Las razones por las que la entrevista del 'Chapo' Guzmán es un fiasco - EntornoInteligente

El Tiempo / Después de que Sean Penn le estrechó la mano al ‘Chapo’ Guzmán en una hacienda en medio de la selva mexicana, el actor estadounidense –dos veces ganador del premio Óscar– le explicó a su entrevistado –el criminal más buscado del mundo– que lo único que motivaba su encuentro era la curiosidad. También le advirtió que un familiar suyo trabajaba con la Agencia Antidrogas (DEA) y que tenía numerosas amistades dentro del gobierno de los Estados Unidos , pero que esas relaciones no tenían nada que ver con la entrevista que estaban a punto de concertar.

Como Penn no hablaba ni jota de español, Kate del Castillo -la actriz mexicana que protagonizó ‘La reina del sur’- tradujo la advertencia. Mientras escuchaba la traducción de Kate, el ‘Chapo’ simplemente sonreía. Ni siquiera se inmutó cuando mencionó a la DEA; el archienemigo de los narcotraficantes latinoamericanos. Y aunque Sean Penn creyó que con su sermón ponía las cartas sobre la mesa, era el ‘Chapo’ quien tenía el sartén por el mango. Desde el principio, el protagonista de ‘Milk’ pecó por inocente. (Lea también: Así se fraguó la reunión del ‘Chapo’ Guzmán con Sean Penn )

Su primer error fue aceptar las condiciones del ‘Chapo’ sin antes negociarlas: el narcotraficante le contaría su historia solo si Penn le permitía revisar palabra por palabra antes de la publicación. Y aunque la revista ‘Rolling Stone’ aseguró que el ‘Chapo’ no le había cambiado ni una coma al texto original, “ una vez aceptas ese tipo de acuerdos, la historia está perdida ”, le dijo al ‘New York Times’ el profesor de periodismo de la Universidad de Columbia William Grueskin.

“ No puedo entender ningún argumento a favor de que las fuentes aprueben el texto que se va a publicar. Nosotros simplemente no lo hacemos ”, dijo también al ‘New York Times’ Richard Tofel, presidente de ProPublica, un portal estadounidense de periodismo de datos e investigación. “¿El argumento es que una historia lo suficientemente grande puede ser una excepción a la ética periodística?”, agregó Tofel. (Además: ¿Quién es Kate del Castillo, la actriz que contactó al ‘Chapo’ Guzmán? )

El segundo error de Sean Penn fue haber usado a Kate del Castillo –quien no es traductora profesional– para que interpretara las respuestas del ‘Chapo’. Seguramente los resultados habrían sido distintos –quizás mucho más satisfactorios– si entrevistado y entrevistador hablaran el mismo idioma, y tal vez Sean Penn hubiera podido evitar el tercer gran error: que el ‘Chapo’ no accediera a responder sus preguntas en el primer encuentro, aunque la visita se prolongó por siete larguísimas horas .

La entrevista con el ‘Chapo’ terminó de la peor manera: Sean Penn le envió un cuestionario por mensajes de texto y el narcotraficante lo despachó con un video mal grabado de 17 minutos. Eso impidió que el actor pudiera contrapreguntar y escrutar los detalles de la vida del capo mexicano, cuyas respuestas insulsas no revelaron nada que la prensa no hubiese contado antes. En cinco líneas resumió la historia de su infancia y en otras cinco contó su incursión en el negocio de las drogas. De igual forma, las preguntas de Sean Penn dejan mucho qué desear. (También: El ‘Chapo’ Guzmán cayó por vanidad )

–Si pudieras cambiar el mundo, ¿lo harías? –le preguntó el actor en un mensaje de texto. 

–Soy feliz con la manera como están las cosas –le respondió el ‘Chapo’ en el video, y no agregó ni una palabra más.

Pero la escueta entrevista con el narcotraficante no habría indignado tanto al mundo si Sean Penn se hubiera ahorrado los bombos y platillos con los que introdujo al ‘Chapo’ Guzmán. Desde los primeros párrafos del texto que publicó la revista ‘Rolling Stone’, el actor se refiere al narcotraficante como el “Robin Hood que provee muchas de las necesidades en las montañas de Sinaloa” y “el otro presidente de México”. Y si bien es cierto que en muchos pueblos mexicanos el poder está en manos del narcotráfico, llamar “presidente” al ‘Chapo’ Guzmán implica, de alguna manera, legitimar ese poder.

“Al contrario de sus competidores, que se involucran en secuestros y asesinatos gratuitos, el ‘Chapo’ es un hombre de negocios, y solo recurre a la violencia cuando lo considera conveniente para sí mismo o para sus intereses comerciales ”, dice Sean Penn, quien parece olvidar que la violencia en México produce más muertes que las guerras de Afganistán e Irak juntas (según el Instituto de Estadística mexicano, 164.000 civiles murieron entre 2007 y 2014). (Lea: ‘Suministro más drogas que nadie en el mundo’: Chapo Guzmán )

Al final, todos los errores del actor se ven reflejados en el resultado: la mayor parte del texto publicado en ‘Rolling Stone’ relata el camino que recorrió Sean Penn hasta llegar al ‘Chapo’ Guzmán –la historia incluye una escena de la estrella de Hollywood orinando en la selva–, y solo en la última parte aparecen las preguntas y respuestas que dejan muy bien parado al criminal más buscado del planeta.

Cuando la entrevista fue publicada, el pasado 9 de enero, muchos medios de comunicación, columnistas y personajes públicos cuestionaron su moralidad (el senador de los Estados Unidos Marco Rubio le dijo a la cadena ABC que la entrevista le parecía “grotesca”). Incluso, muchos se preguntaron si Sean Penn había cometido o no un delito, pues el actor conocía la ubicación del ‘Chapo’ y pudo haber alertado a las autoridades.

Sin embargo, las probabilidades de que abran un proceso en su contra son mínimas. No es la primera vez que un periodista se encuentra con un criminal que huye de la justicia. Osama Bin Laden, por ejemplo, habló con el periodista inglés Robert Fisk para una serie de entrevistas, y en 1998 se entrevistó con John Miller para un reportaje de la ABC News. Ni Fisk ni Miller enfrentaron cargos en su contra. (Además: Los mensajes que Kate del Castillo dirigió al ‘Chapo’ Guzmán )

Al mismo Pablo Escobar lo entrevistaron varias veces, cuando ya no era un personaje de la vida pública sino el amo y señor del cartel de drogas más importante del mundo. Yolanda Ruiz, hoy directora de RCN Radio, entrevistó a Pablo Escobar en 1988, pero apenas publicó el testimonio 25 años después.

El problema con la entrevista que hizo Sean Penn al ‘Chapo’ Guzmán no es que haya entrevistado a un criminal prófugo de la justicia, sino que se haya convertido en el portavoz de un hombre que no teme derramar sangre con tal de que su imperio de las drogas siga siendo el más grande del mundo .

Estefanía Carvajal Restrepo EL TIEMPO.COM

Las razones por las que la entrevista del ‘Chapo’ Guzmán es un fiasco

Con Información de El Tiempo

www.entornointeligente.com

Visite tambien www.mundinews.com | www.eldiscoduro.com | www.tipsfemeninos.com | www.economia-venezuela.com | www.politica-venezuela.com | www.enlasgradas.com | www.cualquiervaina.com | www.espiasdecocina.com | www.videojuegosmania.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com