Los Parranderos de la Paz llegaron a los 18 - EntornoInteligente

NotiEspartano /

“Llegaron los Parranderos de la Paz, con mucho más entusiasmo y con sabor?, un cántico que se convirtió en sinónimo de fiesta en la Isla de Margarita, y es que esta agrupación, que ya llegó a la mayoría de edad, sigue siendo fuente de alegría, tradición y celebración en las navidades neoespartanas. Lo que nació en las calles de la población de La Fuente, en la entidad insular, hoy es uno de los grandes símbolos de la margariteñidad.

“Éramos un grupo de muchachos inquietos por la música, por nuestras tradiciones y empezamos a hacer lo que llamamos aquí en Venezuela una parranda, paseando por las calles del pueblo, por las casas, llevando esa alegría de navidad y allí nació la agrupación?, contó el director musical Lubert Pulval.

El nombre de Parranderos de la Paz evoca raíces, pero también un sentimiento muy universal.”La población de la cual venimos la mayoría de los integrantes, anteriormente, recibía el nombre de caserío Paz, entonces en honor a eso le colocamos Parranderos de la Paz. Y, obviamente, haciendo alusión a ese estado en el que queremos vivir todos los habitantes del mundo que es la paz, alegría y lo que tenga que ver con lo que evocamos en el ambiente navideño?, expresó Pulval.

Hoy en día las letras de esta agrupación se pasean por el amor, las tradiciones y un humor muy insular, temas como”Sin miedo en el corazón?,”Pa? toa la vida?,”Vida de mi vida? y”El bagre cacumo? forman parte de la banda sonora de muchos hijos del estado Nueva Esparta y bastantes navegados, que han hecho de la Isla su hogar y han adoptado a esta agrupación como una de sus favoritas por siempre alegrar corazones, incluso en los momentos más duros para el país.

“Es importante mantener esa resiliencia, Parranderos de la Paz se ha abocado a llevar esa alegría que es tan necesaria en estos tiempos, pues queremos seguir viviendo las navidades como estamos acostumbrados a vivirlas aquí en Venezuela. Queremos que nuestros niños, hombres y mujeres puedan mantener esa sonrisa, ese sentimiento bonito que nos caracteriza como venezolanos?, aseguró Pulval.

El lema de Parranderos de la Paz:”De Margarita para el mundo? hoy en día ha cobrado más fuerza que nunca. Esta agrupación se ha convertido en ese trocito de la Isla, el olor a mar y esa conexión con los afectos de muchos nacidos allí que, motivados por las circunstancias, hacen vida en el extranjero.

“Es duro, porque podemos imaginarlo, pero cada quien sabe lo que le toca vivir. Sabemos que hay muchos margariteños regados por el mundo en este momento y, seguramente, le ha tocado comerse las verdes y el hecho de que puedan llevarse un pedacito de la Isla, un pedacito de nosotros, de alguna canción en el corazón nos hace sentir orgullosos, pero a la vez tristes y, a su vez, nos da ese ánimo para seguir trabajando?, dijo el Director Musical de la agrupación.

Parranderos de la Paz cuenta con integrantes que crecieron admirándolos y hoy hacen realidad su sueño de estar en tarima con ellos.”Imagínate, estás en una presentación coreando sus canciones y al año siguiente estás en la tarima cantándosela al público. Disfruto mi trabajo al máximo ya que llevamos mucha alegría tan necesaria en este momento?, contó Luis Nircho, quien hoy es uno de los vocalistas de la agrupación.

Lo que comenzó como una parranda entre amigos en la calle, 18 años después, como asegura Luvert Pulval, es la agrupación de música tradicional margariteña más importante de la década,”pero eso se debe a la constancia, a la dedicación que le hemos puesto a nuestro trabajo. Ya son siete producciones discográficas en estos 18 años, que creo que han dejado marca importante en lo que es la evolución de la música margariteña”

Notiespartano/NP

Los Parranderos de la Paz llegaron a los 18

Con Información de NotiEspartano

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.