PERÚ: Secándole la caja a Maduro - EntornoInteligente

La Republica / El escenario venezolano de hoy evoca el escenario cubano de hace más de medio siglo. Sanciones económicas desde EEUU para evitar que un gobernante concrete su apetito por la dictadura. Ayuda rusa para mantener la economía de guerra del flamante dictador a flote. Una América Latina descontenta y asustada.

Hay diferencias, algunas importantes. Nicolás Maduro no es Fidel Castro. Rusia no es la URSS. Aun a US$ 50 el barril, el petróleo no es el azúcar. La resistencia venezolana es bastante más de la mitad de la población, y crece. La dirigencia chavista está carcomida por una corrupción cada vez más visible.

Donald Trump acaba de decretar un embargo financiero que busca cerrar las válvulas que hoy convierten las reservas petroleras de Venezuela en el dinero que mitiga el estrangulamiento económico de Maduro. Las principales válvulas son la petrolera estatal PDVSA y su subsidiaria Citco, que exporta crudo a los EEUU.

Las sanciones prohíben a EEUU negociar con nueva deuda emitida por el gobierno de Venezuela, y en los hechos cierran el caño de las exportaciones de Citco al país del norte, al impedirle repatriar sus utilidades. Las medidas dificultan el comercio con otros países, y colocan a Caracas al filo de la moratoria.

La medida de Washington bloquea la posibilidad de que el control de Citco sea vendido a la petrolera rusa Rosneft (que ya tiene 49.9% como garantía de un préstamo), que se venía negociando desde julio pasado. Por motivos técnicos, sin acceso a las utilidades del mercado estadounidense Citco pierde buena parte de su valor.

Maduro, fiel a su libreto, ha empezado a gritar embargo imperialista. Pero la verdad es que también el masivo apoyo del otro lado del mundo -léase sobre todo China y Rusia- está empezando a repensar las cosas. Pues las grandes oportunidades comerciales que Maduro producía están empezando a asumir un olor a perro muerto.

Otros afectados por las nuevas sanciones son los especuladores en bonos de PDVSA en Wall Street, que están viendo a esos lucrativos papeles entrar en una zona de riesgo. Sobre todo si las sanciones se extienden al comercio, y si Venezuela declara moratoria. Todavía en mayo pasado el banco Goldman Sachs le compró a PDVSA US$ 2,800 millones en bonos.

PERÚ: Secándole la caja a Maduro

Con Información de La Republica

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Más en EntornoInteligente.com




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.