La alcaldesa que reta a Tomás Gómez - EntornoInteligente

ABC de España 2 / No contó con el apoyo de la Ejecutiva federal de su partido ni tampoco con el de sus compañeros en el Ayuntamiento de Parla. Pero la socialista Beatriz Arceredillo , la número tres de la localidad, se sirvió ayer de valores democráticos, de la ley y de una buena dosis de progesterona y estrógenos para echar un paso al frente y desoír las órdenes de Tomás Gómez . Este viernes, Arceredillo fue proclamada nueva alcaldesa de Parla, sin los aplausos ni todos los votos de su bancada. Es la sustituta de José María Fraile , el regidor implicado en la Operación Púnica que la desterró a “concejala especial”, fuera de la Junta de Gobierno, por oponerse a 66 despidos del Ayuntamiento en 2011 que, dos años más tarde, tumbó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid declarándolos “ilegales”.

“Me veo convencida y preparada para sacar a esta ciudad adelante”, dijo ayer con una sonrisa y los ojos brillantes. Ante los medios de comunicación en rueda de prensa reconoció que recibió una carta de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE a las 12 de la mañana pidiéndole su renuncia para ceder el sillón a Pablo Sánchez, el número 4, el que apoya Tomás Gómez. Arceredillo contestó vía burofax a las 16.40 sobre su decisión de presentarse. No recibió respuesta, así que vio vía libre.

Diez minutos antes de celebrar la votación de la nueva alcaldesa, que se preveía fuera María José Bandera, la número dos, ésta manifestó su renuncia. La Ejecutiva federal socialista exigió su retirada tras publicar este diario que el padre de Bandera , Felipe López, había conseguido un puesto de trabajo en Cofely –la principal empresa investigada en la trama de corrupción municipal–.El progenitor obtuvo el puesto después de el Ayuntamiento, del que su hija era la dos, adjudicara a esta compañía un contrato de 66,16 millones de euros. También se le especificó a Bandera que se pretendía que Sánchez fuera el nuevo regidor.

Para conseguir este fin hasta se personaron dos diputados regionales en el salón de actos de la Casa Consistorial ayer. La “díscola” de Fraile recibió una llamada telefónica. En la sala se decía que trataban de convencerla para que no fuera alcaldesa, algo que confirmó ella después. Pese a toda la presión, más propia de la familia Corleone, Arceredillo no se amedrentó.

“Mi trayectoria política desde que comenzó ha estado marcada por mi contraposición a la gestión política de Fraile. De hecho estuve en el Gobierno apenas tres meses porque me opuse a una de las decisiones de la Junta de Gobierno y eso supuso que saliese de la misma. Desde entonces no soy miembro de la Junta, soy concejala especial, con lo cual no he estado en ninguna junta ni he podido decidir sobre ninguna de las situaciones que afectan a mis compañeros [dijo en referencia a la trama de corrupción]. Ahora que soy alcaldesa voy a tomar una dirección que creo que es la más óptima en este momento”, manifestó.

Aunque sea solo para los próximos seis meses, está legitimada por la ley electoral para ser regidora. Al no obtener ayer ningún candidato la mayoría absoluta, se convierte en primer edil el que obtuviera más votos en los comicios de 2011, es decir, Arceredillo. Pero curiosamente, sus compañeros no le dieron todos los votos. De los 11 concejales que el PSOE tiene en el Ayuntamiento, sólo obtuvo siete votos; ocho resultaron en blanco –se supone que ahí iban los 4 de Izquierda Unida–; los once del PP votaron a su portavoz, Miguel Ángel López, y un voto resultó para Juan Carlos Machuca, de UPyD, quien se votó a sí mismo al ser el único edil de la formación magenta.

El pleno de investidura de ayer, además de sorpresivo, fue tachado de “bochornoso” por parte del portavoz popular Miguel Ángel López. “El futuro de este municipio es bastante complicado porque la alcaldesa no tiene ni el apoyo de sus compañeros”, sentenció.

Con Información de ABC de España 2