Norte NFC con varias incógnitas y mucha ofensiva; Broncos, favoritos de nuevo en Oeste de Americana - EntornoInteligente

Diario Libre / EE.UU. – La coronación de Green Bay en la División Norte de la Conferencia Nacional por tercera campaña consecutiva era predecible. Los Packers han ganado siete de los 12 títulos disputados desde que se conformó esa división. Lo que fue sorpresivo fue la foja de los Packers, de 8-7-1, nada digno de vanagloriarse. Chicago dio también un paso atrás, y Minnesota se derrumbó en forma estrepitosa. Detroit fue el único equipo con más victorias que el año anterior, pero aun así tuvo una foja perdedora y despidió a su entrenador. Semejante mediocridad no debe ocultar sin embargo la abundancia de talento que existe todavía en estos equipos. Desde los consagrados Aaron Rodgers, Adrian Peterson y Calvin Johnson, hasta los promisorios Cordarrelle Patterson, Alshon Jeffrey y Eddie Lacy, la División Norte de la NFC podría alinear por sí sola un equipo digno del Pro Bowl. Por ahí andan también jugadores de la talla de Reggie Bush, Brandon Marshall y Randall cobb. Los Packers, Lions y Bears se ubican entre los primeros ocho de la liga en yardas totales, e incluso los Vikings, con los problemas persistentes de quarterback, finalizaron 13ros en ese rubro, arriba de cinco equipos que avanzaron a los playoffs. Para que esta división vuelva a producir un equipo con calibre de campeón, la premisa es que algunos de esos jugadores clave se mantengan saludables. Además, las defensas deben mejorar. En caso contrario, parece que los partidos serán entretenidos, con abundancia de pases, acarreos y recepciones. A continuación, algunos aspectos a considerar durante la campaña en la División Norte de la Conferencia Nacional: LAS POSIBLES LESIONES: Cuando Rodgers, antes infalible, sufrió una fractura de clavícula, cambió la dinámica de la división. Los Packers apenas sobrevivieron en su ausencia y derrotaron a los Bears en la última semana para meterse a los playoffs en la Conferencia Nacional. Fue toda una hazaña, considerando que Green Bay perdió a Cobb, al linebacker exterior Clay Matthews, al tackle izqueirdo Bryan Bulaga y a otros titulares por varios partidos. Los otros equipos sufrieron también bajas. Josh McCown ayudó a que los Bears soportaran la ausencia de su quarterback Jay Cutler por un desgarro de ingle, pero la defensiva perdió a Henry Melton, D.J. Williams, Lance Briggs y Charles Tillman por un total de 38 partidos. Johnson no fue el mismo co los Lions, al perderse dos encuentros y luchar contra dolencias de rodilla y dedo que llevaron a intervenciones antes de esta campaña. Peterson, el astro de los Vikings, se torció un pie en diciembre y fue al quirófano por un problema de ingle en enero. PACKERS FICHAN A PEPPERS: Los Packers sorprendieron en la agencia libre al fichar al estelar defensor Julius Peppers, quien jugó las cuatro últimas temporadas con los Bears. A sus 34 años, Peppers, cuyos 119 sacks son la tercera mayor cantidad entre los jugadores activos, tendrá que hacer la transición de un esquema defensivo 4-3 a uno 3-4. De todas formas, podría ser una pieza valiosa para reforzar una defensiva que tuvo problemas en la recta final de la temporada pasada. “Quiero demostrarme a mí mismo que puedo hacerlo, y también demostrarle a otras personas que creen que no podré hacerlo”, comentó Peppers. MAS GASTOS EN DEFENSA : Un puesto por encima de Peppers en la lista de sacks entre jugadores activos está Jared Allen, quien también cambió de equipo entre rivales de la NFC Norte al irse de los Vikings a los Bears. Al igual que Peppers, Allen, de 32 años, ya tuvo sus mejores temporadas en una posición en la que la velocidad es crucial. Pero Allen también querrá demostrar que todavía es uno de los mejores a la hora de presionar a los quarterbacks. Los Bears quedaron empatados en el último lugar en la liga en sacks la temporada pasada y permitieron la segunda mayor cantidad de puntos de la NFL, sólo superados por los Vikings. “Es evidente la habilidad que tenemos sobre el papel. Pero eso no significa nada. Tenemos que jugar y ponerla en práctica”, comentó Allen. TRANSICION A BRIDGEWATER: Los Vikings tienen un nuevo entrenador con Mike Zimmer, y un nuevo quarterback con Teddy Bridgewater, aunque el novato elegido en la primera ronda procedente de Louisville está detrás del veterano Matt Cassel en la lucha por la titularidad. Cassell jugó lo suficientemente bien la temporada pasada después que Christian Ponder perdió el puesteo como para que los Vikings confíen en él hasta que Bridgewater esté listo para tomas las riendas, lo que podría ser este septiembre, en septiembre del próximo año, o en algún punto intermedio. “Creo que Teddy será un gran jugador”, expresó Zimmer. LIONS QUIEREN RUGIR : Jim Schwartz fue reemplazado por Jim Caldwell como entrenador de los Lions. Detroit tuvo marca de 10-6 y llegó a los playoffs en 2011, luego cayó a 4-12 en 2012 y desperdició un inicio de 6-3 para terminar con 7-9 en 2013. El equipo no tenía una necesidad apremiante de reforzar algún sector, más allá de recuperar la confianza de un grupo que todavía tiene varias estrellas. “Creo que estamos a punto de lograr cosas importante”, consideró Caldwell. “Creo que la organización está lista, la ciudad de Detroit está lista, nuestros fanáticos están listos, y creo que nuestros jugadores también están listos”.  Pronóstico del orden en que terminarán la temporada: Packers, Bears, Vikings y Lions.

Broncos, favoritos de nuevo en Oeste de Americana Hace un año fue una división tan buena como cualquiera de la liga, pero en esta temporada será sometida a prueba. La División Oeste de la Conferencia Americana envió a tres equipos a la postemporada la campaña pasada, ya que los Chargers, enrachados a final de la campaña, y los renovados Chiefs de Kansas City se unieron a Denver, participante en el Súper Bowl. No obstante, el camino a la postemporada en 2014 tendrá más obstáculos: Los equipos del Oeste de la Americana se enfrentarán a los del Oeste de la Nacional, donde militan los campeones de la NFL, los Seahawks, además de los Cardinals, Rams y 49ers, que tienen a algunas de las defensas más feroces que hay en la liga. Denver tratará de convertirse en el primer equipo en cuatro décadas en ganar un Súper Bowl la campaña siguiente a su derrota en el partido por el campeonato y el gerente general John Elway anticipó que enfrentar a esos cuatro equipos temibles beneficiará a los Broncos. “Tienes que ser capaz de jugar físicamente con equipos que tienen esa característica”, dijo Elway. “El objetivo siempre es que el equipo sea suficientemente físico para competir con cualquiera de la liga. Es una división complicada, muy física, así que eso será una gran prueba para nosotros”. También será bueno para los otros equipos del Oeste: Aquí presentamos algunos aspectos interesantes de la única división de la NFL que en 2014 tendrá tres equipos que participaron en postemporada: SIN DESCANSO: En la lista de pendientes de Elway luego de la humillante derrota de 43-8 ante los Seahawks en el Súper Bowl estaba una defensa más fuerte. Exactamente como la que había parado al equipo más anotador en la historia de la NFL. Así que dedicó más de 100 millones a la adquisición de los agentes libres DeMarcus Ware, Aqib Talib y T.J. Ward, y luego eligió en la primera ronda del draft universitario a Bradley Roby. El ataque de Denver, que rompió varias marcas, no quedó intacto. Luego de lanzar para más yardas y anotar más touchdowns que cualquiera en la historia de la NFL, Peyton Manning tuvo que despedirse del wide receiver Eric Decker y del running back de origen puertorriqueño Knowshon Moreno. Decker fue remplazado por Emmanuel Sanders y el novato Cody Latimer. Montee Ball se convierte en el running back titular y correrá detrás de una línea restructurada que incorporó 500 kilos de músculo (1.000 libras) por el centro con el cambio de Orlando Franklin de tacle derecho a guard izquierdo. CORRECCIÓN DEL MERCADO: Tras una fructífera reconstrucción encabezada por el nuevo gerente general John Dorsey y el entrenador Andy Reid el año pasado, el tope salarial ha cargado a los Chiefs el precio del éxito. Vieron partir a tres de sus tres titulares en la línea ofensiva a causa de la agencia libre el mismo día: Branden Albert, invitado al Juego de Estrellas, y los guards Geoff Schwartz y Jon Asamoah. El mejor regresador de patadas, Dexter McCluster, se fue a Tennessee, y el cornerback Brandon Flowers, también electo al Juego de Estrellas, fue despedido para ahorrar dinero. Ahora esperan que sus novatos hagan contribuciones inmediatas para reforzar a un equipo que tuvo marca de 11-5 pero se desplomó en la postemporada contra Indianápolis. En busca de su primera victoria en postemporada desde 1993, los Chiefs deben resolver su problema con el futuro del quarterback Alex Smith y el linebacker Justin Houston, dos seleccionados al Juego de Estrellas que entran al año final de sus contratos. CHARGERS SILENCIOSOS: Mike McCoy fue la elección correcta para darle un vuelco a la carrera de Philip Rivers. Alentado por una sorprendente victoria sobre Denver en diciembre, los Chargers ganaron sus últimos cuatro juegos y tuvieron mucha ayuda de equipos en mala racha como Miami and Baltimore -y de los árbitros- para acabar con una sequía de tres años sin ir a postemporada. Vencieron a los Bengals como visitantes en el partido de comodines antes de caer en la revancha contra Denver. Tras una serie de colapsos defensivos que les costaron la oportunidad de volver a vencer a los Broncos, los Chargers usaron tres de sus primeras cuatro selecciones del draft para elegir jugadores de defensa. También tiene de vuelta a Dwight Freeney. A los 34 años y entrando a su 13ava campaña en la NFL, Freeney viene de una lesión en el muslo que lo mandó a la banca luego de cuatro partidos el año pasado, su primero en San Diego. No obstante, las contrataciones de Denver quizá hayan ampliado la brecha que los separa de los Chargers. RECICLAJE DE RAIDERS: El gerente general Reggie McKenzie cumple su tercer año en el puesto y tratará de borrar de los libros del equipo la historia de sus errores más recientes. Espera que el regreso a la respetabilidad se base en el proyecto de jugadores recuperado que concibió. En Oakland se na reunido jugadores con éxito en la liga descartados o repudiados por sus antiguos equipos con la esperanza de revivir sus carreras y acabar con los 11 años de ausencia de los Raiders en la postemporada. “Como conjunto todos peleamos por el mismo objetivo, que es el respeto”, dijo el running back Maurice Jones-Drew, a quien ya no quisieron en Jacksonville. Junto a él están Matt Schaub, Justin Tuck, LaMarr Woodley, Antonio Smith, Tarell Brown y Carlos Rogers, todos descartados por sus escuadras. Pero es una exageración pensar que podrían tener el impacto que alguna vez lograron Jerry Rice, Rod Woodson y Bill Romanowski, quienes ayudaron a Oakland a ganar el título de la Conferencia Americana en 2002. Pronóstico sobre el lugar en que los equipos terminarán la campaña: Denver; Kansas City; San Diego; Oakland. 

Con Información de Diario Libre

Entornointeligente.com