Quieren desprenderse las etiquetas de promesas - EntornoInteligente

Quieren desprenderse las etiquetas de promesas / El Tiempo / – Sus tíos Leopoldo y Nelson defendieron los intereses de Carteros de Anzoátegui en la temporada 1977 de la extinta Liga Especial.

Para aquella campaña, el primero ya era un jugador consolidado y el segundo apenas comenzaba una prolífica carrera que incluyó la conquista del título con Marinos de Oriente en 1993.    

Un año después de que Nelson se coronara en la primera edición de la aún vigente Liga Profesional de Baloncesto (LPB), nació Humberto Bompart.

“Beto” extendió el legado familiar. Actualmente afronta su segunda zafra con la divisa, que en 2005 adoptó el nombre de Marinos de Anzoátegui.    

La campaña debut del  piloto finalizó de la mejor manera: los navieros ganaron su undécimo cetro. Formar parte de esa proeza fue un sueño hecho realidad para Humberto, pero reconoce que jugó un papel secundario. A sus 21 años quiere quitarse la etiqueta de promesa y contar con el protagonismo que tuvieron sus tíos.    

 “Desde los 18 años estoy en Marinos, y me he dedicado a trabajar fuerte para ser importante en el primer equipo. No estoy ansioso, pero ya quiero que me llegue la hora de tener un rol fundamental”, expresó el armador, formado en el programa Transformación de Nuevos Talentos (TNT).    

A los Capparé, al igual que a los Bompart, le corre por las venas el Acorazado Oriental. Emilio, otro de los baluartes de la filial de la franquicia anzoatiguense, es uno de los orgullos de la familia.    

El sobrino del experimentado escolta Leonardo Capparé, campeón con los navales en 2011 y 2012, tiene 25 años y todavía batalla por establecerse en el equipo que admira desde su infancia, y al que llegó adolecente, y luego se le unió su hermano menor Andrés, quien no logró dar el salto al ámbito profesional.    

“Mi sueño es estar en Marinos, entre los 12 jugadores regulares. He pasado por otros equipos, pero nunca me he sentido como aquí, en mi casa.Sé que ya a estas alturas de mi carrera debo empezar a ganar jerarquía”, dijo el alero, de 1.96 metros de altura.    

Panorama     Ganar protagonismo con la franquicia oriental en esta temporada luce como una tarea complicada para Humberto Bompart, de 1.83 metros de estatura y quien vio acción en 13 choques de la ronda regular de la pasada zafra. Sus oportunidades podrían ser escasas.    

El portocruzano se alternará el puesto uno con dos “zorros viejos” en los menesteres de concudicr el balón: el boricua Filiberto Rivera, de 33 años, y Diego Guevara, de 38.    

-¿Humberto con la llegada de Filiberto Rivera y Diego Guevara, el  sueño de convertirte en un jugador regular debe esperar al menos un año más?     

-Es una oportunidad de crecer,  porque son dos grandes jugadores de talla internacional, pero también es una oportunidad para demostrar que estoy para ser un jugador importante. Si logro acercarme al rendimiento de esas figuras, ganaré credibilidad aquí.    

-Los nuevos pilotos están llamados a aportar su experiencia y liderazgo. ¿Qué le ofrece Humberto Bompart al entrenador Sergio Valdeolmillos?    

-Muchas ganas, una mentalidad fuerte, y un juego más agresivo que el de antes. He trabajando mucho la parte física, la musculatura y la resistencia, y ahora puedo ofrecer más intensidad dentro de la cancha.     

-Viene de jugar en la Segunda División de la Liga Nacional y estuvo desde el inicio de la pretemporada del primer equipo, ¿No está cansado?   

 - Para nada. Trabajé de forma particular la parte física y creo afronto la temporada al 100 por ciento. Estoy en ritmo y lo primordial es mantenerme.    

Nuevas virtudes    

A pesar de que es alero, la carta de presentación de Emilio es similar a la de su tío Leonardo, un escolta de 35 años que pertenece a Gigantes de Guayana. Desde sus inicios, la efectividad desde la larga distancia y su visión de juego han sido sus principales virtudes.    

Ahora, a esas características añadió velocidad y agresividad para atacar la pintura. Gracias a una intensa rutina de entrenamiento, el barcelonés rebajó 19 kilogramos de peso corporal y ganó masa muscular.  

 -Es evidente el progreso físico y viene de ser el Jugador Más Valioso en la Segunda División de la Liga Nacional ¿Está en tu mejor momento?    

-Sin duda. Pesaba 115 kilos y ahora 96. Soy otro jugador en ese aspecto, con mucha más velocidad, y eso fue lo que me ayudó a tener una gran ofensiva en la Liga Nacional. Me siento mucho más cómodo en los desplazamientos y creo que estoy en mi momento. Espero aprovecharlo. 

   – ¿No haber trabajado con ese mismo ahínco la parte física anteriormente fue el aspecto que no le permitió tener continuidad en los últimos años?    

 -Siempre me recomendaron que trabajara  más mi físico, estaba regular en ese aspecto.  Gracias a José Fernández, quien programó mi rutina de entrenamientos en 2015, estoy en forma óptima. Mi juego será más completo.

Con Información de El Tiempo

www.entornointeligente.com

Visite tambien www.mundinews.com | www.eldiscoduro.com | www.tipsfemeninos.com | www.economia-venezuela.com | www.politica-venezuela.com | www.enlasgradas.com | www.cualquiervaina.com | www.espiasdecocina.com | www.videojuegosmania.com

Síguenos en Twitter @entornoi




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.