Los colores ayudan a combatir males físicos y psicológicos  - EntornoInteligente

El Universal / Desde tiempos remotos, en Egipto e India, se ha utilizado el color como método de sanación. Y, en los años 60, se creó la cromoterapia, que se utiliza hasta la actualidad, y cuyos estudios han demostrado que los colores producen en el humano reacciones a nivel psicológico y fisiológico y que incluso puede ayudar a curar algunos padecimientos físicos.

El especialista en Medicina Alternativa,  José Manuel Rizzo explica cómo cada color se puede utilizar como una herramienta para la vida diaria, a través de sus efectos directos, aplicados en los ambientes, o de los efectos indirectos, que son los relacionados con lo que generan en las personas.

Un color para cada sensación

Rizzo explica las distintas reacciones físicas y psicológicas que cada color genera en el común de las personas.

“El rojo se asocia a los impulsos, el peligro y la pasión. Puede elevar la tensión arterial, acelerar las palpitaciones y  la respiración, estimular actitudes agresivas y activar la circulación. El rojo en una habitación puede generar irritabilidad, ansiedad y agobio”, dice.

Sobre el verde indica que tiene propiedades sedativas en casos de sobre excitación  nerviosa. También es beneficioso contra el insomnio, la fatiga, las neuralgias, el dolor de cabeza, la presión sanguínea alta y genera seguridad, esperanza y favorece la paciencia.

“El azul produce un efecto tónico, da paz, tranquilidad y es antiséptico. Puede desintegrar energías negativas o discordantes y favorece la amabilidad y la serenidad. Sin embargo, sobreexponer los ambientes a los azules, puede generar depresión o fatiga”, completa José Manuel Rizzo (www.josemanuelrizzo.com).

El blanco está relacionado a la paz, la pureza, la espiritualidad, la alegría, la pulcritud, estimula la humildad y la espiritualidad creativa. En ambientes da luminosidad y amplitud.

Sobre el negro dice que se vincula con formalidad, dolor, tristeza. Tradicionalmente, se asocia con el poder, el misterio y la elegancia pero no es recomendable usarlo en estados depresivos. Usar el negro en gran cantidad puede generar agobio pues absorbe toda la luz.  

El anaranjado se relaciona con equilibrio, seguridad y confianza. Disminuye la fatiga, estimula el sistema respiratorio, el movimiento y el optimismo. Favorece el trabajo en equipo, la unión y la conversación. Abre el apetito. Genial para lugares de comida rápida.

El amarillo genera buen humor. Energiza, actúa sobre los sistemas nervioso, digestivo y músculos y, se le atribuyen cualidades relacionadas con el despertar intelectual, la inspiración creativa y la actividad mental. El amarillo claro es usado en el tratamiento de la psiconeurosis por sus propiedades de calmar los estados de excitación nerviosa. 

Los colores ayudan a combatir males físicos y psicológicos 

Con Información de El Universal

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com