Pese a fallo de Corte, OIJ y MP sigue investigación a agente - EntornoInteligente

Diario Extra / Dice el adagio que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”, esto es lo que le sucede a la investigadora Gabriela Fonseca Vindas con la indagación que sigue en contra suya por parte del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en el caso del espionaje y los rastreos telefónicos, donde ella presuntamente le pasó información al periodista de DIARIO EXTRA, Manuel Estrada.

 

Este viernes 21, la Sala Constitucional resolvió el recurso de amparo presentado por el Periódico de Más Venta en Costa Rica contra el rastreo hecho a Estrada, por parte del OIJ y el Ministerio Público en la investigación penal contra la agente.

 

La Sala, bajo la resolución número 2014-4035 de las 11 horas, explicó que se violó el derecho a la intimidad del tercero (Estrada), pues se quebranta el derecho del secreto de las fuentes periodísticas.

 

Por lo anterior la Sala ordenó anular los registros de llamadas producto del rastreo al periodista, y previno a las autoridades recurridas no volver a caer en los actos u omisiones por los que se acogió el recurso.

 

Incluso el Magistrado Jinesta Lobo indicó, en nota aparte, que se deben anular además los rastreos a la funcionaria judicial, por cuanto tampoco admite, bajo ningún concepto, el “rastreo telefónico” respecto de las personas que son fuente de información de un periodista o de persona que se dedica de manera habitual o regular a informar al público.

 

Pues a pesar de este antecedente el Ministerio Público (MP), através de la fiscalía General de la República, no lo entendió así e indicaron que “la anulación parcial y particular toma en cuenta la especialidad de un rastreo telefónico, cuando se trata de periodistas, pero no afecta el uso del rastreo para otros casos”. Con lo cual se podría entender que el caso de Gabriela Fonseca no se cerrará a pesar de existir la orden de un Magistrado Constitucional.

 

PLEITO SIGUE

 

Con lo que hemos expuesto, la semana anterior Fonseca recibió una notificación por un traslado de cargos que se le hace por parte del Departamento de Investigaciones Criminales del Organismo de Investigación Judicial, en el que se refiere a las “incorrecciones o fallas en el ejercicio de su cargo y en su vida privada, mismas que afectan el buen servicio y la imagen del Poder Judicial”, según estos.

 

Por ello le otorgan un plazo de 5 días hábiles para que informe o haga la presentación de sus argumentos contra el delito en cuestión.

 

Debido a esto, en un descargo de 80 páginas la investigadora explica cada uno de los puntos por los que se le acusan.

 

Según Fonseca, el 13 de marzo del 2014, al ser las 9:00 horas, se le notificó el traslado de cargos antes expuestos, ahí le señalan que es “recaído en la falta de su deber de discreción y obligación de guardar secreto sobre los detalles de las investigaciones que se estaban llevando a cabo en el Organismo de Investigación Judicial, propiamente en la Unidad Especializada en Secuestros, bajo los sumarios números 13-000100-1219-PE secuestro ocurrido el 28 de febrero de 2013 en perjuicio de Jaime García González y 13-009423-0042-PE secuestro ocurrido el 6 de mayo en perjuicio de Andrés Navarrete Rodríguez, información que llegó a su conocimiento en virtud de que formó parte de los grupos de investigación de los citados secuestros”.

 

INVESTIGADORA DA PRUEBAS 

 

Lo anterior es lo que básicamente le incriminan a Gabriela Fonseca, y lo que llevó al Grupo Extra a presentar el amparo por el rastreo a Manuel Estrada, ya que era a éste a quien involucraban con Fonseca. Es así como la investigadora refuta lo anterior:

 

“La Sección de Delitos Varios del OIJ se divide a lo interno en dos unidades, una es la Unidad de Secuestros y la otra es la Unidad de Otros Delitos, desde que mi persona ingresó a dicha Sección, eso en setiembre del año 2005, siempre se ha manejado una gran división entre ambas unidades, esa división siempre ha consistido en lo siguiente: se ven casos diferentes, se manejan estadísticas diferentes, físicamente se encuentran aparte, cada una cuenta con un encargado diferente, y los procesos de investigación que se investigan se llevan totalmente separados; de hecho muchos jefes han marginado a la unidad de Otros Delitos como lo más corriente y a la Unidad de Secuestros como una unidad élite, donde manejan los casos con mucho hermetismo.

 

Para los años 2007 y 2008 mi persona laboró en la Unidad de Secuestros y le tocó llevar varios casos, entre ellos dos que trajeron mucha controversia en el Poder Judicial, dichos casos son los números 07-20510-0042-PE correspondiente a la recepción de un escudo balístico en la Unidad Táctica SPII para aquel momento el cual está en espera de juicio, y luego el caso 08-04231-0042-PE por la Estafa y Recepción de varios chalecos antibalas que no cumplían con el nivel de protección solicitado, dicho caso actualmente se encuentra en juicio. A partir de esas dos investigaciones mi vida laboral cambió notablemente porque fui, y actualmente soy, víctima de amenazas, acoso laboral, persecución, robo a mi vivienda, entre otras, fue por esa razón que para el mes de setiembre del año 2008 yo le solicité un cambio de unidad al jefe de la Sección y es para fecha 30 de setiembre del 2008 cuando yo ingreso a laborar a la Unidad de Otros Delitos, donde permanecí trabajando hasta el año 2013″.

 

Sumado a esto, para esos mismos días, el jefe de la Sección de Delitos Varios, licenciado Cristian Montenegro Guevara, aprovechando que la agente iba saliendo sola de la oficina de Delitos Varios le dijo “cuídese porque la vamos a detener”, Fonseca le refirió a Montenegro que ella no estaba haciendo nada malo, solo lo correcto y su trabajo, a lo cual Montenegro se quedó callado e ingresó a su oficina. 

 

Luego de eso transcurrió un año y un mes aproximadamente donde se concretaron las amenazas hechas por el señor Montenegro, allí se me detuvo por el supuesto delito de Divulgación de Información Confidencial, bajo la sumaria número 13-115-1219-PE”. 

 

Lo que Fonseca dice es que si el primero de mayo era feriado de ley, por ser el día del trabajador, y el dos de mayo fue dado asueto por la visita a nuestro país del presidente de los Estados Unidos Barack Obama, y esta arrancó con su periodo de vacaciones del 02 al 24 de mayo, y salió del país a Orlando Florida, el día domingo 05 de mayo del 2013 en horas de la madrugada, ya estaba en el aeropuerto y regresó al país en fecha martes 14 de mayo del 2013 con horas avanzadas de la noche. 

 

Durante mi estancia fuera del país, propiamente en fecha 06 de mayo, es que se da el secuestro del empresario Andrés Navarrete y al parecer, según lo indicado por el Ministerio Público, ya para fecha 13 de mayo del 2013 este se encontraba en libertad junto con su familia y todos estos bajo el programa de Protección de Víctimas y Testigos. 

 

Entonces, según Fonseca, ¿cómo se le quiere inculpar de dar información a Estrada y por qué después de todo aún el MP y el OIJ, a través de Inspección Judicial, continúan con el acoso?

Con Información de Diario Extra