Fernández señala que caso argentino cambió historia de emisiones de deudas soberanas - EntornoInteligente

Emol / BUENOS AIRES.- El caso argentino sirvió para cambiar la historia de deudas soberanas, destacó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner tras la reunión del G20, al expresarse este lunes a través de las redes sociales, mientras permanece en reposo por una infección intestinal. “El caso de la Argentina ha servido ya efectivamente para cambiar la historia de las emisiones de deudas soberanas”, tuiteó la mandataria tras reunirse en la residencia oficial de Olivos con el ministro de Economía, Axel Kicillof, a su regreso de la Cumbre del G20 en Brisbane, Australia. A raíz de la infección intestinal por la que estuvo hospitalizada una semana hasta el 9 de noviembre, seguido por un reposo de 10 días en la residencia de Olivos, Fernández no pudo ir a la reunión del G20 y viajaron en su lugar Kicillof y el canciller, Héctor Timerman. La jefa de Estado destacó la declaración final del G20 que reconoció, como pedía Argentina, la necesidad de cerrar las lagunas para impedir que los fondos especulativos se aprovechen en los procesos de reestructuración de deuda. “Por primera vez en la historia del G20 la cuestión de la reestructuración de deudas soberanas fue planteada en el comunicado final”, expresó. En ese comunicado, los mandatarios de las principales economías del planeta pidieron que se “refuercen las cláusulas de acción colectiva y ‘pari passus'” en la suscripción de deuda, para que se acepte el principio de que todos los acreedores deben ser tratados de la misma manera en caso de reestructuración, “en base igual o proporcional”. La otra cláusula que el G20 pidió introducir es forzar a los “holdouts” (inversores que rechazan la negociación) a que acaten la reestructuración que ha aceptado la mayoría de acreedores. “Hoy hay aproximadamente 1 trillón de dólares de deuda en denominación  norteamericana de bonos emitidos con esta misma cláusula pari pasu, tan  arbitrariamente interpretada por el juez (de Nueva York, Thomas) Griesa”, apuntó. Y advirtió que “cualquiera de esas deudas, si fueran reestructuradas, tendrían el mismo problema que tuvo la deuda argentina”. El juez Griesa dictó una sentencia a favor de fondos especulativos que  obliga a Argentina a pagarles 1.330 millones de dólares. Esos fondos llamados ‘buitres’, que litigaron en Nueva York integran el 7% de los que rechazaron el canje de 2005 y 2010 que fue aceptado por el 93% de los tenedores de bonos en default desde 2001.

Con Información de Emol