Federales cuidarán casetas en Guerrero - EntornoInteligente

El Universal / [email protected] Chilpancingo, Gro.— A 122 días de la masacre de Iguala y desaparición forzada de 43 estudiantes de Ayotzinapa, elementos de la Policía Federal iniciaron un operativo en Chilpancingo y Acapulco, a fin de resguardar las casetas de la Autopista del Sol que han sido tomadas por las organizaciones que se han sumado a la exigencia de la presentación con vida de los normalistas.

Los agentes tienen la orden de impedir las tomas de los módulos de cobro y desalojar bloqueos carreteros.

De acuerdo con un mando de la Policía Federal, el operativo es “Blindaje de la Autopista del Sol”. Son 200 oficiales destinados para la caseta de La Venta en Acapulco; y Palo Blanco y Paso Morelos, en Morelos; 80 más harán recorridos de la caseta de Palo Blanco a Chilpancingo y de la comunidad rural de Chilpancingo, El Ocotito, hacia Palo Blanco.

La consigna que tienen los gendarmes, revelaron, es que si llegan manifestantes, los policías harán acto de presencia. Primero pedirán que se retiren, de lo contrario, apegados a protocolos en ese tipo de casos, los desalojarán, dijo un oficial de la corporación.

De hecho, en una de las acciones los elementos pidieron a un grupo de manifestantes que se retiraran de la caseta de peaje, y éstos accedieron sin que se registraran incidentes.

Ayer, alrededor de las 11:00 horas, arribaron para realizar los recorridos a Chilpancingo y al menos otros siete autobuses con policías federales se dirigían al puerto de Acapulco.

Según el mando consultado por EL UNIVERSAL , únicamente emplearán escudos y toletes, el equipo antimotín, no acudirán armados a realizar sus recorridos, sólo ocuparán su fuerza física en caso que sea necesario.

Minutos después del arribo de los federales, un grupo de encapuchados que se identificó como parte de la Asamblea Nacional Popular (ANP) llegó al Maxitúnel, en Acapulco, donde un grupo de policías federales de la división Gendarmería impidió la toma.

Sobre esta medida, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) consideró que “no es la forma” de controlar las tomas de casetas de cobro, con la presencia de elementos de la Policía Federal.

Walter Emmanuel Añorve, de la Comisión Política de la CETEG, aseguró que las tomas de casetas, por lo menos en su organización, se han realizado para obtener recursos y continuar con la exigencia de la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. “No es un fin, ni una actividad del movimiento”.

Sin embargo, consideró incorrecto que la Federación, como medida para que no se tomen más las casetas, haya enviado a más de 200 elementos, pero reconoció que sí hay organizaciones que lucran con esos recursos.

Con Información de El Universal

Entornointeligente.com