Patricio Lenard: "Quise desarticular una sacralidad monstruosa" - EntornoInteligente

Patricio Lenard: “Quise desarticular una sacralidad monstruosa” / La Nacion / Patricio Lenard construye en la novela Su lucha (Adriana Hidalgo) una escena ficcional para un hecho histórico. Adolf Hitler y Rudolf Hess comparten reclusión en Landsberg y el segundo hace de amanuense – Eckermann del terror- de la obra del primero, Mi lucha . La novela de Lenard hace visible a Hitler a través de un doble marco: el del propio Hess, el diarista que cuenta los progresos de la escritura y los berrinches de su autor, y el de un tal Dante Prolicari, improbable editor del diario de Hess. “El punto que disparó la ficción de Su lucha fue la escena del futuro dictador dictándole su libro a Rudolf Hess en la cárcel -explica Lenard-. Una vez que tuve en claro que la novela simularía ser un “documento histórico” (el diario que Hess habría podido escribir entonces) sobre otro documento histórico (el libro de Hitler), todo lo demás vino por añadidura. La intimidad, la cercanía, la cotidianidad entre Hitler y Hess, propiciada por el encierro y el trabajo en conjunto, y la escritura de Mi lucha en la cristalización de la ideología nazi, constituyen para mí la principal ventaja a la hora de definir una entrada posible al fenómeno Hitler.

-¿Qué dificultades trae consigo enfrentarse con Hitler como personajes novelesco y no sólo histórico?

-A diferencia de lo que ocurre con el cine, casi no hay textos literarios en los que Hitler sea protagonista. El antecedente más claro, y quizá el único, es Ha vuelto , del alemán Timur Vermes, una sátira en la que Hitler “resucita” en un descampado en Berlín en 2011, creyendo que la guerra todavía sigue su curso. Pero una cosa es construir un personaje a partir de Hitler, basándose en su personalidad, y otra convertir al personaje histórico en protagonista de un texto literario. Mi objetivo fue presentarlo como el más nazi de los nazis. Más allá de su monstruosidad, mi propósito fue captar al hombre. No “humanizar” a Hitler, sino desarticular esa sacralidad monstruosa en la que algunos pretenden dejarlo quizá para proteger a sus congéneres del hecho de que alguien así haya sido adorado por millones de personas.

Más notas para entender este tema El fin de un tabú: el libro de Hitler, blanco de una oleada de revisiones -¿Tuvo sentido reeditar Mein Kampf y qué consecuencias suponés que tendrá haberlo hecho?

-Más allá de que el fascismo siempre es una amenaza latente, creer que podría haber en Alemania un rebrote neonazi por la reedición de Mi lucha me parece absurdo. Me parece interesante, en este sentido, algo que dice Alain Badiou: “Mientras no se lo piense, el pensamiento nazi permanecerá entre nosotros impensado y, por consiguiente, indestructible”. Por eso es preciso asumir que la barbarie también piensa.

LA NACION Cultura Libros

Con Información de La Nacion

www.entornointeligente.com

Visite tambien www.mundinews.com | www.eldiscoduro.com | www.tipsfemeninos.com | www.economia-venezuela.com | www.politica-venezuela.com | www.enlasgradas.com | www.cualquiervaina.com | www.espiasdecocina.com | www.videojuegosmania.com

Síguenos en Twitter @entornoi