Los I Premios Quirino encumbran a "Ana y Bruno", la gran apuesta de México - EntornoInteligente

TENERIFE.- Los primeros Premios Quirino, instituidos para promocionar a la industria iberoamericana de la animación, han proclamado esta noche en Tenerife como mejor largometraje del año a “Ana y Bruno”, de Carlos Carrera, la producción mexicana más cara de la historia en este género.

“Ana y Bruno” es un largometraje que habla de la imaginación y los lazos familiares y que llegará a los cines el 31 de agosto.

De momento, esta noche se ha impuesto a trabajos de la talla de las españolas “Tadeo Jones 2: El secreto del rey Midas”, de Enrique Gato y David Alonso, y “Deep”, de Julio Soto; y la coproducción colombiano-uruguaya “El libro de Lila”, de Marcela Rincón.

El productor de la película mexicana, Pablo Baksh, ha agradecido el reconocimiento a los organizadores y el jurado de los Quirino y ha bromeado con la necesidad de que se les ayude a promocionar la película para “poder recuperar la inversión”.

“Creo que vivimos en un mundo en el que los impulsos de muerte son tremendos y animar significa dar vida, por lo que ojalá este tipo de encuentros se logre crear un mundo más lleno de vida y más animado”, ha concluido Baksh.

La mexicana ‘Ana y Bruno’ se impone en la primera edición de los Premios Quirino de la Animación Iberoamericana https://t.co/SOZTn1qWkK vía @rtve

— Ivonne Lonna Olvera (@ivonne_lonna) April 8, 2018

El Premio Quirino a la mejor serie de animación ha sido para “El hombre más chiquito del mundo”, una producción argentina dirigida por Juan Pablo Zaramella sobre un personaje de apenas quince centímetros de altura que vive en el mundo real y “sale adelante” en situaciones que para todo el mundo serían “muy fáciles” como coger un autobús, ir al cine e ir a comer a un restaurante.

En su caso, competía con la cuarta temporada de “Pocoyó”, de Alex Hidalgo (España); la tercera entrega de “Cuentos de viejos”, Marcelo Dematei y Carlos Smith (Colombia-España); y “Puerto de papel”, de Alvaro Ceppi y Hugo Covarrubias (Chile-Brasil-Argentina-Colombia).

Durante su discurso, Juan Pablo Zaramella ha resaltado la aportación de todo el equipo que participó en la serie y ha manifestado que, para él, ha sido una “gran alegría” poder estar en los Premios Quirino, porque considera que el mejor premio y la mejor celebración ha sido poder intercambiar estos días experiencias con otros productoras de los dos lados del Atlántico.

Asimismo, el corto del español Alberto Vázquez titulado “Decorado” ha logrado el Quirino en la categoría de mejor cortometraje de animación, con una “fábula existencialista” en blanco y negro y protagonizada por animales antropomorfos.

En su caso, había otros dos candidatos al premio al mejor corto iberoamericano de animación del año: “Afterwork”, de Luis Uson y Andres Aguilar (Ecuador-España-Perú), y “Cerulia”, de Sofía Carrillo (México). EFE

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *