa de fin de año no deje caer en el olvido el caso de la pequeña Yuliana Samboní, por cuyo rapto, violación y asesinato deben responder todos los implicados. @Vladdo

Remordimientos de fin de año

Con Información de El Tiempo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en EntornoInteligente.com




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.