Hace 47 años falleció Alberto Arvelo Torrealba - EntornoInteligente

YVKE Mundial / Hace 47 años falleció el poeta, político, diplomático y ensayista  Alberto Arvelo Torrealba , autor de Florentino y el Diablo , en Caracas , a la edad de 66 años.

Alberto Arvelo Torrealba  ejerció la docencia y desempeñó altos cargos públicos. Fue también Individuo de Número de la Academia de la Lengua y merecedor del Premio Nacional de Literatura, Mención Prosa, por su ensayo “Lazo Martí: Vigencia en Lejanía”.

Además su nombre estará siempre asociado a su obra poética, publicada bajo títulos como Cantas, Glosas al Cancionero, Caminos que Andan y, especialmente, el famoso corrido Florentino y el Diablo.

Arvelo Torrealba  nació en Barinas el cuatro de septiembre de 1905. Estudió Derecho en la Universidad Central de Venezuela y en 1935 recibió el título de Abogado y Doctor en Ciencias Políticas. Sin embargo, la verdadera vocación de Arvelo Torrealba se reveló en la literatura, sobre todo en la poesía, género que cultivó con calidad y esmero.

A partir de 1940 empezó a darse a conocer como poeta con su obra Glosas al Cancionero, la cual le dio una proyección nacional. En ese libro apareció la primera versión de su famoso poema Florentino y el Diablo. Posteriormente, la musicalización e interpretación vocal de dicho poema lo convirtieron en uno de los más conocidos de la poética venezolana del siglo XX.

Arvelo Torrealba también incursionó en la política y de 1941 a 1944 fue Gobernador (Presidente) del estado Barinas. Durante el gobierno del general Marcos Pérez Jiménez fue embajador de Venezuela en Bolivia y luego en Italia, de 1952 a 1955 fue nombrado Ministro de Agricultura y Cría.

Su obra poética refleja la tradición y costumbres de la región de los llanos venezolanos y la vida de sus habitantes. Tras una aparente y engañosa ubicación dentro del Criollismo y del Nativismo, Alberto Arvelo Torrealba nos ofrece una poesía de gran fuerza lírica y épica, a la cual no son ajenas las reflexiones filosóficas y existenciales, aunque sin disminuir ni enajenar la intensidad estética.

La gran popularidad de sus versos se explica por los temas sacados de la vida y del paisaje cotidiano del habitante de las llanuras venezolanas, y por el uso de formas métricas y estróficas de atractiva sonoridad y de larga tradición popular, heredada de nuestro pasado hispánico: el octosílabo, la copla, la décima o espinela, el romance… Pero sus imágenes son muchas veces herméticas, producto de una elaboración poética rica y compleja, con los recursos de una vasta cultura.

Algunos extractos de sus poemas Florentino y el Diablo es su obra más conocida, relata el duelo entre un llanero, jinete y coplero, llamado Florentino y el mismísimo Diablo. En este encuentro, un contrapunteo tuvo lugar por allá en el pueblo de Santa Inés, donde Zamora, el General del Pueblo Soberano, triunfó contra el ejército realista y en el cual, entre verso y verso, Florentino -el catire quitapesares- se enfrentó y venció al Diablo, enviándolo de vuelta al infierno.

Se dice que es en el medio del contrapunteo cuando Florentino se da cuenta de que su adversario es el Diablo. Fue así que cruzando hábilmente las coplas e improvisando mantuvo al Diablo distraído hasta el amanecer. La luz del día espantó al Maligno y fue derrotado.

Últimos años y fallecimiento Su salud a partir de 1969-1970 era deplorable. Se le había amputado una pierna. Sin embargo, conservó el sentido del humor, razón por la cual escribió una improvisada cuarteta a raíz de su operación quirúrgica:

La pata metió la pata

y tantas vainas echó,

que por torpe y por ingrata

bisturí se la sopló.

Hace 47 años falleció Alberto Arvelo Torrealba

Con Información de YVKE Mundial

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi