Proyecto busca que personas con discapacidad motora accedan al computador - EntornoInteligente

Emol / VALPARAÍSO.- El problema de la falta de accesibilidad y servicios para personas con algún tipo de discapacidad motorora en nuestro país aún está vigente.

Los resultados del Censo 2012, en materia de discapacidad, revelaban que en Chile la población con una o más discapacidades era de 2.119.316 personas, lo que equivaldría al 12,7% del total de habitantes del país.

El proyecto “Tecnologías para [email protected]”  es una de las iniciativas que quiere disminuir la brecha de accesibilidad. Busca difundir la ciencia y la tecnología a través de una serie de materiales para fomentar el uso de las TICs como medio de inclusión.

La idea de fomentar la inserción, el desarrollo y la autonomía de las personas surgió de parte del fonoaudiólogo Ignacio Camarda. Especialista en la Fundación Alter Ego, dedicada a niños y jóvenes con parálisis cerebral, inició una búsqueda de otras alternativas para ellos.

“Comencé a cuestionarme el uso exclusivo de láminas, de lápiz y papel en los centros de rehabilitación. La tecnología podía hacer algo más”, dice Camarda.

Así fue como se juntó con el ingeniero Héctor Altamirano, quien ideó un kit electrónico de bajo costo. Bajo el lema “arma, aprende, incluye”, es una extensión de un mouse adaptado, un programa desarrollado con contenido multimedia e inclusivo, y una lista de software libres.

¿Cómo funciona? El objetivo es crear una extensión del mouse, permitiendo su uso de una manera más simple, para después utilizarlo como método de comunicación. Para hacerlo, se desarma un mouse para extraer el microswitch que permite la realización del clásico “click”. Después, usando un cable de casi un metro, es conectado a un botón independiente, del tamaño de la tapa de una botella plástica grande.

Usando el nuevo dispositivo, la persona puede comunicarse, seleccionando una frase o palabra de una pantalla. Así, por ejemplo, puede hacer click sobre la palabra “hola” para saludar. Además, el hecho de tener un botón grande permite que se pueda usar en cualquier parte del cuerpo.

El botón se compra en Estados Unidos a US$ 70 junto con el mouse, haciendo un total de US$ 80 por el kit, o alrededor de $46.000 pesos chilenos.

“Pensar en este proyecto no fue sólo para dar accesibilidad motora, sino que también económica, dice Altamirano. El proyecto es patrocinado por la Universidad SEK y cuenta con el auspicio del programa Explora Conicyt  para su desarrollo, el cual no costaría más allá de $2.000.

El producto, que ya ha sido probado en la Fundación Alter Ego, se distribuirá en las regiones Metropolitana, O’Higgins y Valparaíso, permitiendo que las personas con discapacidad motora puedan acceder a un computador. Además, están participando en el concurso Innovatón  de la Teletón. El lanzamiento oficial se realizará el 27 de agosto en la Universidad SEK en Providencia para así comenzar con la producción de 500 unidades.

Con Información de Emol

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *