Karl Jacobi, el rock de la cárcel para los 'indepes' del publicista alemán que vino de Colonia - EntornoInteligente

El Mundo / Tenso encuentro de Roger Torrent con empresarios europeos: “Acabarán en prisión”

Quién es : Nació en Colonia hace 70 años. Empresario de la publicidad retirado.

‘Su’ Cataluña : llegó a Barcelona en 1984, se casó con una catalana y tiene dos hijas.

Su gesto : En un coloquio con el presidente del Parlament, defendió la cárcel para los políticos del ‘procés’.

Su último golpe : “La charla de Torrent fue la más floja que he oído en mi vida”.

El escenario era el mismo: mesas redondas con mantel blanco, copas y cruasanes, camareros trajeados sirviendo café en el Círculo Ecuestre de Barcelona. A la una del mediodía empezó la conferencia del president Carles Puigdemont. Faltaba un año para el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y algo más para su fuga a Bélgica. Después de escucharle, un alemán orondo llamado Karl Jacobi, empresario del sector de la publicidad , 69 años, pidió el micrófono:

-¿Qué ha hecho usted en los últimos 30 años para favorecer a Cataluña?

La respuesta, resume ahora el alemán, fue: “La autopista a Tarragona”.

“Entonces yo todavía no sabía cuál iba a ser la evolución del asunto, así que no aproveché mi oportunidad”, cuenta Karl Jacobi. “Pero luego vi que los políticos independentistas no daban la cara y Puigdemont huyó a Bruselas… Inaceptable . Así que este martes vi mi oportunidad y la aproveché”.

Lo hizo. Espontáneamente, asegura. En otro de esos desayunos políticos con empresarios, organizado, como el de Puigdemont, por el Círculo de Directivos de Habla Alemana, del que es socio. Jacobi sujetaba de nuevo el micrófono con ambas manos, como apoyándose en el estómago. A unos diez metros, tras el atril de invitados le atendía esta vez el presidente del Parlament, Roger Torrent, que mantenía el tipo como podía . Rodeado de empresarios alemanes, el turno de preguntas era un ring de boxeo y ya había recibido un puñado de golpes.

“Dije lo que todo el mundo piensa y sabe pero no se atreve a decir”, asegura Jacobi con su marcado acento alemán. “Y estoy muy sorprendido con la reacción. No es nada raro lo que yo he dicho : es lo que la gente que yo conozco sabe y comenta. Parece que estoy diciendo una locura…”. Lo que dijo allí, mirándole a los ojos a Torrent:

-Hace 30 años que ustedes están mintiendo a la población y a base de estas mentiras han conseguido sus 2,2 millones de votos, por nada más. Ustedes han conseguido una desgracia que está en todas las familias, donde hay guerra entre padre, madre, hijos, etc. Ustedes han conseguido que 3.000 empresas hayan salido de Cataluña. Ustedes nos han puesto al siglo medio (sic), y vamos a tener mínimo 20 años para conseguir otra vez la fase que teníamos antes. Por lo tanto, por las mentiras y porque es contra la ley lo que ustedes están haciendo, [Redoble…] voto yo que todos ustedes van a la prisión .

Y así se ha convertido en héroe y en villano.

Quién imaginaría tan particular minuto de gloria al verlo “disfrazado” tocando la guitarra y cantando con su banda de rock, Group Sixty Six, fundada en 1966 y con la que ha actuado en todo el mundo, de Nueva York a Londres, versionando canciones de los 70 y 80. (“Phil Collins y Tina Turner son dioses”). O cuando al volante de un Lotus Elan del 65 ganó el campeonato nacional de vehículos clásicos en 1998 y 1999 (aunque en este último sólo competía él). Y quién iba a imaginarlo, sobre todo, cuando Jacobi llegó a España en 1984 . Tenía 37 años y en su país había llegado alto: era gerente de “la empresa de publicidad más grande de Colonia”. Pero como le gusta “el riesgo”, se preguntó qué otra ciudad podía atraerle. “Y resulta que esa ciudad era Barcelona”.

Karl llegó hace 34 años a Barcelona: “Digo lo que todos piensan y nadie se atreve” Ahora piden boicotearle

Ya en los años 90 apareció en la prensa española junto a un retrato suyo en blanco y negro, con bigote y ya sin pelo, como dueño de Jacobi & Partner Estrategias Creativas . “Empecé de cero”, dice, y con un lema que le ha repetido a Torrent: “En publicidad hay dos cosas totalmente prohibidas: mentir y aburrir”. Ha diseñado campañas de publicidad y marketing para instituciones como el Gobierno balear, ha trabajado “con casi todas las empresas importantes alemanas en España (Lufthansa, Deutsche Bank), con catalanas…”. Ahora está “oficialmente retirado” y sólo asesora en ComVort, una red de agencias de publicidad internacionales con sede en Alella (Barcelona).

Mientras algunos piden que lo nombren cónsul honorario de la Tabarnia imaginada, otros lo comparan con Hitler, animan a boicotear su empresa y lo conminan a abandonar Cataluña. Pero Karl Jacobi no quiere marcharse. “Aquí me casé con una mujer catalana y tengo dos niñas; una estudia en Inglaterra y la otra en Alemania . He hecho vida aquí, estoy integrado aquí. Cuando yo hablo de mi casa hablo de Cataluña. Aunque dos veces al año vuelvo a mi patria porque tengo… ¿cómo se dice? Es una palabra alemana: Heimweh (literalmente, dolor de hogar; morriña).

“La ley hay que cumplirla, es la civilización. Por eso no me arrepiento. Claro que deben ir a la prisión “. Y sigue: “Su mentalidad es de la Edad Media. En mi mundo, la gente viene de trabajar en EEUU, Japón… ¡El mundo es global!”.

Y se queda tranquilo. Hay un refrán alemán que dice: Ein gutes Gewissen ist ein sanftes Ruhekissen . La mejor almohada es una conciencia tranquila.

Karl Jacobi, el rock de la cárcel para los 'indepes' del publicista alemán que vino de Colonia

Con Información de El Mundo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi