MÉXICO: ¿Qué nos dejó el 2017? - EntornoInteligente

El Financiero / 1    

Ya estamos cerca de un nuevo año. 2017 terminará en poco más de una semana y entrará con toda fuerza el 2018, para algunos con esperanza y para otros con temor . Lo cierto es que el desenvolvimiento favorable o desfavorable de ese futuro incierto dependerá de nosotros mismos. Algunos aprovecharán las oportunidades que se les presentarán, mientras que otros las desperdiciarán. Algunos transformarán los retos en oportunidades, otros transformarán sus oportunidades en retos insalvables “De todo hay en la viña de El Señor¨

En el 2017 padecimos el impacto inesperado de un terremoto de gran magnitud que dentro de los desastres que trajo consigo, sacó a flote, nuevamente, la solidaridad de los mexicanos. Esa admirable solidaridad que asombra a propios y extraños y que la hemos visto asomar y desparramarse cuando se le necesita. El 2017, en ese sentido, fue una réplica de lo que sucedió en 1985. Debemos estar orgullosos de ello, de esa actitud que pone como objetivo inmediato la ayuda a los demás a costa, en ocasiones, de poner en riesgo la propia vida. Este México solidario es un México maravilloso. Ojalá esa solidaridad manifiesta en casos de desastre se integre a nuestra cultura y se aplique en el día con día. Soñar no cuesta nada.

En lo económico, seguimos padeciendo una mediocridad desesperante. No llegamos ni al 3% de crecimiento, cuando lo deseable es un 6%. Palabras y promesas, pero no realidades. El crecimiento económico provoca generación de empleos, de empleos dignos y eso es una de las grandes necesidades de nuestro país. El gobierno es una de las fuentes de empleo, pero lo cierto es que el desarrollo sano del sector privado es lo que provoca la generación de esos empleos a los que nos hemos referido. ¿Cómo lograrlo? Largo sería explicarlo y no es el propósito de este artículo, pero una palabra, una sola palabra, lleva implícito el mensaje: Confianza.

Hemos entrado de lleno al proceso electoral, un proceso electoral que se caracteriza por la formación de coaliciones. Y preguntamos ¿Estas serán meramente para ganar votos? ¿Subsistirán durante el proceso legislativo? López Obrador se alía con la derecha; el PAN con el PRD; el PRI captura a un independiente de prestigio que no es priísta de origen. Todo ello muy pragmático buscando captar votos ¿Y luego? Las tesis de los aliados, en muchos aspectos, no son compatibles. Pareciera que estas coaliciones no son sino meros medios para lograr la mayor votación favorable en el corto plazo. Las coaliciones ya están dando a conocer su programa político Bienvenido este ejercicio. Los ciudadanos lo hemos solicitado y ahora es el momento de analizar dichos programas como un elemento indispensable para definir nuestro voto.

Debates, debates y más debates. Lo hemos dicho anteriormente, debates verdaderos y no sólo presentación de programas. Los sostenidos entre Hillary Clinton y Donald Trump fueron un buen ejemplo. Eso es lo que queremos, ni más, pero tampoco menos.

Mañana será otro día.

*Presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:

La Virgen de Guadalupe

Código de integridad y ética empresarial

Un buen candidato en un mal partido

MÉXICO: ¿Qué nos dejó el 2017?

Con Información de El Financiero

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *