¿Puede una relación reciente sobrevivir si nos separamos todo el verano? - EntornoInteligente

La Nacion / Buenos días Consuelo,

Total anonimato, por favor.

El tema que me vuelve loco esta vez (dado que la última vez que te mandé lo publicaste y me sirvió) son las vacaciones. Tengo un problema: estoy de novio, tengo 23, ella 19, y mi novia (con la cual estoy hace ocho meses) y yo tenemos planes distintos para el verano.

El tema va así: yo en enero me voy solo a Colombia quince días, porque me gusta viajar, ¿okey? Bien, la invité a mi viaje cuando llevábamos tres meses pero no quiso porque era poco tiempo de relación, todo bien con eso. Ella sacó un viaje con amigas para Australia para febrero-marzo, se va un mes. Además ahora se le dio por trabajar porque durante todo el año no puede por la facultad; el asunto es que le salió un trabajo que le gusta en la costa Argentina todo el mes de enero.

La pregunta es ¿qué hago? En total no la veo por tres meses, y es mucho para una relación que se está construyendo creo yo, tampoco me quiero meter en su vida, quiero que sea feliz pero bueno. No sé si deberíamos escribirnos o mensajearnos durante el viaje, cortar, no sé. Es mucho tiempo porque se le suma a su otro viaje y bueno, si no prioriza un poco la relación sobre el dinero va más allá de mí.

Muchas gracias y saludos,

El Novio Que Le Teme al Verano (23)

Estimado Novio:

Un reincidente, ¡qué divertido! Me alegra que la consulta anterior te haya servido y espero que esta también te sea útil. Dado que ya “tenemos confianza” voy a diseccionar sin pudor el lenguaje que estás utilizando para plantearme tu problema: creo que hay una duda legítima en esto que me contás (¿puede una relación tan joven como la de ustedes “sobrevivir” un verano separados?), pero se mezclan también algunos juicios de valor medio complicados que me parece importante desarmar.

Dos frases son las que me hacen ruido: “ahora se le dio por trabajar” y “si no prioriza un poco la relación sobre el dinero va más allá de mí”. Me da la sensación de que se te mezcla la duda sobre cómo sostener la relación con tanto tiempo separados con una especie de resentimiento porque ella quiere trabajar en el verano, aunque vos mismo reconocés, por ejemplo, que vos viajás solo en el verano porque te gusta viajar. ¿No es igual de legítimo que ella quiera trabajar? Imaginate si ella te exigiera, por ejemplo, que canceles tu viaje a Colombia y la acompañes a la costa. Me parece que, primero, tenés que separar tu miedo real de que las cosas se enfríen de la bronca que te genera la sensación de que a ella “no le importa” la relación y por eso “hace lo que quiere”. Vos mismo lo decís: es una relación nueva, los dos son chicos, no sé si es muy lógico que ya anden sacrificando cosas que tienen ganas de hacer (viajes, trabajo, etcétera) por “la relación”. La relación no es más que la suma de ustedes dos: uno siempre tiene que dar algo y negociar, pero si realmente tienen ganas de hacer otra cosa y los dos renuncian a sus deseos verdaderos, ¿quién gana? “¿La relación?”.

Despejado este asunto: en tres meses pueden pasar muchas cosas con una relación de ocho. Puede suceder que se extrañen, que se enfríe todo, mitad extrañarse mitad enfriarse, conocer a otra persona, aprender algo sobre ustedes mismos que cambie todo para bien o para mal. Por lo que veo en esa última frase sobre que “va más allá de mí” entiendo que estás pensando en algún tipo de ultimátum: yo personalmente no iría por ahí. Tendría una conversación sensata sobre el asunto en la siguiente línea: “mirá, yo te quiero, pueden pasar muchas cosas, propongo que vayamos charlando y nos cuidemos entre nosotros y conversemos a la vuelta”. No tomes una decisión tajante antes del hecho porque no es imprescindible: sigan conversando, escríbanse, cuéntense cosas, ¡aprovechen que existe internet! Si ves que en algún momento te surge, en ese tiempo largo de separación, el deseo de estar con otra chica, meditalo, fijate qué hacés, pensá las consecuencias de tus acciones y decidí. Si en la mitad decidís que te querés separar, no le quemes la cabeza con planteos virtuales: esperá a que vuelva, decidí y conversá. Lo que digo siempre: escuchá a tu deseo, con serenidad y sin resentimiento.

Y otra opción: ¿por qué no acompañarla unos días en la costa, aunque sea un fin de semana, en enero, mientras no estés en Colombia? Acortás la separación, se divierten, toman sol. No resuelve el problema del verano entero, claro, pero es un pequeño paliativo.

Un cariño, y felices vacaciones

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla [email protected] , como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

En esta nota: Relaciones Verano 2018 LA NACION Sociedad Modales de bolsillo ¿Puede una relación reciente sobrevivir si nos separamos todo el verano?

Con Información de La Nacion

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi