Muchas aves necesitan tiempo antes de aceptar a otra en su jaula - EntornoInteligente

Abc / jaula mascotas aves “Las aves, como canarios o periquitos, siempre deben mantenerse al menos de a dos”, afirma Lea Schmitz de la Asociación Alemana de Bienestar Animal.

En la búsqueda de otro pájaro es importante prestar atención primero al sexo y a la edad. En general la gente prefiere tener una pareja, señala el veterinario Lukas Reese, de la Asociación de Veterinarios para el Bienestar Animal.

“En el caso de los periquitos, también funciona maravillosamente bien la convivencia entre machos”, agrega. Pero es mejor mantenerlos en pequeños grupos, explica Stefanie Leisentritt, especialista en este tipo de pájaros.

En la llamada socialización de los animales hay grandes diferencias entre las aves más pequeñas, como periquitos o canarios, y especies más grandes de loros. Para las aves más pequeñas hay que buscar un nuevo compañero lo más rápido posible. “No es necesario respetar un período de duelo”, dice Schmitz.

En cambio, para los loros grandes y muy inteligentes puede ser apropiada una “fase de duelo” de unos pocos meses, agrega Reese. Muchos loros necesitan un tiempo antes de aceptar a un nuevo compañero.

Después de haber encontrado a un nuevo compañero, es importante que las aves se vayan acostumbrando lentamente. “Hay que intentar crear un ambiente neutral”, señala Reese. Las aves deben estar primero en dos jaulas diferentes, colocadas una al lado de la otra, recomienda Schmitz.

“De esta manera pueden verse y oírse entre sí. Luego se puede ir achicando la distancia entre las jaulas y así las aves pueden empezar a tomar contacto directo a través de los barrotes”.

Reese recomienda colocar las jaulas de uno modo tal que las aves también puedan escapar al contacto visual. Si uno de los animales busca esconderse permanentemente ya es un primer indicio de que la química entre los dos no es la adecuada. Sin embargo, si las aves reaccionan con alegre curiosidad puede ser el momento de abrir ambas jaulas para que puedan interactuar, pero que cada una continúe teniendo su espacio propio. Como último paso se prueba la convivencia en la misma jaula.

Al final de este proceso, es probable que los periquitos y otras aves pequeñas se lleven bien.

En los loros grandes, sin embargo, la socialización es más difícil, ya que estas aves tienen un carácter más fuerte.

Muchas aves necesitan tiempo antes de aceptar a otra en su jaula

Con Información de Abc

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi