MÉXICO: 'App' competir por el pasaje - EntornoInteligente

Excelsior / El debate de la competencia entre taxistas tradicionales y el sistema Uber debe quedar superado.  Para el GPPAN en la ALDF los capitalinos deben contar con más y mejores opciones de transporte público. A mayor número de opciones mejores condiciones de prestación del servicio. 

La empresa debe pagar una contraprestación o tarifa que beneficie a la ciudad y que garantice una competencia leal con el transporte concesionado. No  hay competencia justa si la cancha no está pareja, si las reglas no son para todos y por supuesto, si el árbitro no es neutral. Sin embargo, emparejar la cancha para evitar la competencia desleal no puede bajo ninguna óptica consistir en desaparecer a los emprendedores y anular la innovación en la prestación de los servicios.

Uber puso en jaque el sistema de taxis tradicionales no sólo porque sus choferes estén mejor vestidos y sus unidades estén limpias y sean más nuevas, sino porque la tecnología hizo ver viejo y disfuncional al servicio tradicional. A través de una app es como se les llama y se le proporciona al usuario toda la información de tiempo de llegada, ruta, datos de chofer, cobro y envío de factura. Por cierto, si el problema fuera solamente la ventaja de la app , como han dicho algunos, es claro que nada le impide a los sitios de taxis desarrollar una para mejorar la oferta y calidad de sus servicios.

La Secretaría de Movilidad  anunció que para diciembre estará listo el esquema de regulación. No es mala noticia si pensamos que al menos en apariencia la autoridad  va encontrándole la cuadratura al círculo. Y es que más allá de si  Uber es un acuerdo entre particulares o  tan taxistas como los tradicionales, faltaba que el titular de la Secretaría de Movilidad, Rufino H. León ,  definiera que Uber sí se sujetará a una regulación de transporte público.

Esperemos que la propuesta de Semovi resulte tan creativa en la regulación como la app que los puso de cabeza, porque si sólo salen con la charada de la placa, el engomado o la cromática de los vehículos, será únicamente un parche mal puesto.

Incluso se puede ir más allá y aprovechar el momento para que la búsqueda de la sana competencia que se pretende se traduzca en mejora de las tarifas, mayor la calidad del servicio y por supuesto, en la seguridad para el usuario. Con énfasis en la SEGURIDAD que es un aspecto que ha puesto también a Uber fuera del alcance de los taxistas regulados.

Estamos pues  en espera de que el gobierno promulgue el acuerdo de regulación de este sistema de transporte para poderlo ver a detalle y si es 100 por ciento satisfactoria la redacción  para los diputados del PAN  o si fuera el caso, definir si el legislativo debe intervenir y se hace pertinente alguna reforma y adición a la Ley de Movilidad.

Reitero que en Acción  Nacional creemos en la libre competencia; los capitalinos tienen derecho a escoger entre Uber, Cabify, Clicab, Yaxi, Taxislibre, Taxiaviso, Easytaxi y cualquier otra opción de transporte, siempre que sea segura, cómoda, eficiente y limpia.

La experiencia de Uber debe ser una ruta de aprendizaje para lo que viene. Las plataformas tecnológicas hoy permiten conseguir no soló un buen taxi a la puerta o que un particular nos alquile  su coche, se puede rentar la recámara en una casa en lugar de un hotel o un asiento en un avión particular en lugar de una aerolínea tradicional y hasta  pasear al perro, con todo y cobro electrónico con factura, estamos apenas en el comienzo. La tecnología está en una circunstancia de negocio y competencia que hasta hace unos años apenas podíamos imaginar.

Con Información de Excelsior

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.