La falta de ortografía que obligó a un maestro a emprender una batalla contra la revista El Jueves - EntornoInteligente

El Mundo / Un maestro malagueño ha emprendido una batalla judicial contra la revista El Jueves por la publicación de una foto manipulada del docente en su aula de un colegio de Málaga, en la que se ve una palabra escrita en una pizarra que contiene una falta de ortografía también mayúscula: “[email protected]”.

El error ortográfico es falso y el maestro apeló ante la Justicia para defender su derecho al honor y a la propia imagen. Pero un juez de Málaga considera que el tono irónico y crítico del artículo de opinión justifica el uso caricaturesco de la imagen. Y, por tanto, ha fallado en contra del demandante.

La imagen original, sin la falta de ortografía, fue publicada en el Diario Sur en el contexto de una información sobre el inicio del curso escolar en Málaga. El juez argumenta que ” no se ha cometido infracción alguna por el hecho de utilizar la fotografía citada en tanto que su acceso era público y libre a través de internet por estar publicada digitalmente puesto que en su día, como la propia parte actora manifestó en su demanda, estaba incluida en una publicación del Diario Sur “.

La imagen original. Cuenta el demandante, Antonio Rueda Serón , maestro interino, que en aquellas fechas -septiembre de 2014- tenía destino en el CEIP Los Prados de Málaga, donde el curso anterior se habían producido algunos conflictos derivados de problemas estructurales en el edificio, obligando a los alumnos a dispersarse por otros centros de la ciudad.

Por esa razón, el curso que entonces comenzaba tenía un significado especial, pues el centro volvía a recibir a sus alumnos en sus propias instalaciones. El periódico local Sur quiso ilustrar con imágenes ese primer día de clase y Rueda Serón dio permiso para hacer las fotos en su aula. En el artículo publicado en la edición digital del diario se puede ver al maestro al frente de la clase, con un mensaje escrito en la pizarra en grandes letras: ” [email protected] “.

A partir de ahí, como ocurre con tantas otras imágenes, esa foto circuló con vida propia por la red. De alguna manera llegó dos años después -en diciembre de 2016- hasta la redacción de la revista El Jueves , que la utilizó para ilustrar los resultados del Informe PISA , un estudio de la OCDE que evalúa periódicamente los conocimientos de los estudiantes en países de todo el mundo, y que arrojaban datos decepcionantes sobre la evolución de los alumnos españoles y también de los andaluces.

Pero El Jueves no usó la foto original sino que manipuló la imagen sustituyendo el “[email protected]” que aparecía en la pizarra por un ” [email protected] “. Una B por una V fue suficiente para hacer aparecer al maestro como un analfabeto al frente de una clase de alumnos “mediocres” , según las opiniones vertidas en el artículo de opinión que acompañaba a la imagen.

No hizo falta que pasara mucho tiempo para que los efectos de la publicación y de la manipulación de la imagen le llegaran al maestro malagueño, al que se señalaba públicamente por una falta de ortografía que nunca cometió, lo que lo colocó en una situación de “absoluta indefensión”, asegura Antonio Rueda en conversación con EL MUNDO.

“Tuve claro que debía defender mi derecho al honor y a la imagen. También la imagen de los alumnos de mi clase que, por extensión, fueron insultados sin ningún motivo. Y, si me apura, igualmente creo necesario defender la imagen de los alumnos andaluces porque todos, de alguna manera, han sido víctimas del mismo mensaje manipulado”, afirma el afectado.

Pero la Justicia no lo ve tan claro. De hecho, la demanda que interpuso contra El Jueves ha sido desestimada. El juez Adolfo Emilio Ruiz Aranda, titular del juzgado de Primera Instancia número 13 de Málaga, cree que la utilización que la revista hace de la imagen manipulada ” no ha sido desproporcionada “, por lo que no considera que se haya producido una intromisión ilegítima en los derechos al honor y a la propia imagen del maestro, al que incluso se impone el pago de las costas del proceso.

Sostiene el juez que “del análisis tanto del texto del artículo como de la fotografía que lo ilustra, que necesariamente deben relacionarse, se considera que se crea un claro contexto de ficción en el que se exageran las consecuencias negativas de las políticas que en el mismo se critican, entendiendo que cualquier lector puede deducir que dicha fotografía ha sido manipulada con la finalidad indicada, debiendo añadir que ni en aquélla ni en el texto del artículo se identifica con su nombre y apellidos al hoy actor”.

Afirma el juez también que, “con la simple lectura del texto puede comprobarse que no se hace ninguna referencia personal o profesional del Sr. Rueda Serón, ni del centro en el que desempeña su profesión ni de los alumnos que aparecen fotografiados de espalda sin que puedan identificarse, siendo que tampoco se ha cometido infracción alguna por el hecho de utilizar la fotografía citada en tanto que su acceso era público y libre a través de internet por estar publicada digitalmente puesto que en su día, como la propia parte actora manifestó en su demanda indicando incluso un enlace, estaba incluida en una publicación del diario Sur que tenía por objeto el centro donde trabaja el Sr. Rueda Serón y en el que aparece impartiendo clases a sus alumnos”.

Antonio Rueda se ha dirigido también al Defensor del Pueblo Andaluz convencido de que su batalla en defensa de la imagen de la educación pública en Andalucía tiene fundamento. “Yo no soy un ingenuo. Soy un maestro muy crítico con los errores del sistema y conozco de sobra sus carencias y las de la educación que reciben nuestros alumnos. Pero el ejercicio de la crítica no se puede realizar a partir de la manipulación de la realidad”.

Por lo demás, Rueda ni siquiera es aún funcionario docente. Es decir, su carrera profesional puede verse seriamente dañada por la falsedad que se ha difundido sobre su competencia docente. ” ¿Qué pasa ahora si pido trabajo en un centro privado o si quiero montar una academia? “, se pregunta el maestro, sabiendo el recorrido imparable que puede tener en la red su imagen distorsionada.

EL MUNDO se ha puesto en contacto con la dirección de la revista, que se remite a la sentencia absolutoria y ha rehusado hacer ningún tipo de comentario al respecto de la misma. La publicación original con la foto manipulada fue retirada por la revista. Pero su rastro en la red es difícil de eliminar.

La falta de ortografía que obligó a un maestro a emprender una batalla contra la revista El Jueves

Con Información de El Mundo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com