Mujeres y garabatos: la polémica editorial de El Mercurio a la que Natalia Valdebenito respondió con un meme - EntornoInteligente

El Mostrador / En la sección Día Día apareció esta columna de Mentessana, llamada Groserías con Piernas, en la que se refiere al cuerpo de dos supuestas señoritas “muy atractivas, buen físico, bellas, alegres, de unos 18 o 20 años”, que “se ven estupendas, maravillosas, hasta que abren sus boquitas”. La antecesora de Chiqui Aguayo en la Quinta Vergara, respondió con un famoso chilenismo. Compartir Twittear Compartir Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Polémica causó la publicación en la sección Día a Día de El Mercurio una nota editorial que cuestiona la manera de hablar de las mujeres que usan garabatos en su lenguaje. El relato, titulado Groserías con Piernas da cuenta de dos jovencitas que “suben al bus del Transantiago muertas de la risa”.

“Son muy atractivas, buen físico, bellas, alegres, de unos 18 o 20 años. Atraen la atención de los pasajeros vecinos. Se ven estupendas, maravillosas, hasta que abren sus boquitas”, parte el texto haciendo referencia al cuerpo de las mujeres, cosa que al medio de circulación nacional parece no molestarle e, incluso, normaliza.

“Lamento que, por decencia, no pueda reproducir aquí fielmente sus expresiones, pero fue algo más o menos así: ‘Qué se cree ese tal por cual (reemplace el ‘tal por cual’ por la grosería más terrible que usted conoce) que vino a decirme mil tonteras (sinónimo o chilenismo de tontera), después de la tontera (otra vez el sinónimo) que me hizo, cree que soy tan tonta (sinónimo) como él…’. A su lado, su amiga le seguía el amén”, continúa el relato de Mentessana, preocupado sobremanera de las conversaciones ajenas.

“Yo miraba a las señoras cercanas a las muchachas y veía en sus rostros el logotipo de la indignación y la insignia del asombro, pero nadie decía ‘esta boca es mía’. Lo peor de todo era que estas criaturas -o alcantarillas con piernas- hablaban con altos decibeles sin importarles un comino que a su alrededor hubiese almas y oídos que se sentían ofendidos”, sigue el texto sin importar la cosificación de las mujeres a quienes trata de alcantarillas “con piernas”, como si los hombres no tuviesen extremidades inferiores o en ellas, por el hecho de ser “muy atractivas” y de “buen físico”, solo importaran sus piernas… y como hablan.

El escrito, que aparece justo a días de una nueva edición del Festival de la Ciudad Jardín y cuando por primera vez habrá paridad de género en el humor de la Quinta Vergara, sigue para justificar que quien escribe no es la única persona molesta. “En el zenit de la ofuscación, una de las señoras no aguantó más y las increpó por los garabatos. A su lado, muy tranquila, su amiga le dijo con voz irónica y resignada: ‘Déjalas, porque a lo mejor son humoristas y se están preparando para actuar en el Festival de Viña…'”, en una supuesta alusión a la rutina de Chiqui Aguayo, que fue cuestionada por algunos sectores más conservadores y por personajes como Alberto Plaza, pese a que después se comprobó que su rutina no fue la que pronunció más garabatos el año pasado.

Tampoco lo hizo Natalia Valdebenito, quien se presentó el año anterior, y quien respondió en Twitter a la publicación.

Mujeres y garabatos: la polémica editorial de El Mercurio a la que Natalia Valdebenito respondió con un meme

Con Información de El Mostrador

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.