PARAGUAY: ENSEÑAR CIENCIAS EN EL NIVEL INICIAL (PARTE 1) - EntornoInteligente

5 Días /  Durante el año lectivo 2017 se im­plementa en el Departamento de Caaguazú de la República del Para­guay el programa piloto Tikichuela Ciencias en mi Escuela. En ella participan 287 escuelas de las cuales 144 instituciones pertenecen al grupo de tratamiento y las res­tantes al grupo de control. El proyecto prevé la realización de una evaluación de impacto que se identificará por medio de la aplica­ción de técnicas econométricas cuyo res­ponsable es Innovations for Poverty Action (IPA). Participan del proyecto 2.565 niños y 162 docentes del preescolar, más directores de 132 escuelas de tratamiento y 17 técnicos zonales de las supervisiones del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC). El proyecto es financiado por el Fondo Especial Japonés a través del Banco Interamericano de Desa­rrollo (BID). La participación de Juntos por la Educación (Asociación de Utilidad Pública) se encuentra enmarcado en su rol de ejecu­tor del proyecto y a su vez la verificación del control de calidad.

¿QUÉ BUSCAMOS CON TIKICHUELA CIENCIAS EN MI ESCUELA?

El proyecto busca mejorar las habilidades tempranas en la resolución de problemas y el aprendizaje de las ciencias a través de una innovación pedagógica de audio programas al nivel preescolar.

Los objetivos específicos del Proyecto son:

– Desarrollar una innovación pedagógica bi­lingüe para la enseñanza de ciencias a nivel preescolar, incluyendo materiales didácticos y las lecciones de radio en español-guaraní;

– Llevar a cabo una implementación experi­mental de la innovación pedagógica en un estimado de cuatrocientos un (401) aulas a nivel preescolar en doscientas noventa y dos (292) escuelas en el departamento de Caaguazú, Paraguay;

– Realizar una evaluación rigurosa del piloto;

– La difusión de los resultados.

LA IMPORTANCIA DE LAS CIENCIAS EN LA EDAD TEMPRANA

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) afirma que en los últimos años, se ha incrementado el con­senso sobre la importancia de la educación de las ciencias y la también llamada scien­tific literacy en inglés. Scientific literacy, de­finida como la capacidad de las personas de usar conocimiento científico, de identificar, de preguntar y llegar a conclusiones basadas en la evidencia (OECD, 2003). Por otro lado, diversas literaturas entre ellas Thomas & Durand (1987) mencionan que el tener un entendimiento sólido de las ciencias y sus métodos puede tener ventajas directas en el individuo y en la sociedad, particularmente en contextos altamente dominados por la ciencia y tecnología.

A medida que las economías del mundo se están moviendo hacia un modelo basado en el conocimiento, la calidad de los recursos humanos se vuelve uno de los más activos más importantes de la sociedad moderna y tecnológica (Brooks, 1991).

Otro aspecto que sostiene la educación en ciencias es la formación de profesionales en las ramas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática, STEM por sus siglas en inglés. Diversos estudios demuestran que los re­tornos monetarios en el mercado laboral de carreras STEM son mayores que para otros campos (Véase Berger, M. 1998; Arcidiacono, 2002; Hasting et. al 2013). Además, la elec­ción de carrera STEM también está marcada por una brecha de género en favor de los va­rones que ha sido largamente documentada (Turned & Bowen, 1999).

Por otro lado, los estudios sobre los niños en etapa preescolar no han guardado la misma proporción que puede encontrarse en alumnos de primaria y ciclos superiores. Son pocos frecuentes las investigaciones sobre las ideas de los procesos y conceptos físicos que tienen los niños cuyas edades oscilan entre los 3 y 6 años de edad, la ma­yoría de las veces los procesos de enseñanza propuestos no rebasan el juego o la clasifi­cación de objetos y seres vivos. Sin embar­go, existen estudios como los de Ravanis y Bagakis (1998) que muestran que los niños preescolares pueden reconocer que el agua no desaparece durante law evaporación sino que va a la atmósfera o se convierte en vapor. Esta explicación da cuentas de un nivel de percepción y de razonamiento que puede, incluso no encontrarse en niños con edades superiores a los seis años, estos últimos por lo general establecen que el agua desapare­ce, tal como lo demuestran los resultados de otras investigaciones sobre los cambios de estado del agua (Osborne y Cosgrove, 1983) con niños de primaria. (Gallegos et. al 2008).

El nacimiento del programa Radio Ciencias se da a posteriori de la implementación del programa “Pequeños matemáticos”, funda­mentado especialmente en las necesidades de la enseñanza de las Ciencias utilizando metodologías que sean sustentables cuyos costes sean acordes a los contextos socioeco­nómicos y al mismo tiempo de las necesida­des puntuales de un determinado territorio.

El enfoque de la propuesta presentada por Tikichuela Ciencias en mi Escuela parte de considerar a los niños del nivel inicial como principales actores de la construc­ción del conocimiento y sus relaciones con los fenómenos de la naturaleza, mediante su participación en actividades no solo de índole lúdico sino además de propiciarse la estructuración de elementos causales que lleven al establecimiento de relaciones con su entorno por medio de la explicitación de las representaciones que ellos mismos for­man en el aula.

(*) Paola Martínez es Lic. en Educación de las Ciencias Básicas por la UNA, ase­sora técnica en el proyecto Tikichuela Ciencias en Mi Escuela y divulgadora científica.

PARAGUAY: ENSEÑAR CIENCIAS EN EL NIVEL INICIAL (PARTE 1)

Con Información de 5 Días

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com