MÉXICO: Juan Zepeda se defiende - EntornoInteligente

Excelsior / Uno de los casos más sonados en el espectáculo sin duda es el de Ninel Conde y Juan Zepeda , un matrimonio que tuvo un desenlace que no podría deseárselo ni a mi peor enemigo. Desde que se dio a conocer esta separación como suele ocurrir comenzaron a surgir muchas especulaciones,incluso, se manejó una supuesta infidelidad del Bombón Asesino , que nunca le comprobaron y lo cual me parece una bajeza porque no se puede manchar la imagen de una mujer de esa manera. Después de algunos meses del divorcio comenzó la lucha sin piedad estando de por medio el dinero, es decir, el patrimonio de una mujer como Ninel que ha trabajado muchísimo para poder tener lo que se le da la gana y lo que se merece y porque ,además, nadie tiene que quitarle nada a nadie. En este caso tengo que decirles que no podría ni debo ponerme de lado de alguien, simplemente porque no soy abogado, pero, además, porque a ambos tengo el gusto de conocerlos, lamento profundamente que vivan esta situación; sin embargo, estoy consciente de que si alguien cometió un delito se debe de pagar. Siguiendo de cerca este asunto recibí una llamada de Ninel anunciándome que daría una entrevista sólo a cuatro medios de comunicación y que entre ellos consideró los medios para los cuales tengo el gusto de trabajar. Detenidamente escuché sus palabras y fue clara al asegurar que no pretende hacerle daño a su ex quien como bien sabe fue consignado al Reclusorio Norte en donde seguirá su proceso legal. Anunció que enfrenta cuatro demandas por parte de dos escoltas de Zepeda en las cuales él funge como testigo, pero sobre todo lo hace por limpiar su imagen asegurando que su separación no fue por actitudes incorrectas de su parte cuando lo único que terminó su relación fue por problemas económicos. Fue contundente al decir que quiere recuperar el patrimonio de sus hijos por lo cual está dispuesta a negociar y a desistir de su procedimiento siempre y cuando le regrese su dinero. Al día siguiente de esta entrevista, es decir el domingo asistí al Reclusorio Norte a visitar a Juan Zepeda; primero tengo que decirles que evidentemente no es algo agradable ni cómodo estar en un lugar que  está hecho para siete mil personas y hay más de 11 mil internos imagínense nada más la situación que se vive ahí. Después de pasar los debidos filtros de seguridad llegué con Juan Zepeda , lo vi tranquilo, pero preocupado no por lo que puede pasarle a él sino por sus padres que tienen 90 años y por dos de sus hijos que viven con él, ellos dependen del trabajo de Juan, así que le preocupa lo que pueda pasar con ellos. Agradezco que me haya recibido y sobre todo su disposición para hablar de este tema, fue contundente al responderme cuando le cuestioné las razones para poder salir de este problema, que le regresara el dinero a Ninel y ya, me dijo primero que no tiene ese dinero, que no existe, incluso, no tiene ni para poder pagarle a un buen abogado. Me platicó que lo detuvieron en Acapulco 60 policías, tiraron la puerta y con lujo de violencia lo trajeron a la Ciudad de México, aunque desmiente que haya sido golpeado simplemente recibió los jaloneos normales que ocurren en una detención. Una versión para defenderse es que asegura es ilógico que un cerrajero esté como testigo, porque es ilógico que lo acusen de haberlo llevado para que forzara la chapa de un cajón suyo dentro de su propia casa pues era más fácil que él abriera el cajón sin pedir ayuda. Está tranquilo y sabe que pasará ahí algunos días o lo que dure el proceso aunque podría ampararse. Lo que sí dejó claro es que no tiene el dinero que le está reclamando su exmujer. Como reportero debía tener las dos partes del caso, lo único que me queda decirles es que si alguien cometió un delito se debe pagar.

Con Información de Excelsior

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *